Top 10

10 rockeros que, literal, revivieron de entre los muertos

Los excesos y accidentes llevaron a estos músicos al más allá, pero milagrosamente, resucitaron para contar su experiencia con la muerte…
Carolina Mejia | 19 de Febrero de 2019 | 05:00
música, rock, historias de rockeros, rockeros que murieron, excesos, músicos que murieron, clínicamente muertos, sobredosis, slash, ozzy osbourne
Fotos: AP

La vida de un rockero va de la mano con las emociones extremas y un estilo de vida lleno de excesos. A veces, estas situaciones llevan a los músicos al borde entre la vida y la muerte, llevando a estos talentosos artistas al más allá.

Gracias a la intervención de los equipos médicos o de plano, por un milagro, aún tenemos a estos rockeros en el reino de los vivos. Eso sí, hay algunos que a pesar de este roce con la muerte siguieron con las fiestas desenfrenadas.

Te puede interesar: 10 fotos que demuestran que los rockeros también llegan al altar

Muchos músicos que han sido declarados clínicamente muertos hablan de experiencias espirituales. A ciertas estrellas, su propio fallecimiento les sirvió como llamada de advertencia para cambiar sus hábitos.

Por eso en De10.mx te presentamos un conteo con 10 rockeros que estuvieron muertos y vivieron para contarlo:

1. Slash (Guns N'Roses)

Al guitarrista de Guns N'Roses se le fue la mano durante una juerga en 24 de septiembre de 1992. Luego de un concierto en el Oakland Stadium, el músico salió de su habitación de hotel y perdió el conocimiento. “Me desperté cuando los desfibriladores me golpearon el pecho”, comentó Slash. El corazón del músico se detuvo por ocho minutos. “Recuerdo la luz intensa en mis ojos y un círculo de gente a mi alrededor".

Foto: AP

2. Nikki Sixx (Mötley Crüe)

El 23 de diciembre de 1987, el bajista de Mötley Crüe, Nikki Sixx, también tuvo una experiencia cercana a la muerte luego de una fiesta descontrolada. En plena parranda, se desmayó y escuchó como alguien gritaba ¡Lo estamos perdiendo!

“Miré hacia abajo y me di cuenta que había abandonado mi cuerpo", comentó el músico. Sin embargo, un enfermero lo trajo de vuelta a la vida con dos inyecciones de adrenalina clavadas en el pecho. En la radio, ya se había anunciado su muerte, rompiendo el corazón de cientos de fanáticos.

Foto: AP

3. Phil Anselmo (Pantera)

El vocalista de Pantera sufrió una sobredosis en 13 de julio de 1996, cuando su banda estaba en la cima del éxito. En el camerino del Starplex Arena de Dallas, Anselmo fue declarado clínicamente muerto durante casi cinco minutos, tras entrar en paro cardíaco. Afortunadamente, los paramédicos lograron revivirlo. “Me lo tomo como una señal de que no puedo ser irresponsable nunca más”, señaló en un comunicado.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Philip H Anselmo (@philiphanselmo) el

4. Josh Homme (Queens of the Stone Age)

En 2010, el líder de Queens of the Stone Age se sometió a una operación rutinaria de rodilla. Sin embargo, las cosas se complicaron con la anestesia y estuvo clínicamente muerto en el quirófano durante algunos instantes. El golpe emocional para el músico fue devastador. “No pude levantarme de la cama en meses y los dos siguientes años fueron de frustración y angustia", relató.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de QOTSA (@queensofthestoneage) el

5. Al Jourgensen (Ministry)

El músico de la banda de metal ha sido certificado como muerto en tres ocasiones. Aunque reconoce que en una de estas “muertes” sí sintió un cambio espiritual, “en las otras dos, creo que sencillamente estaba demasiado jodido como para saber que estaba muerto”.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Ministry (@weareministry) el

6. Don Powell (Slade)

En el verano de 1973, el baterista del grupo inglés sufrió un accidente automovilístico. Desgraciadamente, su novia perdió la vida de manera instantánea, mientras que Powell fue trasladado al Wolverhampton Royal Hospital. El artista pasó los siguiente seis días en coma y durante este tiempo, su corazón dejó de latir en dos ocasiones. 

Los médicos tuvieron que perforar su cráneo para aliviar la presión en su cerebro. Powell también tenía rotos los brazos, las piernas y las costillas. Cuando despertó, no recordaba si él había ido al volante del auto accidentado o si una tercera persona estuvo involucrada en el hecho.

Foto: Jamiespilsbury/Wikicommons

7. Dave Gahan (Depeche Mode)

En 1996, el vocalista estuvo clínicamente muerto por dos mintutos debido a una sobredosis. Se encontraba en el hotel Sunset Marquis de Los Ángeles y de acuerdo con su relato, sabía justo lo que estaba pasando. "Me encontraba flotando justo debajo del techo y pude observar lo que ocurría debajo de mí, con el equipo médico corriendo alrededor de mi cuerpo para intentar salvarme", declaró

Foto: AP

8. Aaron Lazar (The Giraffes)

Cuando iba al volante sobre el Manhattan Bridge en 2005, el líder de The Giraffes sufrió una muerte cardíaca súbita. Su novia, quien también iba en al auto, llamó a una ambulancia. Una vez a bordo del vehículo de emergencia, lo revivieron con un desfibrilador, pero al llegar al hospital su corazón volvió a detenerse.

De puro milagro, al día siguiente recuperó la consciencia. Los médicos le informaron que  “formaba parte del escueto cinco por ciento de personas que sobreviven al síndrome conocido como muerte cardíaca súbita”.

9. Taylor Hawkins (Foo Fighters)

Hace quince años, el baterista era aficionado a las fiestas y los excesos. Esta conducta lo llevó a tener una sobredosis en 2002, que le provocó dos semanas en coma. Durante toda su recuperación, Hawkins tuvo a su compañero y amigo Dave Grohl al pie de su cama.

Taylor Hawkins, izquierda, acompañado de Dave Grohl, a la derecha. (Foto: AP)

10. Ozzy Osbourne

No fueron ni las adicciones ni las drogas lo que llevó a Ozzy Osbourne al borde de la muerte en 2003. El rockero tuvo un accidente a bordo de un quad (vehículo de cuatro ruedas parecido a una moto) que conducía. El quad se volcó y le cayó encima, rompiéndole el cuello, la clavícula y ocho costillas.

Sus pulmones se encharcaron y estuvo sin respirar y sin pulso durante algo más de un minuto. Su guardaespaldas personal lo reanimó y luego lo llevó hasta una ambulancia. Al romperse, la clavícula había seccionado la arteria principal del brazo y por un tiempo pensaron que tendrían que amputarlo. 

Foto: AP

Con información de El País

Tienes que ver este video:

Comentarios

LO MEJOR DE DIEZ.mx

 
 

Tienes que ver esto