Top 10

10 razones para darle una oportunidad al live action de “El Rey León”

A 25 años de la película original, llega este live action que fue calificado como “innecesario”, pero el resultado en pantalla es sorprendente
Maricela Flores | 18 de Julio de 2019 | 13:27
El Rey León, razones, cine, mufasa, Simba, disney, película animada,live action, cine,
Cortesía: Disney.

El rey ha vuelto… 25 años después y en un formato más realista. Disney tomó un reto enorme al decidir hacer un live action de una de sus cintas icónicas y el riesgo era alto. La película original de El Rey León (1994) se convirtió en la favorita de millones de personas y hacer esta “nueva versión” ya tenía polarizada a la audiencia: o la amarían o la odiarían.

Ante las altas expectativas sobre la cinta, Disney no quería defraudar y el presupuesto para la producción fue de 250 millones de dólares y reunió un elenco de voces de primer nivel, en el que destaca la cantante Beyoncé.

Para este filme se vuelve a contar la historia de Simba (interpretado por Donald Glover como adulto, y por J.D. McCray como niño), un joven león que desde cachorro es preparado por su padre Mufasa (James Earl Jones), para erigirse como el rey de la sabana africana.

Cuando Mufasa muere a manos de su malvado hermano Scar (Chiwetel Ejiofor), se culpa a Simba y el príncipe huye, pero deberá regresar para restablecer la paz y tomar su lugar como líder.

Este live action de El Rey León busca atraer nuevos fans y, a los que ya lo eran, recordar por qué amaron la película original. Para algunos se trata de un trabajo innecesario, pero el resultado es hermoso y digno de verse en la pantalla grande, es por eso que te damos 10 razones por las que no puedes perderte esta cinta...

1. Es fiel al clásico

Hay quienes piensan que la verdadera esencia de un live action es contar la historia original, pero con personas o animales “reales”. Y con el clásico de Disney, esto se cumple, pues resulta muy fiel a su versión animada.

2. Timón y Pumba

Este par te va a fascinar, pues en varios momentos se roban la película. Aunque físicamente no se parecen a los que conocimos en el clásico de Disney, el humor y la chispa que los caracteriza no se pierden en lo absoluto. Ellos son sinónimo de carcajadas garantizadas.

(Cortesía: Disney)

3. Montaña rusa de emociones

Como ya decíamos, es super fiel a la cinta original, y aunque se trate de un live action, hay escenas que no pierden su esencia, como la de Mufasa. Si lloraste con la versión de 1994, prepárate, porque aquí las emociones también están a flor de piel. Pero no todo es drama y llorar, las secuencias divertidas están a la orden del día y las vas a disfrutar enormemente, te lo aseguramos.

4. Hiperrealismo

Estamos ante una película que si bien era innecesaria, termina cumpliendo con su objetivo: llevarnos de nuevo a la infancia. Aunque podría decirse que se trata de un "refrito", el hiperrealismo de cada uno de los animales y los paisajes de la sabana africana nos dejan muy sorprendidos. Es un refresh a la historia que vale la pena experimentar.

(Cortesía: Disney)

5. El soundtrack

Simplemente lo vas a amar… Cada una de las canciones que interpretan los personajes, mínimo, te harán mover los pies, pero te podemos asegurar que al escuchar melodías como Hakuna Matata o The Lion Sleeps Tonight, vas a querer cantar. Otros temas como Spirit o Circle of Life te erizarán la piel.

El Rey León: 10 datos que demuestran que es la cinta más exitosa de Disney

6. Beyoncé/Nala

Si ves la versión doblada al español, debes saber que Carlos Rivera le da voz a Simba y Fela Domínguez a Nala. Pero si no vas con niños al cine, te recomendamos verla en inglés y subtitulada, pues el cast de voces no tiene comparación. Quien resalta, evidentemente es Beyoncé, quien presta su voz a Nala y, cuando canta, te dejará con la boca abierta.

7. Girl Power

Como ya es costumbre en las recientes producciones de Disney, hay al menos una escena en la que nos queda de manifiesto el poder femenino. Y obviamente, la figura central de dicha secuencia, es Nala.

8. Técnica de filmación

En el rodaje se empleó una novedosa técnica, pues fue filmada por un equipo tradicional de técnicos, el cual trabajó dentro de un mundo virtual en tres dimensiones. Es decir, tanto realizadores como actores se colocaban cascos de realidad virtual para “entrar” en una sabana africana artificial, para filmar las escenas o mirar las versiones “en bruto” de Simba y sus amigos. Esta inmersión les permitía visualizar la película durante el propio rodaje y realizar ajustes, cita prensa libre.

(Cortesía: Disney)

9. Las hienas

Debemos resaltar que en esta cinta se les da un mayor peso, pues no son presentadas como simples soldados obedientes, sino que se trata de una comunidad marginada que vive molesta por el dominio de los leones en tierras que deberían ser suyas. Aquí hay una trama secundaria sobre la hiena Shenzi, la cual se agradece, pero al final no llega a ninguna parte.

10. El valor de la familia

Como en todas sus cintas, este live action está lleno de mensajes positivos (sí, a pesar de la trama). Pues como en la cinta original, nos hace ver el sentido y valor de la amistad, así como de la valentía para enfrentarte a tu propia familia.

(Cortesía: Disney)

VIDEO:

Comentarios

 

Tienes que ver esto