Top 10

10 mujeres talentosas que vivieron a la sombra del éxito de sus parejas

Fueron opacadas por el desarrollo profesional de sus cónyuges, quienes no las dejaron explotar su capacidad al máximo ni ser reconocidas...
Estephanie Gutiérrez | 8 de Marzo de 2020 | 06:30
mujeres talentosas que vivieron a la sombra del éxito de sus parejas
Simone de Beauvoir, Yoko Ono y Elena Garro. (Fotos: El Universal/ AP/ El Universal)

La relación entre un hombre y una mujer puede complicarse por diversas razones que ni siquiera nosotros mismos entendemos, pero si sumamos a ello la dificultad de estar al nivel intelectual de la pareja, las cosas se pueden poner color de hormiga.

Muchas mujeres se ven opacadas por los logros de su pareja, por el crecimiento profesional en diversos ámbitos que las relegan a ser “la pareja de alguien”, pero que no tienen el reconocimiento necesario, a pesar de que su obra haya sido tan genial o mejor que la de sus amores, mucho tiene que ver la tendencia al machismo que priva aún y desde hace muchos años en el mundo entero.

Este es un recuento de mujeres talentosas, profesionalmente atractivas, fuertes e inteligentes que no fueron reconocidas al nivel de sus parejas y les tocó vivir en la sombra, lo quisieran o no.

1: Elena Garro

Contrajo nupcias en 1937 con Octavio Paz. Boda a la que Elena habría sido obligada, luego de que Paz la raptara para tomarla en matrimonio. Ambos eran del mismo círculo intelectual, viajaron por España y convivieron con Silvestre Revueltas y Pablo Neruda. Ambas personalidades del matrimonio eran tan fuertes que los llevaron al divorcio. Elena desarrolló su talento, pero nunca al mismo nivel que el premio Nobel. En el Movimiento Estudiantil de México 68, Elena fue acusada de sublevar a los asistentes a la Plaza de las Tres Culturas, lo que la obligó a exiliarse en Madrid, donde tuvo que pedir limosna para sobrevivir. Sus textos la convierten en la segunda mujer más importante en las letras mexicanas, solo por debajo de Sor Juana Inés de la Cruz.

 

Foto: Archivo El Universal

2: Zelda Sayre

La esposa y musa de F. Scott Fitzgerald, una mujer desenfadada que quería una vida muy diferente a la que tuvo con el escritor. Su existencia transcurrió entre una relación conflictiva llena de infidelidades y alcohol. Fue acusada por otro escritor, Hemingway, de destrozar la vida de su marido, que murió de un ataque al corazón. Zelda tenía vena de escritora e hizo su propio diario para narrar el calvario que vivía con su infiel pareja, pero éste se lo prohibió. La mujer murió en 1948 en un psiquiátrico, tras estar internada al sufrir de esquizofrenia.

 

Foto de Wikipedia Commons

3: Frida Kahlo

La pintora es sin duda una de las más grandes de América Latina, pero su trabajo se vio opacado desde siempre por el de su marido Diego Rivera, que fue el más grande de sus promotores, pero quien no creía en su obra. Como su esposa compartió con él no sólo la cama sino sus ideales comunistas y sufrió por las infidelidades de un matrimonio marcado por la desdicha. La obra de Kahlo estuvo influenciada por la de Rivera, pero fue hasta la muerte de ella que ésta sobresalió y fue reconocida casi al mismo nivel que la de su pareja, pero no durante su vida. Kahlo sufrió durante su amor con Diego, una relación tan conflictiva como amorosa.

10 mujeres exitosas que están casadas con hombres famosos

 

Foto: Archivo El Universal

4: Yoko Ono

Yoko es conocida porque se cree que ella rompió a la banda más importante del siglo XX, pero más allá de eso, la viuda de John Lennon tenía una obra conceptual sumamente importante que no terminó de desarrollar cuando se involucró con el Beatle. A pesar de que nunca dejó de trabajar casada y tras la muerte de Lennon, el movimiento artístico que promovía con el conceptual art y el performance nunca ha sido reconocido pues se le conoce mayormente por su matrimonio con el músico. La sombra de su marido la ha seguido por todo su camino.

 

Foto: AP/Ronald Zak

5: Gabrielle Émilie Le Tonnelier de Breteuil

Mejor conocida como la marquesa de Châtelet, fue una matemática y física francesa que mantuvo una relación con Voltaire, con quien comenzó el contacto desde niña, pero inició una relación amorosa cuando ella tenía 27 años. Su gran mente la coloca como la traductora de Newton y ha sido comparada con Horacio, pero el amorío con el intelectual que mantuvo por 15 años la sumió en la sombra. Endeudada y sola murió sin el reconocimiento pleno de su obra.

 

Foto: Wikipedia

6: Mary Livingstone

En el campo de la exploración, Mary cruzó el desierto de Kalahari y viajó alrededor del mundo con su esposo David, pero siempre estuvo eclipsada por la fama de él. Mary fue la compañera inflatable de su marido por cada una de las peligrosas expediciones que realizó, hasta que murió por la malaria que contrajo en el río Zambesi, pero jamás le han sido reconocidos los logros al nivel que a su marido sí. Incluso en su tumba aparece un letrero que la reconoce como “La esposa de David Livington”.

 

Foto: Wikipedia

7: Celia Sánchez

Conocida como Norma, Lilia, Carmen o Caridad, tuvo uno de los papeles más importantes en la Revolución Cubana, pero se le recuerda más por haber sido la amante de Fidel Castro. Fue la asistente y la cuidadora de Castro durante las batallas cruciales del líder. Desde joven organizó una red de colaboradores campesinos que comandó de la mando de Fidel. Su influencia política dentro del gobierno fue decisiva, pero no se le ha reconocido más que por la relación romántica que tuvo con el líder.

“Mujeres consuelo”, el caso de esclavitud sexual que llena de vergüenza a Japón

 

Foto de Maxence en Flickr

 

8: Mileva Maric

La primera esposa de Albert Einstein, quien la definía como “desconcertantemente buena como matemática”. Fue el apoyo y soporte para una de las teorías más importantes del mundo de la Física, la de la Relatividad. Sus trabajos no pasaron a la historia como el nombre de su famoso marido, pues su talento comparado con el del genio siempre estuvo opacado. Fue la primera estudiante mujer que ingresó al Instituto Politécnico de Zurich, pero abandonó su trabajo para cuidar al segundo hijo que tuvo con Albert, debido a la esquizofrenia que sufría.

 

Foto de Wikipedia Commons

9: Martha Gellhorn

Una relación en medio del amor y el odio con Ernst Hemingway. El escritor buscaba una mujer inteligente y bella que estuviera al pendiente de su cuidado, y Martha cumplía con las primeras dos, pero no con el tiempo para dedicarse al autor. Era corresponsal de guerra y cubrió algunos de los más importantes conflictos del siglo XX. Se casó con Ernst en 1940, pero no convivía mucho con él por su labor. La superioridad de la que presumía el escritor (y olvidado periodista) hizo que le preguntara a su mujer: ¿eres corresponsal de guerra o esposa en mi cama?. Permanecieron juntos por sólo 5 años y en 1945 firmaron el divorcio.

 

Foto: AP

 

10: Simone de Beauvoir

Fue pareja por más de 50 años de Jean Paul Sartre, quien gobernó en la relación con sus ideas del existencialismo. Simone y Jean Paul mantenían una relación complicada para el mundo, pero muy simple para ellos. Él se dedicaba al cien por ciento a su trabajo de investigación y escritura, mientras ella hacía del tiempo que podía para hacer su propia obra. A pesar de su desconocimiento fuera de Francia, Simone desarrolló ideas tan fundamentales para la Filosofía como las de su pareja, ideas que la convirtieron en un símbolo de la lucha femenina frente a la preponderancia del hombre. A pesar de su genial discurso, Simone nunca ha sido tan reconocida como su famoso amor.

 

Foto: Archivo El Universal

Con información de BBC

 

VIDEO:

Comentarios

 
 

Tienes que ver esto