24 / septiembre / 2021 | 13:52 hrs.

10 mujeres que fueron estafadas al comprar ropa por Internet

No todos los sitios de venta online son un fraude… ¡Para que no te pase esto, checa las recomendaciones que tenemos para ti!

Estephanie Gutiérrez 09/07/2015 19:02 Actualizada 09:04

Comprar por Internet siempre puede representar un riesgo, pues el hecho de no ver físicamente un objeto, una prenda o un mueble, puede hacer que no estemos al 100% conscientes de cómo lucirá en nuestra casa, de si se nos verá o no bien, cuál es el material del que está hecho; por ello es necesario que aumentemos la seguridad no sólo de nuestra computadora, sino también de que lo que adquirimos, en efecto, valga la pena el gasto.

Estas son algunas recomendaciones proporcionadas por la página de PayPal en las cuales podrás ver que comprar en línea es casi necesario en estos tiempos, pero si decides hacerlo deberás ser sumamente cuidadoso.

1: Obtén mayor información sobre los vendedores. Busca revisiones de otros compradores. Muchos sitios de comercio electrónico tienen sistemas de votos que incluyen comentarios y clasificaciones de otras personas.

2: Haz preguntas. Espera a ver los comentarios sobre un artículo antes de hacer una compra o una oferta. Una buena comunicación ayuda a asegurar una transacción sin problema.

3: Busca una política de devoluciones. Si no hay publicada una política, pregunta al vendedor si hay un límite de tiempo para devolver un artículo y si se ofrece un reintegro total o un crédito de mercancías.

4: Artículos con gran demanda o valor muy alto. Los productos difíciles de encontrar o caros requieren una precaución especial. Realiza un check antes de realizar la compra.

5: Retraso en el envío. No pierdas de vista la fecha de entrega recomendada.

6: Ofertas no solicitadas. Recibir un correo electrónico no solicitado de un vendedor con un producto similar a aquel por el que acaba de hacer una oferta podría ser indicativo de fraude. ¡Aguas!

7: Demasiado bueno para ser verdad. Si es demasiado bonito para ser cierto, es posible que lo sea. Esto incluye a vendedores que ofrezcan precios muy bajos o grandes cantidades de artículos imposibles de encontrar.

8: Compra en páginas conocidas y con certificados de seguridad. Existen muchas tiendas que no cuentan con una marca de respaldo y que podrían ser fraudulentas. Investiga primero.

9: Siempre que estés por comprar algo, ten en cuenta que las ofertas por Internet no siempre son las mejores. De preferencia compara los precios con los de tiendas físicas y evalúa qué ventajas ofrece un sitio.

10: Finalmente, cuando hayas hecho cualquier compra, lo mejor es estar al pendiente del estado de cuenta del banco en todo momento. ¡No queremos un robo!

Este es un ejemplo de lo que no debes hacer, y lo que en la vida real le pasó a chicas que compraron en tiendas “chafas” online…

Con imágenes de notinerd.com

Tags

 

Comentarios