Top 10

10 juegos infantiles “satánicos" que seguro recuerdas

¿Miedo, satanismo o pura invención? Eran lo más terrorífico y prohibido que podías jugar…
Estephanie Gutiérrez | 28 de Mayo de 2015 | 08:00

Cuando eres niño o adolescente, te encanta romper las reglas, ser diferente, acercarte a lo prohibido, por muy malo que esto pueda ser para ti. Retar las indicaciones que te dan tus papás, suena divertido, pues la adrenalina juega un papel importante en la decisión de portarte mal, sabes que te pueden castigar, te irá  mal, pero ¿valdrá la pena?

En el desafío de los juegos, a los niños les encanta el peligro, todos lo sabemos, pues travieso es una palabra unida al significado de ser un pequeño, lo cierto es a que a veces no medimos el riesgo, como es este caso.

¿Recuerdas la Ouija? ¿Alguna vez la jugaste?  Bueno, el tablero de la Ouija es uno de los mayores juegos “satánicos” con los que te entretienes cuando eres pequeño, prohibidísimo, pero muy recurrente.

El 28 de mayo de 1890 el estadounidense Elijah Jefferson Bond registró la patente del tablero, como su inventor, y a William H. A. Maupin y Charles W. Kennard como titulares., Kennard creó la empresa para la fabricación del tablero y comenzó a vender los primeros ejemplares en ese año. Kennard inventó asimismo el nombre ouija, afirmando que era una palabra egipcia que significaba ‘mala suerte’ (lo cual no es cierto).

Posteriormente, la patente fue vendida a William Fuld, antiguo empleado de Kennard, cuya compañía comercializó el juguete hasta que Parker Brothers adquirió los derechos en 1966. Fue Fuld quien afirmó que la palabra ouija era una mezcla de los vocablos oui y ja, que significan ‘sí’ en francés y alemán respectivamente.

El tablero es así, la ouija tiene un triángulo en medio y todos los jugadores ponen sus dos dedos índices en el triángulo; cada uno hace una pregunta y a cada lado del tablero hay un y, del otro lado, un NO; arriba un HOLA y abajo un ADIÓS y en forma circular las letras del abecedario. De acuerdo con la pregunta el triángulo se mueve respondiendo letra por letra.

Pero la ouija no es el único de este tipo de juegos, en el equipo de De10.mx hicimos un recuento de los juegos que recordamos en la niñez y que solían ser catalogados como “del demonio”. Puede ser que en realidad nunca hayamos contactado a nadie, pero la sola idea es interesante.

Con la moda de Charlie Charlie, mira los juegos que fueron nuestros favoritos y dinos cuál nos faltó…

1: Charlie Charlie

Es una versión simplificada de la Ouija, en una hoja de papel  las palabras SI y NO e invocar a Charlie, un espíritu que está dispuesto a contestarte, pero también a poseer tu alma.

2: La Ouija

Cuando éramos niños, no había nada más terrorífico que este juego. La idea es un tablero con letra y números que puede hacer que se logre un contacto con espíritus de algún difunto. Si se hace el contacto, la tabla debe moverse para indicar con quién estás hablando y que te quiere decir.

3: Ligera como pluma, dura como tabla…

Es el juego que podemos ver en la cinta The Craft (Jóvenes brujas), en el cual debes hacer un cruz judía y con un grupo de personas colocadas en la cabecera, en los pies y a los costados de una persona que debe estar recostada sobre la cruz, todos deben tratar de levantar al sujeto solo con las yemas de los dedos hasta que ésta flote, mientras repiten “Ligera como pluma, dura como tabla”.

4: Decir un nombre 3 veces

Según algunos conjuros, la idea es concentrarte en cada aspecto de una persona, viva o muerta, estar tan concentrado y tan convencido de que al decir el nombre de esa persona cualquiera que sea, se aparecerá frente a ti; como ocurre en la cinta de Beetlejuice.

5: Aparecer frente a un espejo con una vela

Las noches ideales para hacer esto era cuando no había luz en casa, el juego consiste en pararte frente a un espejo, solo con una vela en las manos, cerca de tu rostro, en el espejo deberá aparecer la imagen de cómo te verás cuando seas anciano o podrás ver la forma en que morirás. ¿Lo intentaste? ¿Qué viste?

 6: El juego del libro

Está basado en la misma dinámica de Charlie y la de la Ouija, tú preguntas algo, lo que sea, con un libro a la mano, cuando hagas la pregunta, el libro se abrirá en una página indicada y pondrás tu dedo en una frase, la que sea y con esa frase, se responderá tu pregunta. 

7: Juego de las manos

Se necesitan dos personas y la idea es que una de ellas esté colocada con la espalda en una pared, la otra haga chasquir los dedos mientras hace la señal de una cruz, a fin de que con sus manos comience a elevar las manos de la otra persona, sin tocarla. ¿Lo jugaste con tus amigas en la secundaria? 

8: Libro, hilo y tijeras

¿Cloe para donde es sí? Necesitas como lo dice el juego un libro, unas tijeras y un hilo. Debes amarrar el libro con el hilo y colocar justo en medio las tijeras, de manera que el libro quede colgando y puedas colocar tus dedos debajo de los orificios de las tijeras. Cuando le hagas la pregunta a Cloe, el libro se moverá, sin necesidad de que tú lo hagas  y con eso te dará la respuesta. 

9: Tres palitos

Tienes que contar con seis lápices de diferentes colores, el juego es con dos personas, una pone sus tres lápices y la otra lo mismo para completar la forma de un rectángulo. Si el rectángulo se  mueve hacia arriba indica que estás ante la presencia de un espíritu, al cual puedes preguntarle lo que quieras.

 

10: Las sesiones espiritistas

Aquí sí era necesario acudir con un “médium” para ver cómo contactaba a un espíritu, el problema es que si el espíritu no se va y se abre una puerta a otro mundo, tu destino cambiará. ¿Podría ser?

 

¿Qué otro juego “satánico” recuerdas de tu infancia?

Comentarios

LO MEJOR DE DIEZ.mx

 

Tienes que ver esto