30 / noviembre / 2021 | 22:08 hrs.

10 insólitos casos de cadáveres que permanecieron intactos

Ya sea por efectos naturales o por ser sometidos a un proceso químico, estos difuntos no sufrieron descomposición después de su muerte

Maricela Flores 01/12/2016 06:00 Actualizada 15:34

Cuando una persona muere, inmediatamente inicia el proceso de descomposición, el cual es desagradable a la vista y al olfato, y aunque es algo esencial en la naturaleza, no todos atraviesan esta etapa de la misma manera.

Para empezar, el corazón deja de latir, la sangre ya no circula por el cuerpo, por lo que se coagula. Esto hace que el cuerpo pierda temperatura y los músculos comienzan a endurecerse, algo que se conoce como rigor mortis.

Luego, las células muertas se rompen y comienzan a liberar diversas sustancias que son como un caldo de cultivo para las bacterias y hongos que se encargarán de descomponer el cuerpo, disolviendo los tejidos.

El cuerpo se puede hinchar debido a la acumulación de gases, mientras que la piel se va marchitando. La duración de este proceso varía de acuerdo a diversos factores, como el clima. De hecho, las condiciones climáticas pueden hacer que esto se produzca o no, generando así la conservación del cuerpo.

Hay varias circunstancias por las que la putrefacción de un cuerpo puede detenerse, y como mejor ejemplo está el embalsamamiento y la momificación.

En De10.mx te traemos 10 curiosos e insólitos casos de cadáveres que nunca llegaron a descomponerse ¡Te sorprenderás!

1. El Hombre de Tollund

Este cuerpo fue descubierto en Dinamarca el 6 de mayo de 1950, y se cree que pertenecía a uno de los pueblos escandinavos, en plena Edad de Hierro prerromana. Es considerada como la momia más bella del mundo.

2. Santa Catalina Labouré

Esta religiosa se hizo conocida cuando reveló que la Virgen María se le apareció y le pidió crear una medalla con su imagen, la cual usan muchos católicos. Murió en 1876, pero en 1933 su cadáver fue exhumado como parte de un proceso de beatificación. A pesar de llevar 57 años muerta, el cuerpo estaba en perfecto estado de conservación. Hoy en día se exhibe en la Capilla de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa, en París, Francia.

3. Santa Zita

Ella pasó su vida cuidando a aquellos que lo necesitaban. Murió en 1272, pero cuando fue exhumada en 1580, su cuerpo estaba íntegro. Fue canonizada en 1696 y se exhibe en la Basílica de San Frediano en Lucca, Italia.

4. Santa Bernadette de Lourdes

A pesar de que murió en 1879, 40 años después su tumba fue abierta causando una gran sorpresa, ya que su cadáver permanecía intacto. Lo curioso es que los crucifijos de plata con los que fue enterrada sí estaban oxidados. Su cuerpo puede verse en el Convento de Nevers, dentro de un féretro de cristal.

5. Lady Xin Zhui

Es probablemente una de las momias mejor conservadas del mundo. Fue esposa de un político de la Dinastía Han, y murió en el año 163 a.C. por complicaciones cardiacas. Su cuerpo conserva sangre vieja en sus venas.

6. Rosalía Lombardo

Esta pequeña murió en 1920 a los dos años de edad. Gracias a que fue embalsamada con formol, alcohol, ácido salicílico y glicerina, su cuerpo permanece así hasta el día de hoy y es conservado en las Catacumbas Capuchinas de Palermo, en Sicilia.

7. Dashi-Dorzho Itigilov

Se trató de un monje budista de origen ruso que antes de morir, en 1927, pidió dos cosas. La primera, que lo enterraran en la misma posición en que lo encontraron muerto. La segunda, que lo exhumaran años después. Cuando lo desenterraron estaba intacto, quizá porque el cuerpo fue cubierto con sal.

8. Vladimir Lenin

Murió el 21 de enero de 1924. Su cuerpo fue embalsamado y yace en un mausoleo creado especialmente para él. Desde entonces se exhibe en la Plaza Roja de Moscú. El cadáver requiere de mantenimiento, por lo que recibe inyecciones y baños químicos.

9. Santa Caterina da Bologna

Dicen que esta religiosa tuvo visiones de Jesús y del Diablo durante un día de Navidad. Pero tras su muerte, en 1463, su cuerpo fue enterrado sin un ataúd que lo protegiera. Luego de varios años, se le habría aparecido a una monja para pedirle que “sentaran” su cuerpo sin vida. Al ser exhumada en 1712, no tenía señales de descomposición. El único cambio estaba en su rostro, el cual se veía de un tono más oscuro.

10. La Doncella

Antes de que los europeos llegaran a América del Sur, una joven inca fue llevada a una ceremonia religiosa en los Andes. Murió congelada mientras la intoxicaban con hierbas de cocoa. Fue descubierta después de más de 500 años. Se cree que la baja concentración de oxígeno en la montaña, la falta de humedad y las bajas temperaturas la conservan en ese estado.

¿Qué te parecieron? Increíbles ¿no?

Con información de Vix y ZonaJ

Tags

 

Comentarios