Top 10

10 datos sobre la puerta del Infierno en Turkmenistán

Desde hace 50 años, en Turkmenistán, la puerta del Infierno no ha dejado de arder. Para llegar a ella debes salvarte de la mordedura de una de las arañas más mortíferas del mundo… ¡Entérate!
Deyanira Álvarez | 19 de Enero de 2021 | 05:00
10 datos sobre la puerta del Infierno en Turkmenistán
Foto: Instagram @olimueller747

Cuando alguien piensa en la palabra vacaciones, normalmente su mente viaja a la playa, a un hotel todo incluido, o a otro lugar donde pueda relajarse y olvidarse un rato del mundo. Pero hay personas extravagantes y aventureras que les llama la atención lo raro y misterioso, y nosotros tenemos el lugar ideal: la puerta del Infierno en Turkmenistán.

También conocido como cráter de gas Darvaza, la puerta del Infierno es un sitio en medio del desierto de Karakum, donde la tierra ha estado en llamas desde hace 50 años. Para llegar ahí, debes recorrer varios kilómetros en auto y evitar ser mordido por una de las arañas más mortíferas del mundo.

Este lugar ha sido estudiado por años e incluso lo han tratado de apagar, pero Hades lo ha protegido bastante bien, pues hasta ahora nadie ha podido detener el fuego que lo consume. Si eres amante de lo desconocido, en De10.mx te dejamos 10 datos sobre la puerta del Infierno en Turkmenistán… ¿Te atreverías a visitarla?

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de A•N•И•A (@wheresanni)

10 datos sobre la puerta del Infierno en Turkmenistán

1. ¿Dónde está la puerta del Infierno?

La puerta del Infierno está en el pueblo Darvaza, con poco más de 350 habitantes. El cráter está a unos 240 kilómetros de Asjabad, la capital del país asiático Turkmenistán.

2. ¿Cómo fue encontrada la puerta del Infierno?

Se dice que algunos geólogos soviéticos estaban haciendo una excavación para sustraer gas natural. Para su sorpresa, la tierra se tragó toda la maquinaría pesada que llevaban. Queriendo evitar una intoxicación masiva por el desprendimiento del gas, decidieron prenderle fuego pero solo consiguieron que no dejara de arder. 

3. ¿En qué año descubrieron la puerta del Infierno?

De acuerdo a los registros históricos, la puerta del Infierno fue descubierta sin querer en 1971.  

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de (@anulya_vi)

Charles Manson: La historia detrás del asesino que "no mató" a nadie 

4. ¿Cuánto tiempo lleva ardiendo la puerta del Infierno?

La puerta del Infierno lleva ardiendo 50 años, ni un solo día sus llamas se han apagado. Aunque en ocasiones es mayor la intensidad.

5. ¿A cuántos grados arde la puerta del Infierno?

Sorprendentemente la puerta del Infierno puede alcanzar una temperatura de 1,000 grados centígrados. 

6. ¿Cuánto mide la puerta del Infierno?

La puerta del Infierno mide 69 metros de ancho y 30 metros de profundidad. 

7. ¿Cómo se llega a la puerta del Infierno?

Se puede llegar en automóvil a la puerta del Infierno, pero tomando las debidas precauciones pues se encuentra en medio de un desierto, donde por varios kilómetros a la redonda solo hay algunos pastores nómadas, pero cientos de arañas karakurt, también conocidas como la viuda negra europea o araña sangrienta; aunque son pequeñas, tienen un veneno 20 veces más mortal que el de una cobra. ¡Puedes morir en menos de 2 minutos!

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Rahul Potnis (@travelbyrahul)

8. ¿Se puede visitar la puerta del Infierno?

Sí. En 2013, la parte del desierto y los alrededores donde está la puerta del Infierno fue declarada reserva natural. Los turistas pueden acampar junto al pozo. La mejor opción es contemplar el fuego en la noche, solo que no se pueden quemar bombones. 

9. ¿Por qué arde la puerta del Infierno?

Se cree que la puerta del Infierno arde porque el lugar donde se encuentra es muy rico en petróleo y gas natural. 

10. ¿Alguien ha bajado a la puerta del Infierno?

Sí. En 2013, George Kourounis, un explorador de National Geographic, bajó a la puerta del Infierno para encontrar evidencia de vida. Con ayuda de poleas especiales, un traje resistente al calor y un avanzado equipo de respiración, el investigador, que no tenía ni idea de lo que le podría pasar, descubrió una bacteria rica en metano.

TARJETA:

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de De10.mx (@de10mx)

Comentarios