Parejas

¡Pasiones secretas! 10 amores prohibidos de la historia

Tormentosas relaciones que obligaron a los amantes a mentir, esconderse y luchar por sus amoríos frente a quien tuvieran que derrumbar
Estephanie Gutiérrez | 16 de Julio de 2020 | 04:32
10 amores prohibidos de la historia
Foto de la película "Troya" de Warner Bros. Pictures

Las historias de los amores prohibidos están hechas con la tinta de pasiones humanas y secretos que se protegen hasta que la muerte los oculte. Y los personajes de la humanidad, en diversas ramas no han escapado a esos grandes desbordes de cordura.

Es por ello que en De10.mx hicimos un recuento de los amores prohibidos que han permeado en diversos ámbitos, desde la realeza al espectáculo; algunos que no se pudieron consumar debido a las limitaciones que se les presentaron o bien por la dureza con que eran juzgados por sus familias o sociedades. ¡No te los pierdas!

1: Helena de Troya y Paris

El rostro que llevó a la guerra a dos imperios. Helena era de Esparta, estaba casada con Menelao pero su destino estaba echado. Paris, príncipe de Troya había sido prometido por la diosa del amor, Afrodita, con que tendría a la mujer más hermosa del mundo. Un buen día, el joven decidió pasar por Esparta y como era la tradición, fue recibido con manjares y hospitalidad, pero de inmediato supo que Helena era la mujer que quería tener.

Helena se fugó con Paris y se fueron a Troya, pero la furia de Menalao alcanzó a su ciudad. Los griegos le declararon la guerra a Troya, que ardió en llamas cuando lograron introducir en las puertas de la ciudad al famoso caballo, que logró la conquista de la localidad para los espartanos; Helena regresó con su marido, mientras Paris fue asesinado.

Paris y Helena en la película "Troya". (Foto: Warner Bros. Pictures)

 

2: Dante y Beatriz

Cuando tenía 9 años, Dante conoció a Beatriz Portinari, hija de Folco Portinari; él chico se enamoró a primera vista, y seguía creciendo el sentimiento cada vez que la miraba en las calles. Beatriz contrajo matrimonio con un banquero de la ciudad, pero Dante no podía dejarla de amar. En ella inspiró su obra, sus poesías y un nuevo concepto del amor, que sin esperanza, sin retorno y más parecido al paraíso y al infierno en uno solo, encumbraban a la mujer como la perfección hecha ser.

Poco después, Beatriz enfermó contagiada por la peste bubónica que la arrebató de este mundo en 1290. Dante tuvo que seguir de lejos el cortejo, pues la familia de ella no le dejó asistir al funeral.

(Foto tomada de Wikipedia)

 

3: Margarita de Reino Unido y Peter Townsend

Margarita era la hija del rey Jorge VI de Inglaterra, Peter era un oficial, héroe de guerra que trabajaba con Su Majestad. Se conocieron cuando la chica tenía solo 13 años, para entonces un hombre casado y con hijos. El romance era sabido por todos los de la casa real y se fue haciendo más fuerte cuanto más crecía la hermana de la reina Isabel II. Cuando quisieron formalizar, Margarita no contaba con el apoyo de nadie de su familia, para ese entonces Pete ya era un hombre divorciado, pero mayor que ella por 16 años y tenía sangre plebeya.

En su autobiografía de 1978, el veterano de guerra señaló que la princesa no había sido capaz de dejarlo todo por él. Ella contrajo matrimonio en 1959 con un noble de Bélgica y su antiguo amor fue a París para curarse las heridas hasta el día de su muerte.

(Foto tomada de Wikipedia)

 

4: Diana de Poitiers y Enrique II de Francia

Enrique II fue rey entre 1547 y 1559, y pese a que su mandato estuvo plagado de conflictos militares con el extranjero, fue más famoso por sus amores. Enrique estaba casado con Catalina de Médici desde 1533, cuando ambos tenían 14 años, una unión que buscaba la alianza entre la corona francesa y el Papado contra Carlos V. Sin embargo, el romance de Diana y Enrique venía desde 1531, aunque se consumó hasta el 38. Ella tenía 30 años y el 19. Cuando el príncipe asumió el cargo con la muerte de Francisco I, Diana era su consejera, nadie tenía tanto poder como ella en la corte, de hecho, le llamaban la verdadera reina de Francia.

Catalina lo sabía todo, pero no podía permitirse perder sus títulos, por lo cual consintió el amasiato, hasta que el rey fue herido de muerte en 1559 y de Médici le prohibió  a la amante acercarse al cuerpo de su amado. Diana fue expulsada de la ciudad y vivió sus últimos años en Anet, donde murió a los 67 años.

(Fotos tomadas de Wikipedia)

10 parejas "disparejas" y famosas que rompieron estereotipos

5: Eduardo VIII y Wallis Simpson

Wallis Simpson estaba casada en segundas nupcias con Ernest Simpson, un hombre negocios, cuando conoció al príncipe de Gales. El amor los arrobó y se convirtieron en amantes al instante, y a pesar de que ambos lo negaban, el rumor tomaba fuerza en la corte de Inglaterra porque el príncipe estaba a punto de ser el rey. Jorge V murió el 20 de enero de 1936 y Eduardo asumió como Eduardo VIII, para noviembre se reunió con el primer ministro Stanley Baldwin para anunciarle que quería casarse con Wallis, que estaba próxima a divorciarse. El PM le aseguró que el matrimonio con una divorciada no estaba permitido por los estatutos de Westminster, sabía que podía casarse con ella a pesar de que los ministros no lo aceptaran, pero eso causaría una crisis constitucional, así que decidió dimitir en diciembre y abdicó el trono para su hermano Jorge VI. Para entonces Eduardo, ahora David, duque de Windsor se casó en junio de 1937 con Wallis.

(Fotos: Wikimedia Commons)

 

6: Enrique VIII y Ana Bolena

Ana flechó al rey al presentar una obra para su corte, por lo que él empezó a cortejarla a pesar de que estaba casado con la reina Catalina de Aragón. Ana sabía que tenía que enamorar a Enrique, pero no quería ser su amante tal como lo había sido su hermana María. Ana era más inteligente y culta, quería ser la reina. Ante la negativa de separarse de Catalina, el monarca decidió romper con la iglesia católica y fundó su propia religión, el Anglicanismo. El 25 de enero de 1533, sin aviso y por la noche, se casó con Bolena.

Pero la historia no tuvo un final feliz, el rey quería un descendiente hombre y Ana le dio una mujer, Isabel. La furia del jefe de estado lo hizo mandar a Ana al cadalso, acusándola de infiel y bruja. La marquesa fue ejecutada en Londres con un espada y sus últimas palabras fueron: "No te daré mucho trabajo, tengo el cuello muy fino".

(Fotos tomadas de Wikipedia)

7: Martin Heidegger y Hannah Arendt

Se conocieron en 1924 en la universidad de Marburgo cuando él era profesor de Filosofía. Ella había nacido en una familia judía, lo que obligó a su separación debido a que tuvieron que huir de Alemania, mientras Martin se convertía en una especie de gurú para la Nacional Socialista. Cuando mantuvieron su apasionado romance, él tenía 35 años y estaba casado, mientras que ella tenía 17 y era judía.

Desde 1926 hasta 1975, ambos pensadores se escribían apasionadas cartas, que solo se interrumpieron cuando él era considerado el ideólogo de cabecera de Hitler. Hasta la muerte de él, siguieron escribiéndose, cada carta como si su amor no hubiera dejado pasar la pasión.

(Fotos: Wikimedia Commons)

8: Carlos de Gales y Camilla Parker

Camilla conoció a Carlos cuando él era un jovencito y ella esta casada con Andrew Parker Bowles. Desde que la vio en el club, él quedó prendado y comenzó un romance extramarital con la católica Camilla.Carlos le pidió que lo dejara todo para irse con él, pero la mujer sabía que la idea de vivir juntos era imposible, pues la casa real jamás aceptaría la relación.

Carlos se casó con Diana Spencer, aun amando a Camilla, lo que lo hizo sostener una relación con ella sin importar que estuvieran casados. Tras 30 años de romance y la muerte de Diana, Carlos se casó con Camilla en 2005.

(Foto: AP)

 

9: Katharine Hepburn y Spencer Tracy

Tracy estaba casado con Louise Treadwell, pero cuando conoció a la hermosa Katherine supo que era la mujer de su vida. Spencer no podía divorciarse de su esposa pues consideraba que estaba enferma por su culpa, así que vivió su romance con la actriz a escondidas de todos. A pesar de que no se divorció, se separó de su mujer y fue Katherine quien lo cuidó de su enfermedad y su alcoholismo. Lidiaba con sus bajones profesionales y sus adicciones.

Siempre vivieron cada uno en su casa, y el día en que él murió, la actriz le llamó a la esposa de él para que realizara los funerales.

(Foto: Metro-Goldwyn-Mayer)

 

10: Frida Kahlo y Leon Trotsky

Cuando León fue expulsado de Rusia por estar en contra de Joseph Stalin y crear el Ejército Rojo, él y su esposa se refugiaron en varios países para evitar la muerte. Diego Rivera pidió que León fue recibido en el país y prestó su casa para ello.

Para 1937, la esposa de Rivera inició el romance con el intelectual, A pesar de que la relación duró poco, la correspondencia que se enviaban mostraba la apasionada comunicación que tenían y el dolor que les representaba separarse. Narran sus pocas aventuras sexuales, pero la pasión que no podían detener.

(Foto: Wikimedia Commons)

Con información El País e Historia y Amantes

VIDEO:

Comentarios

LO MEJOR DE DIEZ.mx