Parejas

Lo que hay detrás de un simple esmalte de uñas

Es un aditamento imprescindible en la vida de muchas mujeres; por ello te presentamos Kuru, un producto 100% mexicano, ecológico y libre de crueldad animal
Cecilia Pérez | 21 de Mayo de 2015 | 18:08

Existe todo un mundo, que muchos ignoran, alrededor del esmalte para uñas y el ritual que implica ponerlo. Desde tiempos como los de Cleopatra este aditamento ha sido fundamental para marcar la posición social y dar cuenta del cuidado femenino. Hoy en día no sólo se sigue utilizando con gran singularidad sino que el nail art es casi una profesión.

Para todas aquellas amantes del arte y decoración de las uñas, Kuru es una propuesta 100% mexicana, ecológica y libre de crueldad animal; se trata de un producto diseñado por Lala Brunet, una joven poblana, que gracias a su amor por pintarse las uñas desarrolló este peculiar esmalte de uñas que está lejos de asemejarse a cualquier producto industrial.

Nos comenta, que a diferencia de otros esmaltes, Kuru no tiene Tolueno, Formaldehido, Dibutil Ftalato ni Alcanfor, ingredientes sumamente tóxicos para el cuerpo.

En 2013 fue el lanzamiento de Kuru al mercado y a partir de ese momento las ventas no han cesado, pues se trata de un producto que no solo pretende satisfacer las necesidades en materia de salud y medioambiente sino de color. Para Lala, las uñas son un accesorio más y al igual que la ropa y los bolsos, los colores de los esmaltes son muy importantes; confiesa, que gran parte de la idea surgió de la imposibilidad de conseguir colores “locos” para pintarse las uñas, por eso, creó los propios.

Cabe resaltar que los clores, que reinventa cada temporada, están estrechamente vinculados con las tradiciones mexicanas, asimismo, los nombres para distinguirlos llevan relación con la inspiración de la colección. Próximamente lanzará  “Recuerdos” una colección basada en los típicos juguetes mexicanos, algunos de los nombres de los barnices serán pirinola, matraca, atrapanovios y trompo, por mencionar algunos. Además de los colores originales, la presentación de los barnices Kuru es única, pues tiene detalles con encaje, decoración a la que pocas mujeres se le resisten, cuenta Lala.  

En cuanto al nombre, cabe decir que proviene de la cultura Huichol en donde " Kuru" representa "fortaleza". Desde el nombre hasta los productos con los que se fabrica el esmalte son 100% mexicano, asegura su creadora.

Actualmente, Kuru es un producto que llega a toda la república, no obstante, su creadora pretende extenderlo a otros países como Francia y Líbano, también, comenta que ha puesto los ojos en Sudamérica.

Para Lala Brunet, gracias a los esmaltes de uñas quienes lo usen pueden compartir “ritmo, color y alegría” y al mismo tiempo cuidar el medio ambiente y su salud.

Ver: Tienes prisa pero quieres comer bien: prueba Steam and Eat

Comentarios

 

LO MEJOR DE DIEZ.mx

 

Tienes que ver esto