Parejas

Fábrica de vaginas, especialista en masturbadores masculinos

En la compañía “Dos Hermanas” también se elaboran penes que compran gays y lesbianas
Estephanie Gutiérrez | 29 de Enero de 2015 | 21:25

¿Te imaginas una réplica de tu vagina? Una que tenga exactamente la misma forma que la tuya, que se sienta tan real que hasta a ti misma te haga confundirte. Pues, esto es una realidad, una realidad que deja grandes sumas de ganancia.

Existen, sobre todo en Europa y Estados Unidos, pero hay una que se ha convertido en la reina, la fábrica de vaginas de Dos Hermanas, ubicada en España. La empresa es dirigida por Juan Ziena, quien reconoce que tiene varios ejemplares en casa y que la mayoría de los que lanzan a la venta son probados por él mismo.

De acuerdo con información del portal elmundo.es, en esta planta hay 28 empleados con contrato indefinido que crean distintos tipos de masturbadores masculinos. Los hay con forma de vagina pero también con apariencia de boca y de ano. Las texturas interiores pueden ser combinables.

Y como verás la suma es jugosa, tienen un costo de entre 46 y 70 euros (770 a mil 100 pesos mexicanos); todas van acompañadas de un lubricante. Las más caras son las que reproducen la vulva de 15 actrices porno estadounidenses a las que se les paga un 12.5% por venta. Antes, ellas se han dejado tomar moldes de sus genitales. El más deseado es el de Stoya, una joven de 27 años con 44 películas a la espalda. Sólo en diciembre de 2013, se hicieron más de mil 500 pedidos.

Pero pese a que el público objetivo de Fleshlight, la compañía creadora de los artefactos, son los varones heterosexuales, en Dos Hermanas también se fabrican penes que compran gays y lesbianas, aunque en porcentaje ínfimo. Incluso, existe una línea freak con falos decorados con detalles de vampiros o de Frankenstein, tal como lo menciona el portal cosmopolitan.com

Y te preguntarás ¿por qué son tan famosas? La respuesta es simple, están hechas de una fórmula secreta, el compuesto de las vaginas es una mezcla de aceites minerales, polímeros y colorantes. En Dos Hermanas sólo cuatro personas conocen la fórmula, que se mantiene en un estricto secreto. Y 30 moldes.

La fábrica es un espacio con dos grandes máquinas conectadas a unas mangueras que transportan una mezcla viscosa y caliente a una gran mesa con forma de “u” donde hay unos 30 moldes; después se enfrían. El resto es una incógnita.

En el siguiente video se puede ver la visita que realizo una reportera a dicha fábrica en la cual se hizo una réplica de su vagina, y en el cual podemos ver cómo luce uno de estos masturbadores.

Comentarios

 
 

Tienes que ver esto