26 / mayo / 2022

De los “celos normales” a la celotipia

Son una señal de alerta y que se relacionan con nuestro mundo interno, autoestima e inseguridades propias…

Cinthya Sánchez 11/02/2015 07:30 Actualizada 09:14

Psic. María Salamanca

Los celos son un sentimiento normal en el ser humano que se despiertan tras la posibilidad, real o fantaseada, de que un ser querido nos retire su amor y atención para dárselo a alguien más. Los celos pueden estar relacionados con temas como la inseguridad o la necesidad de controlar, pero los celos por sí mismos, pueden ir en una escala de intensidad que va desde lo que yo llamaría “celos normales” hasta la llamada celotipia, que ya consiste en un diagnóstico psiquiátrico en el cual la persona desarrolla un delirio (un conjunto de ideas sin base en la realidad) en relación a que su pareja o la persona a quien quiere desea a alguien más.

Los “celos normales” son aquellos que se despiertan cuando interpretamos alguna conducta de nuestra pareja como un alejamiento o retirada de atención hacia nuestra persona para depositarla en alguien más; podríamos decir que son una señal de angustia normal, que nos da la señal de que hay que movilizarnos para recuperar la atención y mantener vivo el cariño entre la pareja. Es por eso que este tipo de celos pueden ser sanos en una relación, ya que ayudan a que tengamos presente que el amor es algo en lo que se trabaja día a día y así podemos hacer sentir a nuestra pareja lo especial que es para nosotros y estimularla a que lo demuestre de regreso en un intercambio cariñoso que fomenta la intimidad y la comunicación en una pareja.

[[{"type":"media","view_mode":"media_original","fid":"9547","attributes":{"alt":"","class":"media-image","height":"400","style":"display: block; margin-left: auto; margin-right: auto;","width":"600"}}]]

 

El problema viene cuando los celos tocan inseguridades; recordemos que los celos siempre involucran a un tercero, por lo que es frecuente que la intensidad de los celos escale dependiendo de qué tanto proyectemos nuestras propias inseguridades y carencias en aquel “tercero” que puede ser un conocido de nuestra pareja, alguien cercano o, incluso, alguien que no conocemos. En estos casos, vale la pena preguntarnos ¿qué son esas cosas que nos imaginamos que tiene aquella persona “que se roba la atención y el afecto de nuestra pareja” y qué sentimos que no tenemos nosotros? Esto, nos da la oportunidad de que en lugar de que reclamemos al otro sin fundamento, trabajemos en nosotros mismos y en fortalecer nuestra autoestima.

Una persona con autoestima e identidad sólidos, podrá manejar mejor sus celos.

Otro punto es la pareja; en el enamoramiento es común idealizar al otro pero, eventualmente, en una relación debemos ir viendo la realidad del otro, tanto lo bueno como lo malo, y así tomar decisiones. Las parejas sólidas tienen una parte de admiración pero otra parte de realidad y, finalmente, una decisión consciente de estar juntos, con comunicación; si esto existe y se trabaja habrá menos necesidad de proyectar en nuestra pareja nuestras propias inseguridades, y en caso de que sí haya traiciones y conductas que nos lastimen propositivamente, tendremos la fortaleza de decidir frenar la situación.

[[{"type":"media","view_mode":"media_original","fid":"9548","attributes":{"alt":"","class":"media-image","height":"427","style":"display: block; margin-left: auto; margin-right: auto;","width":"600"}}]]

Hasta ahora hemos hablado solo de la pareja, pero ya sabemos que los celos son una señal de alerta y que se relacionan con nuestro mundo interno, autoestima e inseguridades propias, por lo que podemos sentirlos también en otros ámbitos de nuestras vidas como con amigos, entre hermanos, en el trabajo o incluso en redes sociales.

Es importante tener en mente que nos alertan sobre cosas que vemos en otros y que, en el fondo, podemos sentir que nos faltan o que nosotros queremos, por lo que trabajemos en nosotros mismos para que los celos nos movilicen para mejorar a nivel interno y poder elegir mejor sobre nuestras vidas, nuestra pareja y sobre las decisiones que tomamos.

Psic. María Salamanca

 

Clínica de Asistencia a Pacientes de la Sociedad Psicoanalítica de México (SPM). www.spm.org.mx  

[[{"type":"media","view_mode":"media_original","fid":"9549","attributes":{"alt":"","class":"media-image","height":"313","width":"600"}}]]

Google News - ViveUSA

Tags