Parejas

10 cosas que debes hacer cuando ella es “la vaquera”

En esta posición es más seguro que las mujeres alcancen el orgasmo por el contacto directo con el punto G. ¡Deja que tome la iniciativa!
Estephanie Gutiérrez | 1 de Septiembre de 2016 | 07:00

Muchos hombres no saben que algunas de las posturas en las que ellas disfrutan más son cuando están arriba. Debido a la posición, es más fácil que las mujeres alcancen el orgasmo mediante el punto G, sobre todo porque controlan el ritmo de la penetración, lo que sin duda es muy placentero en el juego de la seducción.

Cuando ella está sobre ti durante el sexo es común que no sepas qué hacer, no saber dónde tocarla o si sólo la debes mirar, ¿qué quiere tu chica? Así que para que no te quedes sin disfrutar, te ofrecemos una serie de consejos para que sea ella quien domine, pero sobre todo, que ambos consigan el placer máximo. ¡A intentarlo, chicos!

1: Muéstrale el camino

Cuando decidan ponerse en la postura o ella se suba en ti, va a necesitar que guíes tu pene hacia la vagina para lograr una penetración placentera o bien, ayudala para que se apoye en ti y ella misma introduzca tu miembro en su zona.

2: Antes de la penetración

Para jugar un rato y antes de que se logre la penetración, puedes mover sus caderas sobre tu miembro a fin de que con el roce suave y ligero, el pene y la vagina se deseen, esto aumentará las ganas de que la penetres. Con tu miembro puedes dar un pequeño masaje a su clítoris e incluso ayudar a que tenga su primer orgasmo antes de introducirte en ella.

3: Recorre su tórax

Ya cuando esté montada en ti, da un recorrido por la parte frontal de su cuerpo, pasa por su cadera, acaricia la espalda, dale un pequeño masaje a la altura de los ovarios, pasa tus manos por su clítoris, sube por su cuello y si le excita aplica un poco de presión en la garganta, ligeramente mete tus dedos por su cabello y en su boca, mantén la misma presión sobres sus mejillas y baja lentamente a sus senos.

4: Los senos

Esta zona requiere de un tratamiento especial, por ello la ponemos en un punto aparte. Sus senos están a tu entera disposición, es de las pocas posturas en las que puedes verlos en todo su esplendor, así que aprovecha su caída única para consentirlos. Comienza rodeando los bordes de sus pechos, dales un masaje y céntrate en el cuerpo de ellos, antes de llegar a los pezones. Recórrelos con tus dedos y ve formando pequeñas líneas mientras lo haces, dale unos suaves golpecitos, suaves, por favor, y ahora sí llega a sus pezones.

5: La clave del placer y el poder…

Muchas veces, los chicos comenten el error de tratar a los pezones como si fueran a sintonizar un radio, uno muy fuerte. No. La idea es que les des un masaje muy suave, tómalos entre tus dedos y juega con ellos, pellízcalos suavemente y gira tus dedos sobre ellos. Si haces un buen trabajo es seguro que la harás llegar al orgasmo más rápido.

6: Dale nalgadas

Esto enciende la pasión como no tienes una idea. No es que le pegues con todas tus fuerzas, es hasta donde ella te diga. Un par de nalgadas puede encender a tu chica más de lo que imaginas. Aquí también puedes aplicar la posición de vaquera invertida y ver cómo reacciona tu chica.

7: Lleva el ritmo

Trata de que seas tú quien mueve la cadera de ella, sólo tendrás que hacerlo al principio, después ella tomará el ritmo y lo hará naturalmente, en esta postura es más fácil que ella alcance el orgasmo por lo cual debes aguantar porque el movimiento también será muy excitante para ti, así que deberás ir con cuidado y respirar.

8: Háblale

Hazle saber que te gusta lo que hace y lo que ves, pregúntale si a ella le gusta. Agrega palabras sucias a tu repertorio a fin de que aumente el deseo de ella y la excitación que la hará llegar más rápido al orgasmo. Recuerda, está permitido todo mientras ella esté de acuerdo.

9: Déjate hacer todo lo que ella quiera hacerte

Ella lleva el control, esa es la idea de la postura, tiene la libertad de conseguir el orgasmo tan rápido o tan lento o tan prolongado como lo desee, por eso es importante que tú te dejes hacer, que tu chica disfrute más que en otras posturas, así que hazla sentir con la libertad de hacerte lo que le venga en gana.

10: Mastúrbala

Durante la penetración debes recordar que no todas las chicas alcanzan el orgasmo por medio de la vagina, así que si quieres ayudarla es buena idea que te coloques en una postura cómoda para ti también, así podrás tocar su clítoris y masturbarla mientras la penetras, la imagen además, será muy excitante para ti.

Comentarios

 
 

Tienes que ver esto