Parejas

Tips para disfrutar de las posiciones sexuales más comunes

No porque sean las más populares o cómodas significa que tienen que ser aburridas
Cinthya Sánchez | 29 de Junio de 2016 | 06:30

El sexo es uno de los placeres más buscados por hombres y mujeres. Hoy en día no sólo se toma como un acto de mera reproducción, tiene muchos más significados para cada persona, es por ello que aunado con el acto físico también debe de haber complicidad, conexión y comunicación entre la pareja.

De acuerdo con el Kamasutra existen muchas formas de disfrutar del sexo, múltiples posturas, besos, caricias, mordidas, etc., pero el objetivo sería “...aquellas cosas que aumentan la pasión deben realizarse primero, y aquéllas que sirven de entretenimiento y variedad deben dejarse para después.”

Aún cuando existen gran variedad de posiciones para vivir con plenitud nuestra sexualidad, hay algunas que son “básicas” en nuestro día a día, posturas cómodas, fáciles de realizar y que te sacan de un apuro; pero para que los encuentros íntimos no caigan en la monotonía y en lugar de una obligación sean un gusto estas con tu pareja, es que a continuación, con información de sexo.about.com hacemos un listado con las posiciones sexuales más populares y algunos consejos para que las disfrutes más.

1. ¡Él arriba!

Esta postura puede tener muchas variantes, pero la más común es ella recostada sobre la cama boca arriba con las piernas abiertas, mientras él se coloca sorbe ella para penetrarla. Es una postura fácil y cómoda, en la que él tiene el control de la penetración. Es una postura de mucha conexión, ya que ambos están frente a frente, mirándose mientras se disfrutan; pueden besarse y acariciarse a su gusto.

En esta misma postura pueden ser ingeniosos, por ejemplo que sea él quien tenga las piernas abiertas y ella cerradas; que ella se coloque una almohada en la cadera para que la penetración sea más profunda o que coloque sus pies o rodillas sobre los hombros de él. ¡Ustedes deciden hasta dónde llegan!

2. ¡Ella arriba!

Una postura sencilla pero deliciosa. Él debe estar recostado boca arriba mientras ella se sienta sobre el sexo de su amante. Aquí ella tendrá el control de la penetración, del ritmo y del disfrute de su pareja. Él tendrá a su disposición los senos, el trasero y prácticamente todo el cuerpo de su mujer, además de disfrutar de sus movimientos eróticos.

En esta postura también puede haber variantes como que ella se coloque dándole la espalda a su amante; puede echarse para atrás para cambiar el ritmo o acostarse de frente completamente sobre él para que sus cuerpos se rocen.

3. ¡Perrito!

A ellos les encanta y a ellas también. Ella tiene que colocarse en cuatro puntos, ya sea con sus manos o codos , mientras él llega por atrás para penetrarla. El truco de éxito de esta postura es que los movimientos de ambos sean sincronizados para mayor disfrute. El hombre puede abracarse a su mujer para llegar a los senos, al clítoris y a su boca, mientras ella disfruta del placer.

Una de las variantes es que ella se recueste sobre la cama sobre su vientre, de espaldas al hombre, y él a su vez se recueste sobre ella. Permite una penetración suave o muy profunda que es muy agradable para la mujer, y se estimulan nuevas zonas de su vagina que por lo general no son contempladas en otras posiciones.

4. ¡La cucharita!

Ambos se tiene que recostar sobre uno de sus costados, él detrás de ella. Es una postura de menos acción, pero de gran sensualidad con un toque tierno, ya que él podrá besar el cabello, orejas, cuello y espalda de ella mientras estimula con su mano el clítoris.

Otra variante de esta posición es ambos de lado y la mujer de frente al hombre. Ella puede colocar una pierna encima de su compañero para facilitar una penetración más profunda, acercándolo mientras él se mueve hacia ella.

5. ¡De pie!

Ambos deben estar de pie, frente a frente, ella apoyada en la pared mientras él puede levantarle una pierna para facilitar la penetración. La mujer puede estar también de espaldas al hombre. Es una posición excitante, especialmente cuando la excitación es mucha.

Si le quieres dar más fuerza a la postura, él puede cargar en sus brazos a la mujer mientras la penetra, tal vez a poyándose en la pared o en un mueble para que los movimientos sean continuos y el disfrute sea agradable.

¿Cuál es la postura que más te gusta?

¿Te has aburrido haciendo alguna de estas? 

Comentarios

 
 

Tienes que ver esto