Parejas

Hormonas ¿qué son y por qué influyen en tu estado de ánimo?

¿Llegó el momento en el que no te aguantas ni tu misma? Los responsables pueden ser quien menos te lo imaginas…
Julieta Ruiz | 25 de Marzo de 2015 | 07:45

Es común que las mujeres escuchemos una buena cantidad de frases que hacen referencia a nuestro estado de ánimo, nuestro ciclo menstrual y nuestras hormonas pero ¿será acaso que estos comentarios tienen algo de verdad?

 

En realidad sí, y es que las hormonas son esas sustancias que tu cuerpo produce y que se transportan por él gracias al torrente sanguíneo,  influyendo en distintos procesos, los cuales, en gran parte, tienen que ver con tu estado de ánimo.

Según información de Cosmopolitan, existen 4 hormonas encargadas de tus constantes y molestos cambios de ánimo ¿cuáles?

1. Cortisol y adrenalina

Cuando estás en peligro o con mucho estrés, se activa la producción de estas sustancias. Sin embargo, si se originan en exceso debido a factores como ansiedad, demasiado trabajo o dificultades económicas constantes. Gracias a ellas puedes sentir taquicardia y después, sensación de agotamiento.

Desequilibrio: Podrías experimentar ira, ganas de llorar, irritabilidad, dolor de cabeza, falta de apetito o deseo excesivo de comer.

Solución: Para relajarte, practica meditaciones, haz yoga o cualquier actividad que te haga sentir tranquila. También es básico que evites tomar mucho café, alcohol y bebidas estimulantes. Recuerda llevar una dieta balanceada, hacer ejercicio con regularidad y dormir ocho horas.

2. Oxitocina

Se le conoce como la hormona del amor y se libera cuando se producen caricias o masajes en la piel. Se genera en el hipotálamo y también está relacionada con la sexualidad y los orgasmos.

Desequilibrio: La oxitocina ayuda a establecer relaciones personales, desarrolla la generosidad, incrementa la capacidad de aprendizaje, fomenta la confianza en los demás, disminuye la depresión, la ansiedad, la hostilidad y regula las emociones. Asimismo, tiene mucho que ver con el placer que se siente al tener sexo, ya que actúa en la sensibilidad del aparato genital y el deseo.

Solución: Para desencadenar la oxitocina, acurrúcate con tu novio, haz el amor, abraza a tus amigos o deja que alguien te dé un masaje. El contacto piel con piel te hará sentir mucho mejor.

3. Leptina

Se produce en las células grasas y su trabajo es controlar el hambre y la saciedad; por eso, se le conoce como la hormona del apetito. Su nivel más bajo es por la mañana, lo que quiere decir que de manera natural, tus ganas de comer deberían ir disminuyendo a lo largo del día. Por eso, el desayuno tiene que ser tu alimento más importante.

Desequilibrio: Si sufres de ansiedad o tienes malos hábitos de alimentación, esta sustancia natural puede verse afectada. Si los niveles de leptina están bajos, tendrás más apetito.

Solución: Evita cenar mucho y demasiado tarde, pues darás a tu cerebro señales equivocadas. Lo ideal es hacer tres comidas equilibradas al día y dos snacks. También es básico que evites el estrés

4. Estrógenos y progesterona 

Ambas son producidas por los ovarios e intervienen en el ciclo menstrual, el aspecto femenino, la fertilidad y la reproducción. Además, favorecen el metabolismo de músculos, huesos, piel y, por supuesto, influyen en tu comportamiento.

Desequilibrio: Si no están balanceadas, todo tu cuerpo puede verse afectado: aparición de acné, cambios de peso, estrés crónico, irritabilidad, migrañas, depresión, cambios de humor, pecho hinchado, síndrome premenstrual severo, etc. Es normal que antes de la regla no te soportes y presentes algunos de estos síntomas, pero si son muy severos o se presentan en otra fase del ciclo, ve al médico.

Solución: El exceso de grasa corporal segrega estrógeno extra, así que concéntrate en llevar una dieta balanceada y olvídate de la comida muy procesados porque es primordial que mantengas un peso saludable. Consumir alimentos que contienen vitamina B6 puede ayudar a regular estas hormonas, por ejemplo: col, coliflor, plátano, cerezas, brócoli, cítricos y granos integrales. Tener alguna actividad física, además de ayudarte a estar en forma, mantendrá buenos niveles de estas hormonas.

Comentarios

 

Tienes que ver esto