Parejas

Cómo saber si estás enamorado o te volviste dependiente de tu pareja

Muchas parejas suelen confundirse la dependencia con el amor, debido a que comparten ciertas características
Redacción | 18 de Febrero de 2015 | 07:30

Psic. Mina Shterenberg

Cuando se ama a una persona es común querer estar con ella el mayor tiempo posible y compartir momentos juntos. Sin embargo, existe una línea muy delgada que hace posible confundir la dependencia con el amor. Esto es algo que sucede cuando una pareja está enamorada; existe una cierta dependencia hacia la otra persona lo cual es normal, pero el problema viene cuando alguno de los dos, o ambos, siente una gran dependencia por el otro provocando que el amor se establezca en otros términos.

Cuando una pareja se ama, es fundamental que exista respeto, cariño, comprensión y empatía entre ambos. Es decir, se puede tener una pareja estable sin necesidad de tener que estar todo el tiempo juntos;  cada uno de ellos puede tener actividades que realice por su cuenta y actividades que realice en pareja. Cuando una persona no cuenta con actividades que disfrute hacer, ni convive con sus amigos o familiares, es común que llegue a depender de su pareja y que quiera estar todo el tiempo con esta persona, ya que si no está con ella no se siente bien. Asimismo, si una persona es insegura, inmadura o tiene baja autoestima, es probable que dependa de otra persona para sentirse bien, ya que no sabe estar sola. Lo peligroso de esta situación es ¿qué pasa si la pareja los deja?

El tema principal en cuestiones amorosas empieza por el amor hacia nosotros mismos o lo que llamamos autoestima. Una persona que se quiere y se procura, es una persona que no necesita depender de nadie para ser feliz; sin embargo, puede disfrutar y vivir plenamente una relación de pareja. Además, una persona que se quiere a sí mismo puede tener la capacidad de querer a los demás y  puede entender que si la pareja no está con ella todo el tiempo no es porque no la quiere. Asimismo, cuando la relación termina, pueda entender que no es porque él o ella tuvo toda la culpa.

Sin embargo, como mencionaba, cierto grado de dependencia entre las personas se considera normal y varía en distintos momentos de la vida. Por ejemplo, si un miembro de la pareja está pasando por una situación difícil como podría ser un duelo, es normal que durante un tiempo se genere más dependencia por encontrarse en un periodo donde se siente vulnerable. Es normal que los seres humanos necesitemos más de otras personas en situaciones difíciles, pero se esperaría que, poco a poco, la persona pudiera regresar a comportarse como antes.

Muchas parejas suelen confundir la dependencia con el amor, debido a que comparten ciertas características como, simplemente, querer estar con la otra persona. Es común escuchar casos en los que un miembro de la pareja quiere terminar la relación y la otra persona no quiere porque no sabe qué hacer sin el otro, y no porque lo ame necesariamente... Esto suele ocurrir en relaciones largas donde la persona se pregunta ¿qué hago sin él o ella?

Asimismo, es importante señalar que la dependencia puede referirse tanto a lo emocional como a lo económico. Tampoco es raro escuchar a algunas mujeres que no se separan de sus esposos porque dependen económicamente de ellos.

Algunos tips que te pueden ayudar para evitar caer en la dependencia de tu pareja son:

  • Es importante que tanto tú como él/ella, se den sus espacios para sí mismos, y que ambos compartan otros (trabajo, hobbies, amigos).
  • En la medida en que te quieras a ti mismo, vas a poder estar con otra persona por el gusto de compartir tu vida con alguien y no porque necesitas del otro.
  • Si detectas que tú o tu pareja están empezando a tener una relación más de dependencia que de amor, valdría la pena acudir a una terapia para que tú o acompañado de tu pareja puedan trabajar en aspectos como los apegos experimentados a lo largo de la vida y así poder entender por qué están siendo dependientes y cómo superarlo.

Psic. Mina Shterenberg

Clínica de Asistencia de la Sociedad Psicoanalítica de México (SPM).

 

www.spm.org.mx

Comentarios