Parejas

Julien Blanc, el hombre más detestado por las mujeres

Ha sido expulsado de Australia y Gran Bretaña por utilizar violencia sexual y psicológica al “conquistar” a las mujeres…
Estephanie Gutiérrez | 10 de Diciembre de 2014 | 07:30

Odiado por cientos de mujeres en el mundo, él se considera un artista de la seducción, pero la vox populli dice lo contrario.

Julien nunca fue un chico popular con las mujeres, pero cuando creció decidió que esto cambiaría. Decidió convertirse en un coach de tácticas de conquista y se inspiró en el libro The Game de Neil Strauss, con base en el cual creó un método de conquista  que sirve para aconsejar a los otros hombres sobre cómo conquistar a cualquier mujer, por muy atractiva que esta sea.

Sin embargo, las tácticas, lejos de ser románticas son machistas e incluso violentas, pues promueven el abuso psicológico y maltrato contra la mujer.

Este suizo-estadounidense fue expulsado de Australia y Gran Bretaña, pues en ambos países consideran sus consejos como alicientes para aumentar los niveles de acoso sexual, un tema muy delicado en específico en esas naciones.

Durante sus conferencias promueve técnicas que se ubican en el borde de la intimidación, el abuso emocional, aislamiento, así como negar y culpar al otro.

Basado en un modelo que fácilmente podría ubicarse en el sadismo y el masoquismo, este hombre aconseja, durante charlas pagadas y lecturas, sobre cómo conquistar a una chica.

De igual forma se han viralizado videos en los cuales se muestra como durante las conferencias incita a los hombres a tomar a su pareja por el cuello para luego poner su cabeza en la entrepierna.

Según Blanc, estas estrategias permiten que una mujer lejos de terminar la relación, se sienta más unida al maltratador, lo cual muestra en una fotografía en Twitter, que reemplazó la imagen, que originalmente prevenía la violencia doméstica, la cambió para publicar el hashtag #HowToMakeHerStay (Cómo hacer que ella se quede).

La revista Time ha bautizado a Blanc como “El hombre más odiado del mundo”, lo que no ha sido más que otra manera de hacer propaganda a un hombre que defiende la violencia sexual. Aunque lo peor, son los alumnos que acuden a sus seminarios, que llegan a pagar  mil 600 euros bajo la promesa de que con sus técnicas “podrás ligarte a una modelo europea cada semana”.

Con información de abc.es y belelu.com

Comentarios

 
 

Tienes que ver esto