Cultura digital

“Tata top”, una prenda que deja ver lo pezones, pero sin romper las leyes

Es un sostén que tiene dibujado los senos femeninos a fin de que las mujeres hagan un topless sin quebrantar las normas de su país...
Estephanie Gutiérrez | 8 de Septiembre de 2015 | 20:19

La historia de dos estudiantes holandesas que fueron obligadas a vestirse por hacer un topless, inspiró a una modista a diseñar un sostén que emula el criticado desnudo frontal de las chicas. La vestimenta denominada Tata top permite apoyar "el libre movimiento del pezón y hacer una declaración para la igualdad de género"; ha logrado mucho apoyo ya que con ella no se violan las leyes en diversos países, sobre todo de Europa.

De acuerdo con información del portal elespectador.com, el atuendo es una forma de protesta a los países que prohíben a las mujeres mostrar los pezones en público, algo que voceros de la organización “Go Topless” considera como leyes de indecencia ambiguas.

De ahí surgió la idea de Robyn Graves y Michelle Lytle, dos feministas que se inspiraron en el movimiento “Free Nipple” de Scout Willis para crear la prenda. Ellas buscan defender el derecho de la mujer en la que muestra su cuerpo sin ser juzgadas o censuradas, según lo recopila el portal abc.es

La polémica que ha generado esta prenda se debe a que una estudiante cristiana, Lauren Forsythe de 19 años, ha sido forzada a salir de la hermandad de la Facultad Universitaria tras negarse a quitar de redes sociales una foto suya en la que lleva el Tata Top.

El Tata Top es un sostén de color carne que tiene dibujados los pezones de los senos femeninos, por lo que parece que estás topless pero en realidad, estás con un bikini.

Según informó Cosmopolitan.com la estudiante de segundo año de la Universidad de Belmont, una universidad cristiana en Nashville, Tennessee, decidió escribir voluntariamente una renuncia formal tras lo ocurrido, allí declaró que no sentía que su moral y valores se alinearan con Phi Mu, la hermandad de la que fue forzada a salir.

El #TataTop ha dado una batalla por la equidad de género en redes sociales comoInstagram en donde las fotos tienen restricciones, porque según las políticas de la web, no se pueden subir contenidos con desnudos, aun si solo los sugieren.

Además del objetivo principal, los diseños se venden por ocho dólares, de los cuales cinco dólares irán a parar a una fundación que investiga el cáncer de mama.

Comentarios

 
 

Tienes que ver esto