Cultura digital

La tragedia de los funerales en Italia por el coronavirus

Cuando un ser amado muere, es normal que queramos darle un último adiós, pero el Covid-19 le arrebata esa posibilidad a los italianos…
Maricela Flores | 1 de Abril de 2020 | 04:00
funerales en Italia por coronavirus
Foto: pxhere.com

Los italianos afirman que la pandemia por coronavirus (Covid-19) “mata dos veces”, porque primero los aísla de sus seres queridos justo antes de morir, sin tener la posibilidad de despedirse de ellos, y luego no les permite realizar un funeral para darles un último adiós. Debe ser traumático no poder tomarles la mano o acariciar sus mejillas una última vez.

Sí, muchas víctimas de Covid-19 mueren en aislamiento hospitalario sin la compañía de familiares o amigos, debido a que las visitas se encuentran prohibidas por el alto riesgo de contagio. Las autoridades han señalado que el virus no puede transmitirse de manera póstuma, pero puede vivir en la ropa durante unas horas, es por lo que cuando una persona muere por coronavirus en Italia, los cuerpos se almacenan en bolsas herméticas.

 

Aunque los familiares pidan ver el cuerpo de su ser querido por última vez, se les niega la posibilidad.

(Imagen de carolynabooth en Pixabay)

 

Trabajadores de servicios funerarios, héroes no reconocidos

Alrededor del mundo, médicos y enfermeras han sido elogiados como héroes, pues son los que día a día atienden enfermos y tratan de frenar la pandemia, pero hay otros personajes que no han tenido el reconocimiento que merecen: los trabajadores de las funerarias.

En Italia, estos trabajadores afirman que lo único que quieren hacer es darle un poco de dignidad a los muertos.

En Italia, como en varios países del mundo, los muertos suelen ser enterrados con sus mejores ropas, pero en este contexto de la pandemia, se quedan con una triste bata de hospital y encima una bolsa sellada. Lo que hacen los trabajadores funerarios es colocar encima del cuerpo la ropa que les entrega la familia. Al final, estos trabajadores terminan convirtiéndose en un reemplazo de los familiares y hasta de los sacerdotes.

Debido a que las personas allegadas a la víctima del coronavirus frecuentemente se encuentran en cuarentena, los trabajadores funerarios les envían una foto del ataúd que usarán y recogen el cuerpo del hospital para llevarlo a enterrar o incinerar.

Lo único que les pesa a estos trabajadores, es que por los protocolos sanitarios, no pueden vestir a los fallecidos, ni peinarlos y maquillarlos para que se vean bien y en paz. Señalan que es bastante triste no poder darles un trato más digno.

(Imagen de carolynabooth en Pixabay)

 

¿Qué pasa cuando alguien muere en casa por coronavirus?

Si algún paciente con Covid-19 muere en casa, se permite la entrada de los trabajadores funerarios, pero tienen que llevar un equipo completo de protección con gafas, máscaras, guantes y batas. La preocupación de aquellos que se encargan de los muertos, es la escasez de estos insumos.

Cuando los trabajadores llegan a una casa a recoger un cuerpo, muchas veces deben tratar con los familiares a través de la puerta de la habitación en la que se encuentran confinados. A veces, los parientes intentan entregar cartas u objetos personales por una rendija, con la esperanza de que sean enterrados al lado de su ser querido, pero nada puede ponerse dentro del ataúd, pues se prohibió la colocación de estos artículos como una medida más para frenar la propagación de la enfermedad.

¿Qué pasa con los cuerpos de las personas que mueren por coronavirus?

Sin funerales por el coronavirus

Los servicios fúnebres se encuentran prohibidos en Italia a fin de evitar nuevos contagios del Covid-19, algo insólito para un país tan católico. Hay algunos trabajadores que antes de llevar un cuerpo a donde será enterrado o incinerado, hacen una parada frente a una iglesia para pedirle al sacerdote que le dé la bendición.

En tanto, las funerarias lucen abarrotadas; las morgues al norte de Italia se encuentran inundadas de cuerpos y en diversas iglesias apilan los ataúdes. Hay casos, como el de Bérgamo, en el que el ejército ha tenido que intervenir para llevar los restos de las personas muertas por coronavirus, a una ciudad aledaña para que puedan ser incineradas.

Camiones del Ejército ayudan al traslado de ataúdes. (Foto: Xinhua)

 

Hoy tenemos la posibilidad de que esto no ocurra en México; podemos hacer que la cifra de contagios y defunciones no colapse al sistema de salud. Todo se resume en un “Quédate en casa”. Sabemos que no todos tienen esa posibilidad, pero si tú la tienes, tómala y protege a tu familia.

Con información de BBC y El Universal.

TARJETA:

Comentarios

 

Tienes que ver esto