Cultura digital

La ciudad que bloqueó internet a sus habitantes por un conflicto de idiomas

La medida está relacionada con la discriminación hacia las regiones que hablan un idioma que no está bien visto
Estephanie Gutiérrez | 15 de Febrero de 2017 | 16:22

Bamenda es conocida por ser una de las pocas ciudades de Camerún donde se habla inglés, pero dese hace meses es el centro de un complicado conflicto idiomático, uno que ha dejado 10 muertos, manifestaciones, escuelas y locales cerrados, calles desiertas y el hashtag #BringBackOurInternet (Devuélvannos nuestro internet).

El 18 de enero, el gobierno de Camerún emitió una orden dirigida a las empresas de telecomunicaciones en la región para bloquear el internet en la zonas donde se habla el inglés, la región Noroeste y la del Sudoeste. Es la primera vez que se censura la red en el país y con ello se pretende que unos cinco millones de personas no usen sus redes sociales y apps de mensajería como WhatsApp.

Las autoridades han hecho saber a la población que se enfrentarán a largas penas de cárcel si difunden informaciones falsas en redes sociales.

Pero ¿qué pasa? Bamenda es la capital aglofóna de la Región del Noroeste, su idioma oficial es un vestigio de su pasado colonial, primero dominado por los alemanes y luego por el imperio británico, pero el resto del país habla francés, lo mismo ocurre con Buea, la capital de la Región Sudoeste, donde se ubica la economía digital del país y que se conoce como Sillicon Mountain.

Los ciudadanos que hablan inglés se quejan de discriminación, son excluidos de puestos de trabajo, y protestan porque sus documentos oficiales son emitidos en francés y el sistema legal se limita a este uso.

El conflicto por el idioma se ha incrementado por algunos grupos políticos que sugieren la independencia de la región. Aunque en la nación se hablan más de 200 lenguas, la herencia del Camerún colonial es el bilingüismo, francés e inglés, que se ha intentado potenciar en las escuelas, aunque en realidad apenas el 20% de la población habla el idioma anglosajón.

Pero los habitantes no solo culpan al gobierno, sino a las compañías de telecomunicaciones, pero MTN negó haber violado los derechos, mientras que Orande, Nexttel y Vodafone no hicieron comentarios, pues ellos también resultan afectados con la medida.

Por su parte, el grupo Internet Sans Frontières (Internet sin Fronteras) anunció que el bloqueo presume una pérdida de más de 723.00 dólares, que rápidamente aumentará si la medida continúa.

La Asociación para el Progreso de las Comunicaciones (APC), un organismo internacional, destacó que el acceso a internet es un derecho humano básico y "mostró su preocupación" por el cierre de la red en Camerún y la "violación de libertad de expresión".

Con información de BBC

Comentarios

 
 

Tienes que ver esto