Cultura digital

“El Principito”: 10 lecciones de vida que nos dejó este hermoso cuento

El cuento fue publicado en 1943, en plena Segunda Guerra Mundial y cuando la gente necesitaba más la esperanza
Carolina Mejia | 6 de Abril de 2019 | 05:00
literatura, libros infantiles, el principito, little prince, lecciones de vida, enseñanzas, tienes que leer
Foto: Onyx Films

El Principito es un libro indispensable en la vida de cualquier persona. Su relato está lleno de imaginación y fantasía, pero esconde lecciones de vida que nunca olvidaremos.

Para entender el valor de este cuento infantil es necesario saber que se publicó el 6 de abril de 1943, en plena Segunda Guerra Mundial. Su tono optimista y tierno contrastaba con los horrores de la realidad, exactamente lo que buscaba su autor, el escritor y aviador francés Antoine de Saint-Exupéry.

Tienes que leer: 10 libros infantiles mexicanos que todo niño DEBE leer

El mensaje de esta obra fue tan poderoso que se ha traducido a más de 250 lenguas y dialectos. Las enseñanzas en su interior son tan válidas ahora como lo fueron en el pasado.

Para celebrar el aniversario #76 de El Principito, te presentamos 10 lecciones de vida que nos enseñó Antoine de Saint-Exupéry con su hermoso personaje.

1. “Lo esencial es invisible para los ojos”

Con esta frase, El Principito no solo habla de evitar que las apariencias nos engañen. También busca que nos concentremos en las cosas importantes como el amor y la esperanza, más allá de los bienes materiales.

2. “Eres responsable para siempre de lo que has domesticado”

Una de las cosas más importantes que los niños y adultos deben entender, es la responsabilidad. Ya sea regar una planta a diario o tratar bien a tus mascotas, esta lección nos enseña que nuestras acciones afectan a los demás y debemos lidiar con las consecuencias.

3. “Es mucho más difícil juzgarse a sí mismo que juzgar a los otros”

Muchas veces señalamos a los demás sin antes hacer una reflexión sobre nuestro propio carácter. No todos pueden llegar a un punto en el que conozcan y acepten sus defectos, sin tener que criticar a los demás.

4. “Conozco un planeta en el que vive un señor muy colorado. Nunca ha olido una flor. Nunca ha contemplado una estrella. Nunca ha amado a nadie. Nunca ha hecho otra cosa que sumas”

A menudo, dejamos que nuestras preocupaciones económicas nos impidan disfrutar de la vida. La gente que se la pasa obsesionada con contar su riqueza o ganar más dinero se está perdiendo de mucho.

5. “A los mayores les gustan las cifras. Cuando se les habla de un nuevo amigo, jamás preguntan lo esencial del mismo”

La próxima vez que conozcas a alguien nuevo, intenta escucharlo de verdad antes de ponerle etiquetas. El Principito nos dice que las personas son mucho más que solo su peso, edad o profesión.

6. “Dar amor no agota el amor, por el contrario, lo aumenta”

A veces nos protegemos de las personas que amamos porque tememos mostrarnos demasiado vulnerables o ser víctimas de una traición. Pero este libro demuestra que el amor simplemente debe vivirse al máximo.

7. “Es necesario exigir a cada uno lo que puede dar”

En esta frase El Principito nos llama a ser considerados con los demás. Como ejemplo, si un amigo no puede salir contigo porque no tiene dinero, en lugar de enojarte con él deberías comprender su situación.

8. “Los hombres de tu tierra cultivan cinco mil rosas en un mismo jardín y no encuentran lo que buscan. Y, sin embargo, lo que buscan podrían encontrarlo en una sola rosa”

En especial cuando nos hacemos adultos, perdemos la capacidad de apreciar los pequeños detalles y nos concentramos en el plano general. Con esta frase El Principito nos inspira a dar un paso atrás y contemplar todo con atención.

9. “La autoridad reposa, ante todo, sobre la razón”.

Frases como esta evidencian que El Principito es un libro también dirigido a los adultos. Frecuentemente nos encontramos con personas que ejercen la autoridad basados en el poder y no en argumentos.

10. Todas las personas mayores fueron al principio niños aunque pocas de ellas lo recuerdan

Los niños tienen mucho que enseñarnos, pero la vida adulta nos ha acostumbrado a sofocar todos los impulsos de nuestra niñez. En El Principito, lo más importante es nunca perder aquella chispa tan especial que teníamos cuando éramos pequeños.

 

Con información de Ok Chicas y UPSOCL

Tienes que ver:

Comentarios

 
 

Tienes que ver esto