Vivir bien

10 acciones que los ciudadanos debemos evitar para combatir la corrupción

Tal vez, sin darte cuenta, has formado parte de este problema, pero tú también puedes ayudar a combatirlo… ¡Hay que cambiar nuestra mentalidad!
Maricela Flores | 9 de Diciembre de 2018 | 05:00
pequeñas acciones, combatir la corrupción, problema, día contra la corrupción,
Foto: Pixabay

La mayoría de las personas tienen esa idea equivocada de que la corrupción es un problema que involucra solamente a los políticos, pero no hay nada más equivocado que eso. En México, este problema está tan arraigado, que a diario, miles de personas forman parte del problema casi sin darse cuenta.

Aunque la famosa “mordida” es la forma de corrupción más conocida y en la que la mayoría hemos participado de alguna manera, lo cierto es que este problema tiene más caras de las que te imaginas, y la mayoría de ellas, ya las vemos como algo “normal”.

Hoy es el Día Internacional Contra la Corrupción y decidimos enumerar esas “pequeñas” acciones cotidianos que, al dejar de practicarlos, contribuirían a combatir el problema que se vive en México. Es necesario que sepas que cada uno, desde nuestra trinchera, podemos ayudar a que disminuya la corrupción. Aquí te decimos cómo:

1. No des “mordida”

Es la práctica de corrupción más común en la sociedad. Si el policía de tránsito te detuvo y te va a infraccionar, deja que lo haga y paga tu multa como debe ser. No le preguntes “¿cómo nos podemos arreglar?”. Y si es él quien te pide “mordida”, puedes denunciar. ¡También nos toca a nosotros ser honestos!

(Foto: El Universal)

2. No compres a los ambulantes del Metro

Para empezar, el ambulantaje está prohibido y en el caso del Metro se estipula claramente en el Artículo 13 de su reglamento. La presencia de ambulantes en este sistema de transporte es producto de una red de complicidad y pagos de cuotas entre las autoridades y líderes de los comerciantes. Si compras a los ambulantes del Metro, estás financiando una red de corrupción.

(Foto: El Universal)

3. No te robes la luz

Los famosos “diablitos” con los que algunas personas se cuelgan de las instalaciones eléctricas, son de los actos que más dinero cuestan al Estado. Si has obtenido energía eléctrica sin pagarla, te informamos que eso también es corrupción.

(Foto: El Universal)

4. No compres gasolina robada

Adquirir este combustible, además de representar un riesgo, también te hace formar parte de una cadena de corrupción. Los llamados “huachicoleros” son grupos que ostentan cierto poder, además de que en algunas zonas ya se les asocia con otras áreas del crimen organizado.

(Foto: Especial El Universal)

5. No compres piratería

Es de las actividades más comunes. Y aunque sale más barato comprar discos o películas pirata, te conviertes en cómplice de un atentado al derecho de autor y de una red de corrupción que permite la venta de este material en las calles.

(Foto: El Universal)

Tal vez te interese: 10 datos que no sabías de la corrupción en México

6. No le pagues a los franeleros

Estas personas se apropian de las calles y tal vez temas que si no les pagas, le harán algo a tu auto. Lo que hacen los franeleros es extorsión. Al apropiarse de la vía pública e impedir el libre tránsito sin que nadie le diga nada, los convierte en el eslabón de una cadena de corrupción entre autoridades y sus propios líderes. Lo mejor es usar los parquímetros o estacionamientos públicos.

(Foto: El Universal)

7. No pagues para que se lleven tu basura

El servicio de limpia es proporcionado por la administración de cada gobierno local, y si los chicos que recogen la basura te piden dinero a cambio de llevársela, te están extorsionando. Si estás personas lo piden como “propina” porque sus condiciones laborales no son buenas, es un tema aparte que debe revisarse con las autoridades. Así que no tienes por qué pagarles.

(Foto: El Universal)

8. No compres las respuestas de un examen

Suena muy inocente, y hasta podría pasar como una “travesura”, una pequeña “trampita”, pero se trata de una manera de normalizar la corrupción desde la edad escolar. En verdad, es deshonesto tanto quien vende, como quien compra el examen.

(Foto: Pixabay)

9. No pagues a los “coyotes”

Todos hemos sufrido de la burocracia a la hora de realizar un trámite. A veces un proceso que debería ser rápido se convierta en un lastre eterno, pero eso no justifica que termines pagando a un “coyote” para que agilice tu trámite. Esto es corrupción. En muchos casos los servicios que se prestan en oficinas públicas se alentan a propósito para estimular los pagos que aceleren el proceso.

(Foto: El Universal)

10. Recoge las heces de tu mascota

Si no recoges la popó de tu perro cuando lo sacas de paseo, no solo estás siendo sucio e irrespetuoso con las personas que te rodean, también estás violando un reglamento que establece multas para quien lo hace. ¿Qué te cuesta limpiar?

(Foto: Pixabay)

Con información de El Universal y Plumas Progresistas.

Te puede interesar este video:

Comentarios

 

Tienes que ver esto