Vivir bien

BioBox, las máquinas que te premian por reciclar

Funcionan como una máquina de refrescos, pero al revés… Depositas tu envase de PET o aluminio y ganas una recompensa
Maricela Flores | 17 de Noviembre de 2018 | 07:00
Biobox, máquinas, reciclaje, te premian por reciclar, PET, aluminio, hojalata, medio ambiente,
Foto: Cortesía BioBox

Reducir. Reutilizar. Reciclar. Esas son las palabras básicas para reducir nuestros desechos y lograr un cambio en el ambiente, y en BioBox están conscientes de ello.

Seguramente ya te habrás encontrado por las calles con algunas de sus máquinas recicladoras y te estarás preguntando ¿cómo funcionan? ¿Qué tipo de material reciben? ¿cómo te premian por reciclar?

Para despejar todas esas dudas, en De10.mx platicamos con Eduardo Bustamante, director general de BioBox, quien nos contó que esta idea de las máquinas recicladoras se le ocurrió cuando estaba buceando y comenzó a toparse con latas y plástico en el mar. “El proyecto nació de una startup en 2014 como una empresa emprendedora. Nos llevó dos años poder tener las máquinas listas”, indicó.

De acuerdo con datos del Inegi, cada persona produce diariamente alrededor de 770 gramos de residuos sólidos. Gran parte de estos materiales pueden ser reciclados, pero en realidad, solo el 11% son separados.

Eduardo Bustamante, director general de BioBox. (Foto: Cortesía Biobox)

Eduardo Bustamante señaló que en BioBox, lo que se busca es generar conciencia ambiental, pero de una manera positiva. “Casi siempre cuando se nos llama a generar conciencia se hace desde el lado negativo, te dicen, 'mira a la tortuga cómo se enredó con ese pedazo plástico', y lo que nosotros quisimos hacer fue enviar un mensaje positivo a través de las máquinas. Lo que queremos es premiar las acciones positivas”.

Pero… ¿cómo nos premian?

Las máquinas instaladas, principalmente en la Ciudad de México, funcionan con tres modelos de recompensa: Puntos Payback, con la app de BioBox y con donativo a fundaciones. En todos los casos, se otorga un punto por botella de PET o lata, que equivale a 10 centavos, que en realidad es más de lo que cuesta un envase (2 centavos).

Al llegar a la máquina tienes dos opciones. La primera es Donar, “ahí no necesitas tarjeta ni aplicación, al presionar ese botón en la pantalla táctil, vas a poder enviar el dinero ganado por reciclar a una de las fundaciones con las que trabajamos, como Doctor Sonrisas o Save the Children”, indicó Eduardo Bustamante.

La segunda opción que aparece es BioBox, al oprimirla te aparecerán dos opciones: Payback y BioBox App. En la primera, si cuentas con el monedero gratuito, podrás acumular ahí tus puntos, pero si decides hacerlo con la app, guardarás ahí los puntos BioBox, “los cuales te pueden servir para pagar servicios como agua, luz o gas, hacer recargas telefónicas de prepago o acumular puntos para cupones de restaurantes, salud, belleza, etc. Puedes acceder a diversos premios en diferentes tipos de comercios, lo que hacemos es premiar la conciencia, no comprar el envase”, indicó.

Así son las máquinas que reciclan PET y aluminio. (Foto: Cortesía Biobox)

Eduardo Bustamante nos explicó que los envases de PET o aluminio que deposites en estas máquinas deben estar limpios y con el código de barras visible. “No tienes que lavarlo antes de colocarlo en la máquina, simplemente hay que asegurarse de que esté vacío, porque de lo contrario, si la máquina detecta que aún tiene líquido, lo va a devolver. También es importante que conserve el código de barras para que la máquina identifique qué tipo de envase es, si es aluminio, PET de color, transparente u hojalata. Con el código de barras, las máquinas pueden separar estos materiales en diferentes contenedores!”, explicó.

Tal vez te interese: 10 ecotips para cuidar el planeta

¿A dónde va el material reciclado?

Bustamante garantizó que cada envase llega a un lugar de reciclaje: en el caso del aluminio, se vende a diferentes distribuidoras. Para la hojalata tienen convenio con WalMart, y en 2017 ocuparon las latas para hacer calentadores solares y donarlos. En cuanto al PET cuentan con un acuerdo con Femsa y también lo llevan a una planta de hilo poliéster donde hacen cobijas y playeras.

BioBox destaca que su meta será tener instaladas 300 máquinas el cierre del 2018. Y aunque la mayoría se encuentran en la Ciudad de México, también las han llevado a Guadalajara y Monterrey, aunque ahí solo se reciclan latas de comida. En la CDMX puedes encontrar estas máquinas en vía pública, tiendas de autoservicio y gimnasios.

En este mapa puedes checar las ubicaciones:

“Una máquina recibe en promedio de 1,500 a 3,000 envases de PET al día, lo cual quiere decir que la gente está respondiendo bien a su instalación y está tomando conciencia poco a poco, cambiando de estilo de vida e inspirándose a llevar una vida más ecoamigable”, finalizó Bustamante.

Este video te puede interesar:

 

Tienes que ver esto