Vivir bien

La paradisíaca “isla de los perros” es el mejor lugar para tus vacaciones

En este destino no sólo puedes disfrutar de las olas cristalinas, además encontrarás a un compañero peludo para toda la vida…
Carolina Mejia | 11 de Julio de 2018 | 06:00
perritos, perros, mascotas, isla de perros, perros en adopcion, perritos adorables,
Foto: instagram @sarahwermers

¿Cómo imaginas tus próximas vacaciones? Seguro ya te viste rodeado de arena blanca y olas relajantes, pero se te olvidó agregar un detalle… ¡cachorritos! Si estás en busca de tu próxima mascota, debes visitar Potcake Place, un lugar que parece sacado de tus sueños.

Ubicado en Povidenciales, parte de las Islas Turcas y Caicos en el Caribe, el refugio Potcake Place se dedica a rescatar a perros callejeros y darles refugio. Operado por voluntarios, este recinto logra que se adopten hasta 500 animales por año.

Uno de los servicios que distinguen a este refugio es permitir que los turistas den paseos con las mascotas en adopción por la playa y muchas de estas caminatas terminan con un nuevo integrante en las familias.

Los cachorros no tienen ningún refugio en la isla y a menudo llegan a la asociación desnutridos o maltrados. En el peor de los casos, son envenenados o atropellados en las calles de la isla. Gracias al trabajo de Jane Parker-Rauw, fundadora de Potcake Place, la situación ha comenzado a cambiar.

Jane se ha coordinado con el gobierno local para incluir una clase de cuidado animal en las escuelas. También creó un programa de esterilización y opera un Comité de Bienestar Animal junto al Departamento de Agricultura.

En el refugio se le conoce a los perritos como “potcakes” (pasteles de olla) este término de cariño se adoptó porque los habitantes locales a menudo les dan a los animales callejeros lo que sobra al fondo de la olla (“pot”, en inglés).

La mayoría de los animales del refugio son una mezcla entre labrador retriever, pastor alemán y fox terrier, lo que los hace una combinación llena de ternura.

Potcake Place ayuda a los cachorros a aprender a socializar al mezclarlos con turistas, pero si alguien decide llevarse un ejemplar a casa, la asociación se encarga de todo, incluido el buscar un lugar para el animal en el avión.

Eso sí, los encargados del refugio harán un chequeo previo de los antecedentes de cada persona que va a adoptar, incluida una revisión de sus patios a través de Google Maps para ver si son a prueba de mascotas.

Si viajas a este destino pero no estás listo para una nueva mascota, puedes pasear con un adorable "potcake" por unas horas para ayudarlo a convivir con humanos, donar en especie o incluso convertirte en la escolta de un perrito que viaja al mismo destino que tú para reunirse con su familia permenente.

Otra manera más práctica de ayudar al refugio es visitar su página oficial y hacer una donación a través de Paypal.

¿Qué opinas? ¿Te gustaría visitarlo?

Con información de Forbes, Potcake Place y Barkpost

 

Tienes que ver esto