Vivir bien

 

El origen de la escala de Richter que dejó de utilizarse hace 30 años

Esta escala superó a la de Mercalli y comenzó a medir la intensidad de los terremotos desde 2 a un máximo de 10; también sirve para predecir posibles consecuencias como tsunamis...
Estephanie Gutiérrez | 30 de Septiembre de 2017 | 05:00

Siempre que hay un sismo escuchamos en los noticiarios de televisión de cuántos grados fue en la escala de Richter, patrón que se ha tomado como referente para medir la magnitud de un movimiento telúrico. Bueno sí, pero hay un error. La escala Richter no mide la magnitud. Regresemos un tanto.

La escala de Richter fue creada en 1935 por Charles Francis Richter, sismólogo nacido en 1900 y quien falleció el 30 de septiembre de 1985.

Richter coincidió con Beno Gutenberg en el Laboratorio de Sismología de Pasadena en California en 1935. Ambos estaban buscando una fórmula para comparar terremotos de manera cuantitativa, sin que se tuviera que depender de la localización del observador. Decidieron “tomar prestada” la idea de magnitud de los astrónomos que en ese momento la usaban para clasificar la brillantez de las estrellas, y extrapolarla a los fenómenos terrestres, así lo menciona el portal guioteca.com

Hasta ese momento, la forma de medir la intensidad de los movimientos sísmicos era la escala desarrollada por Giuseppe Mercalli en 1902, donde se clasifican los terremotos del 1 al 12 según la resistencia de los edificios al movimiento de la tierra, y sólo se podían medir en el lugar donde se producían.

Richter arbitrariamente escogió un temblor de magnitud 0 para describir un terremoto que produciría un desplazamiento horizontal máximo de 1 μm en un sismograma trazado por un sismómetro de torsión Wood-Anderson localizado a 100 km de distancia del epicentro.

Así, la escala de Richter superó a la de Mercalli y comenzó a medir la intensidad de los terremotos desde 2 a un máximo de 10; también sirve para predecir posibles consecuencias como la formación de tsunamis y, para realizar las mediciones, se utilizan los sismógrafos, algo así como un cilindro con papel donde una aguja va garabateando las vibraciones que se están registrando. Su invención se atribuye a John Milne.

  • Menos de 3.5: Generalmente no se siente, pero es registrado.
  • 3.5 a 5.4: A menudo se siente, pero sólo causa daños menores.
  • 5.5 a 6.0: Ocasiona daños ligeros a edificios.
  • 6.1 a 6.9: Puede ocasionar daños severos en áreas donde vive mucha gente.
  • 7.0 a 7.9: Terremoto mayor. Causa graves daños.
  • 8.0 o superior: Gran terremoto. Destrucción total a comunidades cercanas.

Hasta el momento, la mayor magnitud registrada en el mundo corresponde a 9.5 grados, para el terremoto que ocurrió en Valdivia, Chile en 1960.

Pero con esta escala hay un conflicto el cual radica en que es difícil relacionarla con las características físicas del origen del terremoto. Además, existe un efecto de saturación para magnitudes cercanas a 8.3 a 8.5, debido a la ley de Gutenberg-Richter del escalamiento del espectro sísmico que provoca que los métodos tradicionales de magnitudes produzcan estimaciones de magnitudes similares para temblores que claramente son de intensidad diferente, así lo señala muyhistoria.es

Ante esto, los científicos Tom Hanks y Hiroo Kanamori crearon en 1979 la escala de magnitud de momento que haría un mejor trabajo que la escala de Richter para sismos de mayor magnitud. Es esta la escala de magnitud que los sismólogos usan hoy en día, es por esto que los informes oficiales sólo reportan la magnitud y no incluyen el “apellido Richter”, esto es algo que los medios agregan probablemente sin saber que la escala de Richter dejó de usarse hace más de 30 años para referirse a sismos de gran magnitud.

Según información del portal batanga.com, el método desarrollado por Richter no entrega resultados confiables para sismos con magnitudes 7 y mayores, además de que no fue diseñado para usar datos de sismos registrados a más de 600 km.

La “nueva” escala introducida por Hanks y Kanamori es más objetiva que la de Richter ya que permite hacer comparaciones directas entre diferentes sismos. Esto se logra ya que la escala de magnitud de momento depende del desplazamiento de la falla, el área involucrada y un parámetro llamado módulo de deformación que depende del tipo de suelo. Es decir se mide la energía liberada por un sismo, esto, de acuerdo con información del sitio historiaybiografias.com

La antigua escala de Mercalli

A diferencia de la escala de Richter, la de Mercalli mide daños de los terremotos y no su intensidad, cuantificando el tipo y clase de desastre que provocó. La escala Mercalli actual, se utiliza desde el año 1931.

Puede indicar tanto el grado de percepción por parte de la gente como también su nivel de destrucción. Sobre II, un temblor se considera ligeramente perceptible y, a partir de V, ocurre algún nivel de destrucción.

Tienes que ver esto