Vivir bien

 

Janeth y Nala, el binomio femenino que rescató a siete en la fábrica de Chimalpopoca

Con un entrenamiento de cuatro años, esta pareja es una luz para los humanos a los que ha descubierto
Estephanie Gutiérrez | 26 de Septiembre de 2017 | 10:58
nala , rescatista

Es una Golden Retriever, ha tenido un poco menos de fama porque a diferencia de Frida, la perra de rescate que hemos conocido a causa del sismo del 19 de septiembre, Nala necesita de mucha más concentración para buscar personas con vida bajo los escombros.

Nala pertenece a Janeth, una técnico del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM) que trabaja para el equipo desde hace más de 20 años, ambas chicas llegaron a la fábrica textil de Chimalpopoca con rapidez, pues el ERUM está ubicado en la misma zona.

Janeth ha entrenado a Nala por más de cuatro años, por lo cual está preparada para encontrar gente viva o muerta debajo de los escombros.

Nala tiene permitido un máximo de rescates para no agotarla, entonces descansa por más o menos dos horas y luego vuelve a la zona de búsqueda.

Su determinación permitió que siete personas salieran de la fábrica textil en la colonia Obrera, pero solo sobrevivieron dos de ellas.

Las únicas herramientas de Nala con el olfato y el oído, su labor es adentrarse en los escombros y rastrear cualquier tipo de señal que indique vida humana, Janeth entra con ella a cada sitio para identificar si en verdad hay cuerpos ahí.

Janeth y Nala estuvieron desde el 19 de septiembre, el día del sismo, en el sitio de la fábrica en Chimalpopoca, pero como la rescatista del ERUM dice, la estructura era muy complicada, no fue posible rescatar a muchas personas por esta razón.

De acuerdo con Janeth “El Golden Retriever es una de las mejores razas que se presentan para la búsqueda y el rescate debido a la docilidad que está en su naturaleza, ella ha sido preparada durante cuatro años en búsqueda y rescate tanto de elementos vivos como muertos”. 

Nala sigue en el rescate de muchos edificios en la Ciudad de México, ante su hermosura de alma, decimos ¡Gracias Nala y Janeth!

Con información de Notimex

Tienes que ver esto