Vivir bien

 

Comer carne de perro, el peor crimen en Occidente

El vínculo emocional, el asco, la moral… ¿por qué nos resulta tan repulsivo el consumo de esta proteína?
Maricela Flores | 24 de Julio de 2017 | 16:03
venta de carne de perro,

Matar a un perro para comer su carne es visto como un acto de crueldad reprobable en Occidente, pero en los países asiáticos es todo lo contrario, es algo de lo más normal, porque lo consideran una fuente alimenticia altamente nutritiva.

Hay algunas ciudades de Estados Unidos y varios países europeos en los que el consumo de carne de perro es legal, pero ¿por qué para nosotros es algo impensable?

El doctor Dennis C. Turner, director del Instituto de Etología aplicada y Psicología animal de Suiza, señaló que la mayoría de las personas occidentales quieren y admiran a los perros “porque son sus compañeros sociales y ¡nadie se come a su compañero!”.

niño con su mascota, perro

En junio se celebró en la localidad china de Yulin, un festival en el que se comieron miles de perros. Obviamente este evento fue condenado por las organizaciones protectoras de animales e hizo surgir una campaña en Change.or, en la que un millón de personas firmaron para que se cancelara el evento. Y sí, muchas de ellas eran de Occidente.

De acuerdo con la doctora Nathalia Gjersoe, profesora de Psicología comportamental de la Universidad Abierta del Reino Unido, señala que los perros son particularmente buenos como mascotas porque tienen habilidades psicológicas que otros animales no poseen. Esta mente compleja “hace que la idea de comerlos sea desagradable, de la misma manera que pensaríamos que comernos a uno de nuestros amigos es asqueroso”.

Pero esa conexión especial que se puede llegar a sentir con los perros no es el único factor que impide que las personas coman su carne, ya que nuestra cultura y los procesos de socialización juegan un papel clave: lo que digan los demás de nuestros hábitos alimenticios es crucial. Según la doctora Kathleen Taylor “el asco es contagioso”. Y es así como entra en juego el factor de la moral.

perros enjaulados

¡Sin problemas para la salud!

Pese a todo lo anterior, lo que los occidentales consideran repugnante en el ámbito alimenticio, puede variar de país a país. Jonathan Safran Foer, autor del libro Eating Animal (Comiendo Animales) se pregunta ¿cuál es el problema? Él asegura que la ingesta de carne de perro no es perjudicial. Explica que “bien cocinada no presenta más riesgos para nuestra salud que cualquier otra carne".

Para la dietista Cruz Martínez, las razones para abstenerse de esta proteína son fundamentalmente culturales, además de la variedad de alternativas alimentarias de origen animal que existen.

consumo de carne de perro

Tú ¿qué opinas al respecto? ¿la comerías?

Con información de BBC

Tienes que ver esto