Vivir bien

 

¿Insomnio? Recupera el sueño en ¡1 minuto!

Si no dormimos bien nuestro rendimiento se ve afectado al día siguiente, pero nuestra salud física y emocional también están en riesgo
Maricela Flores | 18 de Julio de 2017 | 14:41

A todos nos ha pasado… esas veces en las que damos vueltas y vueltas sobre la cama, pero por más que lo intentamos no logramos conciliar el sueño. Cuando es recurrente, hay quien se apiada de nosotros y nos brindan algunos consejos, los cuales no siempre funcionan. Sin embargo, parece que la solución está en la respiración, en el método 4-7-8.

¿De qué se trata exactamente?

Se trata de una de las técnicas de relajación más potentes y eficaces, la cual puedes practicar en cualquier momento, cuando te sientas estresado o ansioso. Es parte de la práctica de respiración del Yoga y fue popularizada por el Dr. Andrew Weil, Director del Centro para la Medicina Integrativa de la Universidad de Arizona.

De acuerdo con el experto, te ayuda a conciliar el sueño en tan sólo 60 segundos, ya que actúa como un tranquilizador natural del sistema nervioso, reduciendo el estrés y la tensión del cuerpo.

Únicamente tienes que seguir estos pasos:

1. Colócate en una posición cómoda.

2. Presiona la punta de tu lengua en la parte superior de los dientes delanteros, en la zona del tejido de la cavidad bucal. Debes dejarla ahí durante todo el ejercicio.

3. Respira profundo por la nariz durante 4 segundos.

4. Mantén la respiración durante 7 segundos, controlando tu diafragma.

5. Exhala lentamente por la boca durante 8 segundos. Imagina que el aire sale por la punta de la lengua, que sigue presionando detrás de tus dientes delanteros.

Debes repetir estos pasos las veces necesarias, pero por lo general, no se necesitan más de 10 repeticiones. Es normal si te da un poco de mareo, pero esto desaparecerá cuando te hayas familiarizado con el método.

Esta técnica permite introducir más oxígeno al organismo, relajar el sistema parasimpático y bajar el ritmo cardíaco, promoviendo un estado de calma.

Ahora sí ¡dulces sueños!

Con información de Cultura Inquieta

Tienes que ver esto