Vivir bien

 

¿Saludable o ridícula? La tendencia de convertirse en abstemio

Les llaman los teetotalers y entre ellos está Jared Leto, Donald Trump, Gerad Butler y Dave Gahan
Estephanie Gutiérrez | 15 de Agosto de 2016 | 19:19

Seguro en alguna plática con un amigo, o el amigo de un amigo, has escuchado que “Chuchito” ya no toma alcohol, de pronto se regeneró y de ser un borracho veloz ahora es un personaje saludable, que ya no quiere saber más del vino o la cerveza. Dejar de beber ya no es visto como propio de una persona desadaptada o antisocial, ser abstemio está de moda, casi tanto como ser hispter o snob.

Por lo menos, así lo sugiere una publicación de la revista Vanity Fair que hace eco en aquellas personas que han dejado de beber por una simple tendencia. Les llaman los teetotalers y han elegido una forma nueva de estar de moda, abandonar el alcohol. Personas felices, saludables, deportistas, veganos o vegetarianos, adictos a la adrenalina, saludable, por supuesto.

Carismáticos con una condición casi obligada de ser y disfrutar como mandato divino. No beben porque no lo necesitan, hacen yoga, beben smoothies frescos y orgánicos, e investigan las verdades de los superalimentos. ¿Son en realidad un conjunto de bondades? Por lo menos Vanity Fair no lo cree.

Pero vayamos un poco más a la historia, en Estados Unidos los abstemios se hacen llamar teetotalers o teetotals, un término acuñado en los principios el siglo XIX, por un seguidor de la corriente llamado Joseph Livesey, de la Preston Temperance Society, una organización fundada en 1936 con el objetivo de luchar contra el monopolio del alcohol en la vida social. En ese entonces las razones para no beber eran diferentes, había quien dejó de tomar por la adicción de un familiar a esta bebida, por ejemplo Donald Trump que es abstemio desde 1981 a causa de la enfermedad de su hermano. En este grupo están aquellos que por razones filosóficas o médicas, o incluso revolucionarias, dejan el alcohol y lo colocan como un operador de las prácticas perversas del sistema.

Luego están los abstemios obligados, los renacidos que fueron alcohólicos por un tiempo y hoy se dedican a hacer proselitismo para que los demás dejen la bebida, tal como George Bush, Rob Lowe o Dave Gahan de Depeche Mode, Colin Farrell y Ben Affleck.

Pero los abstemios que están de moda son aquellos que por voluntad propia, salud o estética no beben, tal como JLo, Katy Perry, Kim Kardashian, Lared Leto o Natalie Portman, los dos últimos que además son veganos.

Están también a los que queremos admirar, como David Beckham o Gwyneth Paltrow, quienes no beben y parece que los años no les afectan.

Dejar el alcohol está de moda, pero ¿es bueno? Según algunas investigaciones, el alcohol ha largo plazo, aun en dosis moderadas, puede afectar las funciones cerebrales, incrementar la actividad cardíaca, fomentar la aparición de úlceras y se asocia a diferentes tipos de cáncer.

¿Una moda o una decisión saludable?, tú, ¿qué opinas?

via GIPHY

Tienes que ver esto