Top 10

10 secretos del detrás de cámara de “Milagros Inesperados”

¡Tienes que leer esto! Es una de las pocas adaptaciones de la obra de Stephen King aprobadas por el propio novelista, debido al impacto sentimental de la cinta
Carolina Mejia | 3 de Septiembre de 2018 | 05:00
milagros inesperados, the green mile, tom hanks, michael clarke duncan, cine, peliculas, entretenimiento, películas clásicas
Foto: Castle Rock Entertainment

Pocos pueden terminar de ver The green mile (Milagros inesperados, 1999), sin derramar ni una lágrima. Ambientada en el sur de Estados Unidos, durante la época de la Gran Depresión, la historia se centra en La Milla Verde, el pasillo que lleva a los reclusos hasta la muerte en la silla eléctrica.

Es en este claustrofóbico y desolador lugar donde Paul Edgecomb (Tom Hanks), un guardia de prisión, conoce a John Coffey (Michael Clarke Duncan) un hombre gigantesco que esconde un corazón noble detrás de su apariencia intimidante.

Con el tiempo, esta historia de amistad y esperanza se ha convertido en un clásico de la pantalla. En 2012, luego de la muerte de Michael Clarke Duncan debido a un infarto, el filme tomó una nueva importancia al mostrar el que quizá fue el mejor trabajo de este actor.

En De10.mx rendimos homenaje a Michael Clarke Duncan en su aniversario luctuoso recordando 10 datos inesperados sobre esta milagrosa cinta:

1. El mejor rol de Michael Clarke Duncan

Este actor comenzó su carrera en pantalla luego de trabajar por varios años como guardaespaldas. Cuando asesinaron al rapero Notorious B.I.G., quien estaba bajo la protección de Clarke, Michael decidió que tenía que cambiar de profesión.

Comenzó con créditos pequeños hasta dar con su papel en Armageddon. Ahí se hizo amigo de Bruce Willis, quien lo recomendó personalmente para el papel de Coffey.

2. Pero no era la única estrella

Aunque finalmente el director se decidió por Tom Hanks en el rol principal, inicialmente le propuso el trabajo a John Travolta pero fue rechazado por el actor.

De manera similar, el psicópata Bill Wharton pudo haber sido interpretado por Josh Brolin (Sí, el mismísimo Thanos). Afortunadamente la respondabilidad de dar vida a este psicópata quedó en manos de Sam Rockwell a quien vimos después en Three Billboards Outside Ebbing, Missouri (Tres anuncios por un crimen), ganando el Oscar a Mejor Actor de Reparto.

Te puede interesar:  Tom Hanks: Las 10 películas imperdibles del ganador de dos Oscar

3. El ratón fue todo un reto

Filmar con animales siempre es difícil, pero en este caso se convirtió en una misión imposible. Hasta 30 ratones distintos se usaron para interpretar a Mr. Jingles, aunque en las escenas más complicadas se utilizaron versiones digitales. Los animales eran dirigidos ante cámara con platos diminutos de comida. 

4. Un gigante muy pequeño

En realidad Michael Clarke Duncan no era tan alto, con 1.96 metros de estatura. Sus colegas David Morse (Brutus) y James Cromwell (Harold) medían casi los mismo que el “gigante”. Mediante trucos ingeniosos de cámara se logró crear la ilusión de que Clarke era altísimo.

5. El “negro mágico”

Aunque a muchos les encantó el papel de Duncan, uno de sus críticos más severos fue el director Spike Lee. El realizador cree que el papel de John Coffey es exactamente lo que se conoce como “un negro mágico”, estereotipo para referirse a los personajes afroamericanos que existen únicamente para mejorar la vida de los personajes blancos. 

6. Les falló el maquillaje

En la trama vemos una versión más anciana de Paul relatando su experiencia en The green mile. Originalmente, Tom Hanks iba a interpretar este papel también. El problema fue que los artistas de maquillaje no lograron crear una versión “envejecida” convincente, por lo que el director decidió usar a otro actor.

7. Es largísima

En su momento, la película fue criticada por su extensa duración, con 188 minutos. Al respecto, Tom Hanks se defendió diciendo: “¡Oye, es más película por tu dólar! Es como una entrada extra. ¡Guauu! ¡Ahora puedes tener toda una noche de entretenimiento!”

8. Tiene fallas históricas

Darabont decidió cambiar la época de la historia de King para poder inclur como referencia la comedia Top Hat (Sombrero de copa). Con esta pequeña modificación, al director se le fueron dos detalles: Los uniformes de los guardias no correspondían a los usados en la época y el estado de Louisiana no usó la silla eléctrica hasta comienzo de los años 40. 

9. Todos subieron de peso

Para lograr el look de la época, Tom Hanks abandonó el ejercicio y subió de peso, porque creía que iba de acuerdo a la vida sedentaria de un guardia penitenciario. Duncan siguió su ejemplo y relajó su exigente rutina de levantamiento de pesas.

Al final Tom Hanks contribuyó a que todos subieran varios kilos de más, ya que cada semana invitaba a todo el elenco a cenar, con dinero de su bolsillo.

10. Es una de las favoritas de Stephen King

El novelista es famoso por el rigor que exige en las adaptaciones de su trabajo. Pero esta cinta dio justo en el blanco, aunque quizá se pasó de suavidad. “Para una historia que se encuentra en el corredor de la muerte, tiene un sentimiento realmente agradable, de alabanza a la condición humana”, declaró King.

Para cerrar, te dejamos una galería del elenco como lucía en 1999 y cómo lucen ahora:

Con información de Film Affinity, Consequence of Sound, Mental Floss y Diply

 

Tienes que ver esto