Top 10

Jackie Kennedy, una vida marcada por el desamor y la muerte

A pesar de las infidelidades de John F. Kennedy y la pérdida de dos hijos, siempre se mantuvo como una mujer fuerte y un modelo a seguir
Maricela Flores | 28 de Julio de 2018 | 04:00
Jackie Kennedy, vida marcada, desamor y muerte, primera dama de Estados Unidos, Jonh F. Kennedy, matrimonio por conveniencia,
Fotos: AP/El Universal

Al parecer, Jacqueline Lee Bouvier fue la mujer más fotografiada del siglo XX. Fue la esposa del presidente #35 de los Estados Unidos, John F. Kennedy y se convirtió también en un ícono de la moda que contaba con un estilo exquisito y una refinada educación.

Jackie nació el 28 de julio de 1929 en Southampton, Nueva York. Su padre era un corredor de bolsa de origen francés y su madre era la hija del presidente de una entidad bancaria de renombre. Al pertenecer a una familia de clase alta, fue educada en las mejores escuelas privadas. Estudió ballet, montaba a caballo y escribía cuentos y poemas.

Sus padres se divorciaron en 1942, por lo que se trasladó a Washington con su madre. Ahí desarrolló intensamente su vida social mientras seguía estudiando. Antes de graduarse en arte en la Universidad George Washington, también pasó un tiempo en París, estudiando en la Sorbona. Dominaba el francés y el español. Tras terminar sus estudios, comenzó a trabajar como fotógrafa en el Washington Times Herald. Este empleo la vinculó con el mundo de la política, así fue como conoció a su futuro marido, el demócrata John F. Kennedy.

Un matrimonio complicado

Cuando Jackie y John se conocieron, ella estaba a punto de casarse con otro hombre, pero la atracción entre ambos fue tal, que decidió terminar su relación. Sin embargo, siempre se ha dicho que entre ellos no había amor. Todo era “simple”: lo único que le faltaba a Jonh para cumplir sus aspiraciones presidenciales, era una esposa y Jackie fue la “afortunada”.

En 1953 se casó con Kennedy y la pareja se convirtió en una de las más admiradas de los Estados Unidos. A partir de entonces, una serie de tragedias y malos momentos comenzarían a presentarse en su vida.

Jackie y John, el día de su boda. (Foto:AP)

Para empezar, se casó con un hombre que no le mostraba su afecto en público y que tenía un gusto insaciable por las mujeres, así que su matrimonio no era color de rosa como todos habrían pensado. Aunque eso sí, también ella tenía sus amoríos extrameritales, uno de los más sonados fue el de Marlon Brando.

Sumado a ésto, en 1955 sufrió un aborto espontáneo; un año después volvió a quedar embarazada. La niña se llamaría Arabella Kennedy, pero debido a complicaciones en el parto, la bebé no pudo sobrevivir. Un periódico europeo reportó en aquel entonces que John no se enteró de ésto hasta 3 días después, ya que estaba a bordo de un crucero con varias mujeres.

Después nacerían sus hijos Caroline (1957) y John (1960). Tres años después, el 7 de agosto de 1963, llegaría a su vida Patrick, quien solamente viviría 48 horas, debido a que sufría el síndrome de distrés respiratorio, enfermedad para la que no había cura. A partir de esta tragedia, John cambió radicalmente y los gestos de amor hacia su esposa se hicieron notorios, podría decirse que la tragedia los unió.

La elegancia al vestir, siempre distinguió a la primera dama. (Foto: AP)

Rivalidad con Marilyn Monroe

Jackie sabía de las infidelidades de su marido, pero prefería ignorarlas porque no representaban “peligro” para ella. Pero quien sí era una amenaza a su reino de perfección era Marilyn Monroe. En algunos libros biográficos se revela que la rubia actriz llamó por teléfono a la primera dama de los Estados Unidos para ponerla al tanto de su relación con John F. Kennedy, a la que Jackie respondió sin titubeos: “Marilyn, genial que te cases con John. Vendrás a la Casa Blanca, asumirás mis responsabilidades y todos los problemas serán tuyos”.

Es ampliamente conocido el affaire entre Marilyn Monroe y John F. Kennedy. (Foto: AP)

El asesinato de su marido

En 1960, John F. Kennedy derrotó en las elecciones a Richard Nixon y se convirtió en el nuevo presidente norteamericano. Jackie sería primera dama, a más joven hasta el momento, pues en ese entonces tenía 31 años.

Ella acompañó incansablemente a su marido en cada presentación social y evento político, y estaba con él aquél 22 de noviembre de 1963, cuando su marido fue asesinado en la ciudad de Dallas. Ella estaba junto a él; vivió este terrible acto en primera fila. Momentos después del asesinato, Jackie no quiso quitarse el vestido manchado con la sangre de su esposo hasta la madrugada del día siguiente, cuando regresó a la Casa Blanca.

El día que fue asesinado John F. Kennedy. (Foto: Wikipedia)

Segundo matrimonio ¿feliz?

En 1968, cinco años después de la muerte de su esposo, se casó con el magnate griego Aristóteles Onassis. De acuerdo con allegados de la pareja, jamás estuvieron enamorados, sino que era una unión por conveniencia: ella conseguía parte de la fortuna de Onassis y él absorbía algo de la posición social de Jacqueline.

Pero el gusto les duró muy poco, ya que en 1975 iniciaron los trámites de divorcio, sin embargo, la muerte sorprendió a Onassis ese mismo año sin llegar a concretarlo, por lo que Jackie quedó viuda por segunda vez.

Jackie se unió a Onassis en 1968, en un matrimonio por conveniencia. (Foto:AP)

Sus últimos años

Tras la muerte de Onassis, Jacqueline inició una relación con un empresario belga, con quien pasaría los últimos años de su existencia. Ella murió el 19 de mayo de 1994, a los 64 años de edad, a causa de un linfoma en etapa avanzada. Una tragedia que ya no vivió, fue la muerte de su hijo John, quien perdió la vida en 1999 en un accidente de avioneta.

Jacqueline Kennedy. (Foto: AP)

Con información de El Mundo (1,2), Noticia al día y Fucsia

 

Tienes que ver esto