Top 10

 

Leonardo Da Vinci y la acusación de homosexualidad que lo llevó a la cárcel

Una denuncia anónima enfrentó al artista contra el tribunal italiano encargado de cuidar la moral y de acabar con la homosexualidad
Carolina Mejia | 14 de Abril de 2018 | 04:00
leonardo da vinci, arte, vida de leonardo da vinci, sexualidad de da vinci, da vinci homosexual
Fotos: Wikipedia

Sin duda Leonardo Da Vinci es una de las principales figuras del Renacimiento y sus pinturas de la Mona Lisa y La última cena son consideradas entre las mejores obras de arte de la Historia. Pero sobre el pasado de este pintor se extiende una oscura sombra, originada en 1476, cuando una denuncia anónima lo llevó a prisión acusado de sodomía.

En aquella época, Florencia tenía una corte especializada en juzgar delitos contra la moral, llamada Ufficiali di Notte (Oficiales de la Noche), cuya misión principal era acabar con la homosexualidad masculina, actividad ilegal en ese entonces. Las parejas del mismo sexo se veían forzadas a reunirse en la clandestinidad y a menudo, se protegían con la oscuridad de la noche, de ahí el nombre de la institución que existió de 1432 a 1502.

arte, leonardo da vinci, dibujos da vinci, bocetos da vinci, obras leonardo da vinci

Hasta los bocetos más sencillos del artista, como este, se valúan en millones de dólares. (Foto: El Universal)

El tribunal estaba formado por seis hombres casados y se distinguía por ser más benévolo que otros, ya que a menudo sólo condenaba a los acusados con una multa o un breve encarcelamiento, aunque su mayor arma era el desprestigio contra quienes eran juzgados. Para llevar a cabo su tarea, los oficiales se basaban en las denuncias anónimas depositadas en urnas colocadas por toda Florencia, bautizadas como “agujeros de la verdad”.

Entre otras denuncias célebres obtenidas por este método está la acusación contra el artista Filipo Lippi por tener un hijo con una monja y el señalamiento contra Maquiavelo por sodomizar a una prostituta. Pero la tarjeta anónima que nos interesa en este caso apareció el 8 de abril de 1476 y acusaba a Da Vinci, quien tenía 24 años, de realizar actos homosexuales junto con otros cuatro hombres.

Los trabajos del artista se distinguen por su exactitud anatómica. (Foto: AP)

Al artista se le acusaba de tener sexo con Jacopo Saltarelli, un joven aprendiz de ofebre de 17 años que conoció a Leonardo cuando trabajó como modelo. De acuerdo con la ley vigente en ese momento, el tribunal debía llevar a cabo una audiencia pública de los acusados, entre los que también estaba Leonardo Tornabouni. La familia de este joven era muy influyente y gracias a su intervención la acusación no llegó a juicio y los detenidos fueron declarados inocentes.

Pero Da Vinci aún no podía respirar tranquilo porque los Oficiales de la Noche colocaron a los jóvenes acusados en una especie de libertad condicional. Este procedimiento establecía que si en dos meses no había una nueva denuncia contra ellos, serían exonerados permanentemente.

Una nueva denuncia mencionó a Da Vinci y a sus supuestos cómplices en junio de ese mismo año, pero las familias de los jóvenes volvieron a mover influencias y el caso se cerró de manera definitiva.

La Mona Lisa, una de las pinturas más conocidas de Da Vinci, atrae a miles de visitantes cada año en el Museo Louvre, donde está expuesta (Foto:AP)

Hasta la fecha los biógrafos del genio artístico se debaten sobre la sexualidad de Leonardo. Para algunos, este traumático suceso lo impulsó a mantenerse célibe el resto de su vida. Otros expertos afirman que tuvo numerosas relaciones secretas con sus asistentes y modelos como Gian Giacomo Caprotti da Oreno y el conde Francesco Melzi.

Parte de la dificultad para reconstruir la personalidad del genio es que no sabemos mucho de su vida y lo poco que se ha rescatado se encontró en sus cuadernos, llenos de especulaciones e información vaga.

Además, los cargos contra el artista despertaron en él una paranoia difícil de ignorar que se demuestra en sus bocetos. En estos diseños aparecen gente con expresiones grotescas haciendo calumnias o aparentemente compartiendo “chismes”. Quizá debido a esta sensación de ser observado, Da Vinci abandonó Florencia y se mudó a Milán poco después del juicio.

Melzi fue uno de los más fieles aprendices de Leonardo y también se rumora que era uno de sus amantes. (Foto: Wikipedia)

También parece que el haber pasado varios meses encarcelado, mientras se resolvía la acusación en su contra, marcó de manera permanente el carácter de Da Vinci, quién adquirió el hábito de comprar pájaros enjaulados sólo para liberarlos. En otros de sus trabajos aparece un invento para escapar de prisión desde el interior de una celda.

Pese a los registros sobre este escándalo hay quienes opinan que la acusación fue inventada y se trató de una calumnia contra la reputación del maestro del pincel. ¿Tú qué piensas?

Con información de Supercurioso, Brooheaven National Laboratory y The New Yorker

Tienes que ver esto