Top 10

 

Dodi Al-Fayed, el millonario casanova que conquistó a Lady Di

Falleció a lo 42 años, y es, posiblemente, el padre del tercer hijo de la princesa de Gales
Estephanie Gutiérrez | 14 de Abril de 2018 | 06:00
dodi al fayed, muerte de dodi al fayed, mohamed al fayed, familia al fayed, diana de gales, diana spencer, accidente, muerte
Foto: AP

Dodi Al Fayed, el hombre que compartió los últimos momentos de la princesa Diana de Gales tuvo una vida controversial. Con el dinero corriendo por la sangre, nació en una familia que lo tenía todo, hasta hoy lo tiene todo. Nació el 15 de abril de 1955 en Egipto y falleció al lado del amor de su vida en agosto de 1997.

Su padre, dueño de la cadena de almacenes ingleses Harrod´s, hizo su fortuna como intermediario comercial entre los países del Golfo Pérsico. Además es propietario del club inglés Fullham, pero ni el padre ni el hijo eran muy aceptados en la sociedad de su país, pues se creía que la cadena de tiendas fue financiada con dinero de dudosa procedencia y también por apoyar campañas políticas de algunos miembros del parlamento.

Dodi era un chico encantador, pero tenía la misma sucia reputación que su padre, fue criado como musulmán y pasó su vida joven en sus casas de la Riviera Francesa y Alejandría. Estudió en el colegio suizo de Le Rosey y en la academia militar británica de Sandhusrt.

Poco a poco se relacionó con los círculos sociales más exclusivos de Londres y se dejaba ver acompañado de bellezas como Wynona Ryder y Brooke Shields, así que rápidamente adquirió fama de casanova y coleccionista de mujeres hermosas.

En el lado oscuro, se creía que nunca pagaba una cuenta personal, fue productor de películas como Hook y La letra escarlata, pero esto le valió más de 10 demandas en diversas cortes de Los Ángeles, por las cuales nunca respondió.

Cuando se supo que estaba saliendo con la princesa Diana, una modelo apareció en las cámaras de la prensa mundial para asegurar que el magnate le había pedido matrimonio y le había estafado dándole un cheque de 200 mil dólares, pero sin fondos.

A pesar de esto, Al Fayed era un hombre carismático, un hombre que logró, según dicen los amigos cercanos, que Diana fuera una princesa feliz durante sus últimos días de vida.

Diana, a la izquierda, con Dodi Al Fayed en la parte trasera de un automóvil, la noche en que ambos murieron en un automóvil. (Foto: AP)

Aun con su dinero, la familia real no veía con buenos ojos al heredero enigmático, pero se relacionó con ella debido a que su padre era el mecenas del Royal Windsor Horse Show, uno de los espectáculos ecuestres más prestigiosos, así como del Ballet Real de Inglaterra, donde conoció a la reina y su corte, pero no era considerado un amigo de la familia y en dos ocasiones se le negó la nacionalidad británica.

Algo que incomodaba a la familia real era que los Al Fayed compraron una mansión del Duque Windsor en París, al igual que los muebles y el mobiliario que pertenecían a la pareja real.

Para muchas personas, el romance entre la pareja Dodi y Diana, tuvo que ver con el reconocimiento que el padre de él, Mohamed quería obtener de la familia británica, ante tantas humillaciones.

Diana, la Princesa de Gales con Dodi Fayed, a la derecha, con el conductor Henri. Paul y el guardaespaldas Trevor Rees-Jones en el ascensor en el Hotel Ritz en París poco antes de Diana, Fayed y Paul murieran. (Foto: AP)

El padre de Dodi y su esposa, la finlandesa Heini Wathén, fueron los culpables de fraguar el romance, pues invitaron a la princesa de Gales y a sus hijos, Guillermo y Enrique a su villa en Les Parc de Saint Tropez, para ese entonces era julio de 1997 y el matrimonio de Diana ya había terminado.

Dodi y Diana apenas se conocían, pero fue en esas vacaciones en las que se fraguó la relación sentimental, durante las semanas posteriores, la pareja regresó en dos ocasiones para realizar algunos cruceros, fue precisamente ahí donde se tomaron las primeras fotografías que después se dieron a a conocer enloqueciendo al mundo entero.

La muerte fue solo un par de meses después. La pareja del momento viajaba en un auto por las calles de Francia cuando el vehículo se estrelló en un puente cerca del Rio Sena, era el 21 de agosto de 1997 y los paparazzis los perseguían para obtener fotos del nuevo romance que causaba furor.

Los restos del automóvil de la Princesa Diana en el túnel de Alma de París. Diana murió con Dodi Al-Fayed el 31 de agosto de 1997. (Foto: AFP)

A pesar de los años que han pasado desde la tragedia en la que murieron tanto Diana como Dodi, el padre de él siempre ha defendido que se trató de una conspiración comandada por el esposo de la Reina Isabel, Felipe de Edimburgo, pues la casa real no estaba de acuerdo con que la princesa, que según Al Fayed, estuviera embarazada de su hijo, aunque nunca se ha comprobado que esto sea cierto.

Un año después de la muerte de Dodi, su padre erigió un monumento en su honor en Harrods y otro mayor en 2005.

Con información de Vanitis y Semana 

LO MEJOR DE DIEZ.mx

 

Tienes que ver esto