Top 10

 

El misterio de La Dalia Negra, a más de 70 años de su asesinato

Decenas de personas fueron interrogadas por este terrible crimen, pero hasta la fecha, el caso sigue abierto
Maricela Flores | 15 de Enero de 2018 | 04:00
Elizabeth Short, la dalia negra
Foto: AP

Elizabeth Short, quien es mejor conocida como “La Dalia Negra”, fue una estadounidense víctima de un horrible asesinato. Su cuerpo descuartizado fue encontrado el 15 de enero de 1947 en Los Ángeles, California. Este terrible caso ha sido fuente de inspiración de varios libros, obras de teatro y adaptaciones cinematográficas.

¿Quién era esta mujer?

Ella nació el 29 de julio de 1924 en Hyde Park, en Boston, Massachusetts. Fue criada por su madre Phoebe Mae Sawyer, luego de que su padre, Cleo Short, las abandonó a ellas y a sus cuatro hermanas en 1930.

Elizabeth padecía de asma y cuando cumplió 19 años se fue a vivir con su padre a Vallejo, California. Ambos se mudaron a Los Ángeles en 1943, pero tras una discusión, ella decidió irse de la casa. Residió en distintas ciudades de Florida, pero ocasionalmente regresaba a Massachusetts, donde obtenía dinero trabajando como camarera.

Comenzó una vida errante, viviendo del dinero de los hombres a los que seducía con su belleza. Llegó a tener un novio formal, el soldado Matt Gordon, con el que estuvo a punto de casarse, pero por desgracia, el murió en un accidente aéreo en Filipinas, en los últimos días de la Segunda Guerra Mundial.

(Imagen: Wikimedia Commons)

Tras la muerte de su novio, Elizabeth volvió a California. Durante los 6 meses anteriores a su muerte vivió cerca de los Ángeles, pero no tuvo residencia fija. Trabajaba como mesera y sus pocos ingresos los invertía en su apariencia, con la esperanza de que algún día, un cazatalentos de Hollywood se fijara en ella, pues pensaba que al ser blanca, de cabello oscuro y ojos azules, podría llamar la atención de alguien del mundo del cine.

Pocas personas se percataron de ella cuando la dejaron en el elegante hotel Biltmore en el centro de Los Ángeles (lugar en el que fue vista con vida por última vez) pero cuando se encontró su cuerpo casi una semana más tarde, Elizabeth Short se convirtió en un nombre que todos conocían.

El horrible crimen

La mañana del 15 de enero de 1947, Betty Bersinger caminaba con su pequeña hija por una calle, en una zona de construcción del vecindario de Leimert Park, en Los Ángeles, cuando vio lo que parecían ser dos mitades de un maniquí, sin embargo, era el cuerpo de Short, quien había sido cortada en dos por el abdomen, debajo de las costillas, y no tenía rastro de sangre.

Fue mutilada, le sacaron el corazón y los intestinos, y le hicieron cortes desde las comisuras de los labios hasta las orejas, corte que después fue conocido como “la sonrisa de Glasgow". Antes de ser abandonado en un terreno baldío, su cuerpo fue lavado. La colocaron en el piso con las manos sobre su cabeza y los codos doblados en ángulo recto.

Short también presentaba marcas en sus tobillos y muñecas, las cuales fueron hechas por cuerdas. Tenía huellas de golpes, cortes y quemaduras de cigarrillo. Además, en la autopsia se encontró evidencia de que había sido obligada a comer excremento.

Aunque su cráneo no estaba fracturado, tenía moretones en la parte frontal y derecha de su cuero cabelludo, por lo que se sabe que fue golpeada en la cabeza. La causa oficial de la muerte fue la pérdida de sangre ocasionada por las heridas en su rostro, combinado con el shock de una conmoción cerebral.

El presunto asesino contacta a la prensa

El 23 de enero de 1947, el presunto homicida llamó al editor del periódico Los Angeles Examiner, al parecer se encontraba molesto por la forma en que el caso estaba siendo tratado por la prensa. También envió un sobre que contenía el certificado de nacimiento de Elizabeth, fotografías y una libreta de direcciones donde aparecía el nombre de Mark Hansen, el dueño de un salón de baile frecuentado por la víctima.

Short se había hecho amiga de la mujer de este hombre e incluso se había quedado en su casa algunas veces. De hecho, él admitió que una vez intentó tener sexo con ella, pero Elizabeth se negó. Aún así, Hansen se convirtió en el primer sospechoso.

(Imagen: Wikimedia Commons)

El rol de los medios de comunicación

El caso se tornó muy complicado, luego que más de 60 personas (hombres y mujeres) se atribuyeran el crimen, que ya se había convertido en una verdadera novela sensacionalista.

Gerry Ramlow, un reportero de Los Angeles Daily News dijo en una ocasión que el asesinato nunca se resolvió debido a la labor de los reporteros, ya que estaban en el caso, pisoteando pruebas y reteniendo información. Mucha información del público no fue pasada a la policía, ya que los periodistas se apresuraban a obtener las primicias.

También se frivolizaron muchos detalles, como la ropa con la que fue vista por última vez. Al principio se dijo que portaba un traje negro y después se dijo que llevaba una falda apretada y una blusa escotada. En la cobertura del caso también se criticaba su estilo de vida, cuando quienes la conocían, decían que ella no fumaba ni bebía, que sólo era una joven que soñaba con ser actriz.

Short fue enterrada en el Cementerio Mountain View en Oakland, California.

(Imagen: Wikimedia Commons)

"La Dalia Negra"

Short recibió este apodo como una referencia de la película The Blue Dahlia (La Dalia Azul, 1946). Los investigadores de Los Ángeles dijeron que el apodo fue inventado por los reporteros que cubrían el asesinato.

Oficialmente el caso sigue abierto, aunque desde 1999, el ex detective Steve Hodel está seguro que su padre, George Hodel es el responsable del asesinato. Tras llevar a cabo una larga investigación, descubrió un álbum de fotos donde aparecía una mujer muy parecida a la víctima.

Descubrió que su progenitor vivió en la misma época y ciudad que Elizabeth, y algunos dicen que los vieron juntos varias veces. George fue uno de los sospechosos de la policía, pero nunca se le comprobó nada. El ex detective cree que su papá tenía tratos turbios con la policía para ocultar procedimientos médicos ilegales y que por eso nunca lo procesaron.

Actualmente el Hotel Biltmore sirve un cóctel llamado Dalia Negra, de vodka, licor de frambuesa negra Chambord y Kahlua. La bebida, como la historia de esta mujer, tiene un sabor amargo.

Con información de BBC, Biobiochile y EITB

Tienes que ver esto