Top 10

 

El Zoológico de Moctezuma, un santuario de seres extraordinarios

Tenía un acuario, una colección de fieras, de aves, de reptiles y de humanos... sí, ¡humanos con deformidades!
Maricela Flores | 8 de Noviembre de 2017 | 06:00
Moctezuma

El Centro Histórico de la Ciudad de México esconde una infinidad de maravillas; la mayoría de los tesoros prehispánicos quedaron enterrados, pero gracias a las excavaciones de arqueólogos e investigadores, han quedado al descubierto.

Algo que ha llamado la atención es la existencia de un zoológico, el cual perteneció a Moctezuma. En este sitio, en el que había una Casa de Aves y una Casa de Fieras, estaba lleno de árboles, se cultivaban flores, frutos y plantas, que también servían de hábitat para los animales que se tenían allí en grandes jaulas de madera, según cita Super Curioso.

En el Totocalli (casa de animales en náhuatl) tenían leopardos, zorros, ocelotes, osos, coyotes, jabalíes, monos, serpientes, águilas, pavorreales, guacamayas, pericos, etc. También contaba con 20 estanques de agua dulce y salada. Hubo cronistas españoles que lo definían como una apología a lo sagrado de la naturaleza.

Según +DEMX, alrededor de 600 personas se encargaban de cuidar y darle mantenimiento al zoológico, el cual contaba con seis colecciones en específico: los acuarios, la colección de fieras, de aves rapaces, de otras aves, reptilario y de humanos.

Moctezuma, reunión,

(Foto: Wikimedia Commons)

Sí, así como había animales que eran considerados sagrados, por ser vinculados con los dioses, como el jaguar, las serpientes y los colibríes, había otra zona que hoy en día nos podría parecer bastante desagradable: humanos.

Se trataba de un espacio en el que se tenía a personas con alguna deformidad o cuyo aspecto era fuera de lo común. De acuerdo con MX City, el propio Hernán Cortés señalaba con horror que ahí se encontraban “muchos hombres y mujeres deformes, enanos y jorobados”. También escribió que “existían hombres, mujeres y niños que tenían las caras y los cuerpos blancos, y cuyos cabellos, cejas y pestañas también eran blancos”.

Sí, suena a que los tenían en condiciones infrahumanas, pero según se tiene conocimiento, les daban un buen trato, ya que para Moctezuma y los mexicas, era fascinante poseer a seres tan extraordinarios. Por lo que podríamos deducir que más que un zoológico, era una especie de santuario.

Pero ¿qué pasó con este lugar?

De acuerdo con Televisa News, en su Tercera Carta de Relación enviada al rey Carlos I, el mismo Cortés relató que muy a su pesar, el 13 de agosto de 1521 tuvo que “poner fuego a estas casas grandes de la plaza”, incluyendo el zoológico. Se calcula que sus ruinas debieron quedar enterradas por donde se encuentra ahora el Convento de San Francisco (entre Eje Central, Madero, Gante y 16 de Septiembre).

Moctezuma,

(Foto: Wikimedia Commons)

Foto de portada: Wikimedia Commons.

Tienes que ver esto