Top 10

 

Cliff Burton, la muerte que “destruyó” a Metallica

El bajista logró en pocos años hacerse de un nombre impecable, tanto que la banda quiso separarse cuando él murió
Estephanie Gutiérrez | 28 de Octubre de 2017 | 05:00
cliff burton

Era el 27 de septiembre de 1986, las 6:15 de la mañana, Ljungby en Suecia. Cliff Burton, la leyenda del bajo que había enaltecido a Metallica acababa de morir. El autobús en que viajaba la banda sufrió un accidente. El grupo nacido en 1981 estaba en su primera gira por Europa. Era sábado y la historia de la música rock estaba por cambiar.

Cliff Burton nació el 10 de febrero de 1962, desde pequeño estuvo en el mundo de la música, comenzó tocando el piano y luego con el bajo, sus padres eran hippies, de ellos adoptó sus ideales e imágenes, pero sobre todo la actitud. Era un niño inteligente, pero desde ese entonces se distinguió porque no hacía lo que alguien más quería.

Burton tenía dos hermanos, su hermano David falleció en 1975, y desde aquel momento aseguró que sería “el mejor bajista por su hermano”, sus padres no lo creían, pues en realidad Cliff era bueno en el piano, y le costó mucho trabajo aprender las cuatro cuerdas. Para el año siguiente había logrado superar a su maestro, aprendió a tocar jazz y música clásica, también sabía como leer música. Terminó la preparatoria y comenzó en pequeñas bandas, para aquel entonces ya tenía esa glamurosa actitud que lo distinguía.

Para 1982, cuando tocaba con Trauma, se le acercaron dos miembros de la entonces desconocida Metallica, James Hetfield y Lars Ulrich, estaban en el Whisky a Go Go, estaban sorprendidos, pues nadie tocaba como aquel muchacho. Se le hizo el ofrecimiento para formar parte de la banda, pero Cliff no quería seguir en Los Angeles así que convenció al grupo de mudarse a San Francisco. Metallica tenía a Dave Mustaine y a Ron McGovney en sus filas, pero ambos fueron sustituidos. La formación final de los metaleros quedó con Hetfield en las vocales y la guitarra, Lars Ulrich en la batería, Burton en el bajo y Kirk Hammett en la guitarra.

Para julio de 1983, Metallica debutó con Kill´Em All, y aunque Cliff llegó cuando nueve de las 10 canciones ya habían sido hechas, el toque mágico lo ponía Burton.

En 1984 llegó el Ride The Lightining, marcado, absolutamente, por la presencia de Burton. En 1986 llegó Master of Puppets, su álbum considerado como uno de los mejores en la historia del Trash Metal, este también presenta el toque indispensable de Burton en la música.

Cuando llegaron a su primera gira por Europa, la banda había estado en gira con Ozzy Osbourne, con quien Cliff había creado buenos lazos. Ese 26 de septiembre de 1986, la banda se presentaría en Estocolmo, tocaron como nunca, era la primera vez que James tocaba de nuevo, pues tenía fracturado el brazo. Burton estaba dando lo mejor de sí, interpretó una versión melódica de Star Spagleb Banner, y la última pieza que tocó en su vida fue un cover de Blitzkrieg.

Foto: Team Rock

En la noche, Metallica se subió al autobús para ir a su próxima parada en Copenhague, su siguiente concierto era el 27. La banda eligió cartas al azar para asignarse los puestos en que dormirían en el bus, todos querían la cama de Kirk, Cliff sacó el as y se quedó con la cama.

La versión oficial señala que el conductor perdió el control porque había hielo en la carretera, pero según Hetfield, que perdió la compostura e intentó golpear al chofer, nunca vio ninguna pista de hielo en el gran tramo que recorrió en busca de la razón del accidente.

Cliff ya había fallecido y según las investigaciones, la temperatura del sitio donde murió era de 37 grados así que no podía haber placas de hielo, pero tampoco arrojaron que el conductor fuera ebrio o dormido.

El bajista fue llevado a los Estados Unidos y su funeral se realizó el 7 de octubre de 1986, Metallica quería terminar su carrera, pero fueron los padres de Cliff quienes los instaron a seguir, reclutaron a Jason Newsted.

Catorce horas antes del accidente, Cliff había dado una entrevista a una revista sueca llamada Sweden Rock Magazine. Sus últimas palabras a los medios fueron: “Uno de mis sueños es tener mi casa. Ahora vivo con mis padres, pero como estoy de gira, puedo decir que no tengo. Tal vez un día, si consigo el dinero me compraré una.”

Con información de Life and Style, Tierra Rock Monterrey Rock

Foto portada: Quarter Rock

Tienes que ver esto