Top 10

 

Barry Gibb, el Bee Gee que resurgió de las cenizas

Tras la muerte de sus hermanos, Maurice y Robin, Barry se sumió en la depresión y se encerró en su mansión para tratar de olvidarse de la música
Maricela Flores | 1 de Septiembre de 2017 | 04:00
Barry Gibb

En 1977, los hermanos Maurice, Robin y Barry compusieron un canción, pero jamás imaginaron el impacto que podría tener. Luego que se estrenó la película Saturday Night Fever, no hubo nadie que se resistiera a mover las caderas, al estilo de John Travolta, con la canción Stayin' Alive. Eran los Bee Gees, el grupo de moda.

La grandeza de esta melodía ha sido considerada dentro de las 200 mejores canciones de la historia.

El éxito de los hermanos Gibb ya había traspasado todos los continentes y parecía que no tendría fin. Pero después de la caída de la música disco, a finales de los 70, comenzaron a retirarse poco a poco de los escenarios, temiendo que fueran hechos a un lado si no se reinventaban.

En 1981 editaron Living Eyes, tras el que se toman un descanso como grupo para iniciar algunos trabajos en solitario. Barry fue el más exitoso, pues colaboró en composiciones para otros artistas como Barbra Streisand o Kenny Rogers.

Robin, Barry y Maurice Gibb

Sin embargo, los Bee Gees se disolvieron tras la muerte de Maurice, en 2003. Nueve años después, Robin falleció y Barry, líder no oficial de la banda, se quedó solo y sin ganas de cantar.

Barry Alan Crompton Gibb, decidió sumergirse en las sombras de su mansión, en una terrible depresión; se negaba a continuar en la música. Al ser el mayor de los hermanos (nació el 1 de septiembre de 1946), consideraba que “él debía haberse ido primero”, y aunque aún se pregunta el por qué, señala que ya lo ha aceptado de mejor forma.

Sin embargo, niega que haya tocado fondo. De hecho, su pena comenzó antes de que muriera el último de sus hermanos. Cuando Robin aún seguía vivo y quería seguir tocando, Barry ya no tenía el entusiasmo ni la motivación de antes. De haber sabido que su hermano estaba muriendo de cáncer de colon, tal vez la actitud de Barry habría sido otra.

Su madre y su esposa, Linda, lo motivaron a levantarse. Le dejaron en claro que tenía una vida que vivir. Así que después de esa dura etapa, Gibb salió de la cápsula en la que se había metido y en 2016 se dispuso a lanzar su primer álbum en solitario, luego de 32 años, el cual lleva el título In the Now.

Este disco fue todo un reto personal para Barry y sus hijos, con quienes escribió las 12 canciones.

Acoso infantil

Barry Gibb vivió un momento difícil en su infancia, pues cuando apenas tenía cuatro años de edad fue víctima de un “depredador sexual”. El líder de los Bee Gees admitió en un programa radiofónico que nunca había dado a conocer esta situación.

Indicó que el hombre en cuestión no lo tocó, pero que pasaron “otras cosas” y también a otros niños. Este era un secreto que el artista había guardado toda la vida, pero que llegó a producirle una situación traumática difícil de olvidar.

De acuerdo con La Vanguardia, Barry se negó a entrar en detalles, pues señaló que le resultaría muy desagradable, sin embargo, destacó que la policía logró arrestar al abusador.

Tal vez te interese: Andy, la trágica muerte del hermano menor de los Bee Gees

El nuevo Barry Gibb

Estábamos acostumbrados a verlo con un look leonino, pero hoy su melena luce un color gris y su barba está cada vez más delgada. Además, tiene un ligero “rengueo” al caminar.

Sin embargo, el paso del tiempo no le quita los logros alcanzados, pues ocupa un lugar en el libro de los Récords Guinness como el segundo compositor más exitoso de la historia, solo detrás de Paul McCartney.

En junio pasado se presentó con un éxito rotundo en el Festival de Glastonbury y hoy celebra 71 años de edad, con una plenitud personal y profesional que no imaginaba.

Con información de La Vanguardia, El Mundo, Perú 21 y Billboard.

 

Tienes que ver esto