Top 10

 

Chris Cornell, la maldición del grunge, la muerte de una era

Con la muerte de sus cuatro leyendas, Cornell, Cobain, Weiland y Stanley, el único sobreviviente es Eddie Vedder
Estephanie Gutiérrez | 18 de Mayo de 2017 | 12:04

Seattle, Estados Unidos, 1985, Green River había creado un nuevo estilo de música, un subgénero del rock alternativo con toques de hard rock y rock clásico. Hecho por jóvenes de la perdida generación X, con bajos recursos, incomprendidos e indiferentes. Se vestían con jeans, franelas, camisas a cuadros, botas de leñador, y lucían el cabello graso. Eran los grungers y estaban a punto de dominar el mundo.

Al anunciarse hoy el fallecimiento de Chris Cornell, líder de la mítica Soundgarden, la corriente musical que se convirtió en el sello de una época, también ha muerto. Si bien es cierto que aún queda uno de los máximos representantes, Eddie Vedder, Cornell se suma a Kurt Cobain, Scott Weiland y Layne Stanley.

Pero ¿qué es el grunge? ¿Por qué lo asociamos con la indiferencia y la depresión? ¿Por qué sus máximos representantes han perecido por las mismas razones?

Grunge viene de una pronunciación de “grungy”, jerga para decir que algo está sucio y su uso en la música se acredita a Mark Arm, entonces vocalista del grupo Green River, quien se refirió al estilo en una carta en 1981, en la cual llamaba así a un grupo en el que había estado antes: “Eran basura pura”; sin embargo, fue Bruce Pavitt, de la discográfica Sub Pop, quien popularizó el término al hablar así sobre el estilo de Green River. A pesar de haber sido usado por Arm como un término despectivo, grunge terminó convirtiéndose en un género musical.

Los fundadores

Green River no tuvo un impacto comercial importante, pero influyó en la escena musical. Fueron los primeros del estilo en grabar y lanzar un disco en 1987 de la mano de Sub Pop, la disquera que más tarde se convertiría en el sello de la corriente. 

Soundgarden

Con la disolución de Green River, los reflectores se enfocaron en una agrupación formada en 1984 por Chris Cornell y Hiro Yamamoto, primero bajo el nombre de The Shemps, pero que más tarde cambiaron a Soundgarden, un sitio que se ubica en Seattle al aire libre y que hacía sonidos espeluznantes cuando el viento atravesaba los tubos de metal de la misma. Ya con una nueva formación, la banda se convirtió en la primera en grabar para una disquera grande, “Screaming Life” de 1987. 

Alice in chains

A la par, “Alice in chains” se formó en ese 1987, pero tenía un sonido más pesado y orientado al heavy metal; sus acordes, la indiferencia de su vocalista Layne Stanley y su dureza, lograron una larga carrera que comenzó con el disco “Dirt” de 1992; sin embargo, la voz de Stanley se apagó pronto; el abuso de drogas provocó su muerte en abril de 2002. 

Nirvana

Nirvana, en ese 1987, estaba naciendo gracias a Kurt Cobain y Krist Novoselic, pero fue hasta 1990 que se les unió Dave Grohl. La banda grabó su primer disco en 1989 con Sub Pop, “Bleach” y para 1991, el grunge ya era la corriente que mandaba en el mundo gracias a “Nevermind”. La historia acabó trágicamente con el suicidio de Cobain, en su casa, en 1994. 

Stone Temple Pilots

Comenzaron su carrera en Long Beach en 1990, pero fue hasta 1992 cuando grabaron “Core” que tenía canciones como “Push” y “Sex Type Things”, un álbum que alcanzó gran éxito. Durante varios años, la agrupación fue cambiando su estilo, pero se conservaron fieles a sus raíces. Tras su despido de la banda, Scott Weiland, el vocalista, fue encontrado muerto en 2015. Tenía problemas con el alcohol y las drogas lo que le causó un paro cardíaco. 

Pearl Jam

Pearl Jam, el único sobreviviente de la generación X, se formó en 1990, es considerado como el grupo que se pasó toda su carrera tratando de destruir la fama que construyó. Hacían boicots contra las propias disqueras que los firmaban y se negaban a realizar videos para promocionar su música. Son considerados la banda de rock más importante de los 90 en Estados Unidos y la voz de su vocalista, Eddie Vedder es reconocida como una de las mejores en la historia, según Rolling Stone. 

Suicidio y drogas

Rodeados de indiferencia, con problemas de drogas, depresión, ansiedad y cambios de humor, se sabe que en un momento, Lane Stanley y Cobain no salían de sus casas por miedo a la prensa, odiaban la atención mediática y se aislaron, volcándose en el alcohol hasta que causaron su propia muerte. Weiland nunca pudo dejar las drogas.

A pesar de que las circunstancias en las que murió Chris Cornell no han sido esclarecidas, hasta el momento hay fuentes que aseguran que se suicidó. El cantante dijo en muchas oportunidades que se consideraba una persona infeliz y que la música que escribían en el grunge venía de esa sensación de sentirse mal, de estar perdido.

Los 90 han muerto al lado de Cornelll, Cobain, Weiland y Stanley. 

Tienes que ver esto