Top 10

 

Frank Sinatra, el hombre entre la mafia, la fama y la política

“La Voz” murió el 14 de mayo de 1998 a consecuencia de un ataque cardiaco...
Maricela Flores | 14 de Mayo de 2017 | 05:00

Frank Sinatra fue un prodigio de la música, de eso no hay ninguna duda; también conocemos su ajetreada vida amorosa y hasta se mezcló en la política de los Estados Unidos. Pero hay algo que todos sabían y preferían callar: “La Voz” se sentaba a la mesa con capos del crimen organizado neoyorquino.

Sí, se le relacionaba con mafiosos de la talla de Lucky Luciano, Guarino “Willie” Moretti o Sam Giacana, de hecho, en 1972 fue llamado por una comisión de la Cámara de Representantes a declarar sobre estas conexiones.

Este es uno de los aspectos más polémicos y criticados de la vida de Sinatra. Aunque al parecer estas relaciones sí eran ciertas, nunca se presentó una sola prueba que lo involucrara directamente. También se llegó a decir que su crecimiento artístico lo debía a que estaba en contacto con este grupo de hombres poderosos.

De izquierda a derecha. Paul Castellano, Gregory DePalma, Frank Sinatra, Frank Marson,

Carlo Gambino y Jimmy Fratianno. Sentado, a la izquierda, Richard "nerves" Fusco.

Lo que sí está claro, es que su relación con La Cosa Nostra fue, desde un principio, muy íntima. Uno de sus tíos, Babe Gavarante, era miembro de una banda en el Condado de Bergen, al norte de Nueva Jersey, y que estaba controlada por Guarino ‘Willie’ Moretti.

A esto le añadimos que la primera mujer de Sinatra, Nancy Barbato, era prima de uno de los “soldados” de Moretti. De hecho “La Voz” fue invitado a cantar en la boda de la hija de éste.

Esto hecho nos remite a la novela de El Padrino, de Mario Puzo, pues el autor se inspiró en Sinatra para crear al personaje de Johnny Fontane, quien acude a cantar al matrimonio de Connie, hija de Vito Corleone.

Moretti fue asesinado el 4 de octubre de 1951, día en el que había quedado para comer con Jerry Lewis y Dean Martin, quienes junto al cantante, actuaban de vez en cuando en el Ben Marden’s Riviera Club de Nueva York, local del que era propietario uno de los “soldados” de Moretti.

También se sabe que el “crooner” tenía una gran amistad con Lucky Luciano, a quien visitó en La Habana en un par de ocasiones y posteriormente en su exilio en Sicilia. También hay pruebas de que cantó y fue invitado de honor en la fiesta de Navidad que Luciano organizó en Nápoles en 1946.

Tal vez, en un inicio, Sinatra vio estas “amistades” como algo que podría encumbrar su carrera, pero más tarde se convirtieron en un verdadero lastre. Y es que gran parte de su vida, el cantante también estuvo vinculado al sector demócrata e incluso hizo propaganda para Franklin Roosevelt y John F. Kennedy, pero cuando sus lazos con la mafia salieron a la luz, los políticos se alejaron.

La persecución del FBI

Durante décadas, el cantante fue investigado por el Buró Federal de Investigaciones (FBI), el cual recopiló informes de sus vínculos con la mafia, sus presuntas simpatías con el Partido Comunista, y otras "irregularidades" de su vida cotidiana.

En diciembre de 1998, se hizo público el archivo de 1,275 páginas. Los documentos se remontan a 1943, cuando el FBI recibió un informe según el cual, Sinatra, entonces de 28 años y convertido en ídolo adolescente, pagó 40 mil dólares a un médico para que lo clasificara como no apto para el servicio militar. Ahí inició todo, pero en los documentos que fueron divulgados también se hablaba sobre sus nexos con los caciques de Hollywood y las operaciones ocultas de los casinos en Las Vegas.

También se le investigó, junto a sus socios Jilly Rizzi y el mafioso Carlo Gambino, por especular en la Bolsa de Valores, donde habrían perdido unos 100 mil dólares, así como por un caso de extorsión en contra de un corredor de la Bolsa.

Buena parte de los documentos divulgados por el FBI también hacen referencia a cartas y mensajes de amenazas contra Sinatra, incluido un intento de extorsión en 1969, donde se le dio al artista la opción de donar 2 millones de dólares al Vaticano a cambio de su vida.

Estos son sólo algunos datos que se han dado a conocer con el paso de los años de la vida privada del cantante, sin embargo, lo único que en verdad conocemos es su voz y las múltiples canciones que dejó como legado.  

¿Qué te pareció el “lado B” de Sinatra?

Con información de EmolFahrenheit Magazine y El Mundo

Tienes que ver esto