Top 10

 

Isabel II: 10 rumores sobre la vida de la reina de Inglaterra

Ya es la monarca más longeva en la historia de su nación, un personaje de polémicas y rencores
Estephanie Gutiérrez | 21 de Abril de 2017 | 04:00

Isabel II del Reino Unido es la actual monarca británica y este 21 de abril cumple 91 años. Fue coronada el 2 de junio de 1953, pero su reinado data del 6 de febrero de 1952. Su poder se extiende por Reino Unido, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Jamaica, Barbados, Bahamas, Granada, Papúa Nueva Guinea, Islas Salomón, Tuvalu, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Belice, Antigua y Barbuda y San Cristóbal y Nieves; además es la gobernadora suprema de la iglesia de Inglaterra.

Es la hija mayor del rey Jorge VI e Isabel, la reina madre. Bajo su reinado desde 1956 a 1992, la mitad de los reinos que le pertenecían se hicieron repúblicas, entres ellos, Sudáfrica, Pakistán y Sri Lanka. Este 2017, Isabel se convirtió en la primera monarca británica en conmemorar su jubileo de Zafiro y ya es la reina que más tiempo ha estado en la silla, 65 años, con lo que superó ya a la reina Victoria.

De su historia se dice mucho, es un personaje polémico, pero mucha información se resguarda siguiendo los protocolos más estrictos. Para celebrar el cumpleaños #91 de la Reina Isabel II, en De10.mx hicimos un recuento de algunos de los rumores más escandalosos sobre una de la mujeres más poderosas del mundo.

1: Una turbia llegada al poder

La llegada de Isabel II no era lo que se esperaba. El rey era Eduardo VIII, pero tras solo unos meses de reinado, el monarca abdicó el trono porque estaba saliendo con una mujer divorciada, así que la única forma de seguir con ella era dejar la corona, así que fue su hermano menor Jorge VI quien se quedó con el reinado en 1936. Isabel era la primogénita de Jorge, por consiguiente la sucesión sería de ella. A principios de 1952, el rey falleció e Isabel ascendió a la corona, pero en realidad ella no estaba destinada a ese sitio.

2: Un matrimonio de infidelidades

La reina Isabel II se casó en 1947 con el teniente Felipe de Mountbatten, príncipe de Grecia y Dinamarca, debido a que renunció a su reino, su nombre quedó como Felipe de Edimburgo, Felipe e Isabel tuvieron cuatro hijos, Carlos, Ana, Andrés y Eduardo. A pesar de que se cree que en ese momento estaban muy enamorados, cuando la reina ascendió al trono, Felipe se sintió relegado. Fuertes rumores aseguran que el Príncipe ha tenido diversas amantes y la Reina lo sabe, solo que tiene que fingir si desea seguir con él.

3: Un polémico saludo nazi

Hace unos años se dio a conocer una portada que revelaba a la Reina haciendo lo que parece un saludo nazi. La imagen es parte de una filmación posiblemente hecha en 1933, cuando Isabel tenía siete años. Para ese entonces, Hitler estaba consolidándose como Führer de Alemania, pero las circunstancias de la grabación no eran claras. Jamás se negó la autenticidad de las imágenes, pero no se sabe el contexto en que fueron tomadas ni cómo es que se obtuvieron, pero se sabe que por lo menos el rey Eduardo sí simpatizaba con el Nacional Socialista.

4: Una familia sin amor

En el aniversario 40 de su coronación, su segundo hijo, Andrés, duque de York y su esposa Sarah se separaron. En abril de es mismo año, su hija Ana también se divorció de su marido y más tarde en 1996 se formalizó el divorcio de Carlos y Diana Spencer. Con el matrimonio más longevo de la historia de la monarquía, la reina ha tenido que ver como sus hijos no brillan para el amor.

5: Lady Di, la enemiga de la Corona

Cuando Diana comenzó a salir con el príncipe Carlos, la reina Isabel II ya tenía gran afecto por ella, la abuela de la joven era dama de honor de la reina madre Elizabeth, y aunque los Spencer estaban casi en la ruina, se habían ganado un lugar en la aristocracia, la monarca había visto crecer a Diana y se convirtió en su apoyo cuando apareció en la vida de su hijo. Cuando se casaron, la reina comenzó a quitar el cariño a la princesa, pues la calificaba como inexperta e inmadura. Isabel II sabía de los problemas de bulimia y las autolesiones que Diana se hacía, así que contrató a los mejores psquiatras para que la ayudaran. Aun cuando la pareja se separó, la reina seguía mostrando afecto a Diana, pero fue en 1995 cuando la princesa dio una entrevista a la BBC donde confesó diversas infidelidades, tanto de ella misma como de Carlos, además dijo que éste no estaba capacitado para ser rey y que Isabel no lograba ser la reina de los corazones de Reino Unido. Ahí, la monarca ordenó el divorcio inmediato y pidió a los abogados ser implacables y quitarle todo a Diana. Fue el final de su relación.

6: El odio a Camila

Cuando el príncipe Carlos conoció a Camila Parker-Bowles y la reina se enteró de su relación trató de detenerla, Camila le parecía una mujer descarada pues se atrevía a coquetear con su hijo, a pesar de que estaba casada con Andrew Parker Bowles, un buen amigo de la casa real. Esa razón hizo que la monarca apoyara a Diana a acercarse al príncipe y aunque intentó en muchas ocasiones separar a Camila de su hijo nunca lo logró. Cuando por fin se logró el divorcio de Diana y Carlos, y entonces Camila aprovechó el momento para acercarse a la reina. Tras la muerte de Lady Di, a la realeza no le quedó más que aceptar el amor de su hijo y permitió la boda que sucedió en 2005.

7: ¿Un muerte ordenada por Isabel?

En agosto de 1997, Lady Di falleció al lado de su nuevo amor Dodi Al-Fayed en un accidente de auto en París. Las investigaciones demostraron que había sido una equivocación del conductor del auto que no soportó la presión que ejercían los paparazzis que querían la primera foto de la nueva pareja. Sin embargo, el padre de Dodi, el empresario Mohamed Al-Fayed ha sostenido que no fue un accidente sino que fue una conspiración orquestada por la casa real para acabar con Diana. La idea habría sido orquestada por Felipe de Edimburgo por órdenes de su esposa.

8: Una mujer agradable

Durante años se ha sabido que la reina es una mujer difícil, es muy seria y celosa de su vida privada, que es dura en las costumbres y el protocolo de la realeza, pero los colaboradores más cercanos aseguran que la mujer cuenta con un humor bastante coloquial, que es adicta a algunas series y telenovelas, además, le gusta entenderse con su población. Un gesto que revela el humor de la reina se dio cuando en la inauguración de los Juegos Olímpicos de 2012 se tenía planeado que ella aterrizara en el estadio de la apertura ¡en un paracaídas!

9: La relación con sus nietos

Desde que perdieron a su madre, la reina Isabel se convirtió en una madre para los chicos. Ha sido dura con ellos para que crezcan como una verdadera familia real y esto se puede notar. Hace unos meses, durante la celebración de un desfile del Royal Air Force, al que asistieron la reina, Carlos I y su esposa Camila, el príncipe Guillermo y su mujer Kate Middleton, con sus dos hijos, además del príncipe Enrique; los medios pudieron captar la seriedad con que la monarca toma el protocolo. Mientras Guillermo se agachaba para hablar con su pequeño hijo que miraba intrigado al cielo, la reina le dio uno golpecitos en el hombro y le pidió que se levantara. 

 

10: La llegada de Carlos a la silla

Hace unos meses la reina Isabel estaba muy enferma, se comenzó a rumorar que podría por fin abdicar el trono, lo que reavivó la idea de ¿quién sería el heredero de la corona? Algunos creen que el poder para Carlos llegará hasta que muera su madre, aunque se sabe que el hijo ya actúa al interior del gobierno como Carlos III. Según una encuesta del Daily Mirror, en realidad, los británicos creen que Carlos debe abdicar para que sea su hijo Guillermo quien gobierne, sobre todo por un detalle, no quieren que Camila llegue a la silla real, esto mancharía la memoria de Diana. Un dato curioso es que una profecía asegura que Carlos actuará como rey por poco tiempo, y será en 2024 cuando Enrique tome el mandato, ante el rechazo de su hermano Guillermo.

Tienes que ver esto