Top 10

 

“Cantinflas”, el primer mexicano invitado a dormir en la Casa Blanca

Mario Moreno murió el 20 de abril de 1993 a consecuencia de cáncer de pulmón...
Maricela Flores | 20 de Abril de 2017 | 06:00

No importa la edad que tengas, seguro conoces el nombre de Mario Moreno “Cantinflas” y reíste con alguna (o varias) de sus películas, las cuales estaban cargadas de un humor muy particular.

Mario Fortino Alfonso Moreno Reyes nació el 12 de agosto de 1911. Fue el sexto de una familia de 12 hermanos. Su situación económica era bastante mala, por lo que decidió integrarse a las filas del Ejército cuando apenas tenía 16 años y no 21, que era la edad requerida. Cuando descubrieron que había falseado información, lo expulsaron y decidió probar suerte como boxeador.

Después de trabajar en las carpas y de dar vida al entrañable “Cantinflas”, su primer éxito en el cine le llegó con Ahí está el detalle (1940), película por la que cobró solamente 15 mil pesos. Actualmente su obra artística vale más de 100 millones de dólares.

Sabemos que referirnos a Mario Moreno es hablar de uno de los personajes más queridos de México, pero ¿qué tal su paso por el extranjero?

“Cantinflas” llegó a Estados Unidos de la mano de Columbia Pictures, que en los años 40 comenzó a distribuir sus películas a nivel internacional. De hecho, se decía que si llevabas a este personaje en el reparto, era más fácil que la cinta tuviera éxito.

En 1956 su entrada a la meca del cine se cristalizó, al participar en la superproducción La Vuelta al Mundo en 80 Días, basada en el clásico de Julio Verne. Ahí interpretó a Jean Passepartout, el sirviente del excéntrico millonario inglés, Phileas Fogg (David Niven). También compartió créditos con Shirley MacLaine, Charles Boyer y Frank Sinatra.

Fue precisamente gracias a su actuación en esta cinta, que ganó el Globo de Oro a Mejor Actor en Comedia o Musical, una terna en la que se encontraba al lado del mismísimo Marlon Brando.

Tras este éxito, el comediante mexicano se empeñó en triunfar en Hollywood. Para esto, Mario Moreno y el productor y director George Sidney prepararon Pepe (1960), una película protagonizada por el mexicano.

La cinta obtuvo tres nominaciones a los Globos de Oro y siete a los Premios Oscar. El guion se basa en la obra teatral Broadway Magic, y lo más destacable, son los cameos que realizan varios cantantes, actores y músicos de la década, como: Jack Lemmon, Bing Crosby y los mismísimos Frank Sinatra y Dean Martin.

Sin embargo, fracasó estrepitosamente, pues el humor de Mario Moreno era verbal y eso de traducir sus “cantinfleadas” no era buena idea.

El siguiente producto audiovisual asociado al mexicano en Estados Unidos, fue la serie animada El show de Cantinflas, que francamente, pasó sin pena ni gloria.

Pero más allá de su “éxito fugaz”, logró el reconocimiento que buscaba. Tiene su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood (la número 1,722), y los logros de su vida artística fueron reconocidos por la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas.

Además, en 1962 había sido acogido como huésped en la Casa Blanca por John Fitzgerald Kennedy, y su sucesor Lyndon B. Johnson le otorgó el honor de ser el primer mexicano invitado a dormir en la residencia presidencial de Estados Unidos.

Por si fuera poco, Charles Chaplin llegó a considerar a Mario Moreno como “el mejor comediante del mundo”. Dicen que el actor británico admiraba mucho a “Cantinflas” y que incluso se habría puesto en contacto con él para hacer una película juntos, pero el proyecto no pudo llevarse a cabo. ¿Te imaginas a estos dos actores juntos en una cinta?

Con información de Cinemanía, San Diego Red y Taringa

Tienes que ver esto