Top 10

 

10 canciones de Chavela Vargas para beber tequila y recordar un amor salvaje

Una voz dura y grave interpretaba canciones de otros autores, lo que la colocó como la máxima intérprete de la música mexicana
Estephanie Gutiérrez | 17 de Abril de 2017 | 06:00

Chavela Vargas nació el 17 de abril de 1919, pero como cantante surgió del brazo de José Alfredo Jiménez, el compositor o uno de los compositores más prolíficos de México.

Gracias a Jiménez, Vargas grabó sus primeros discos, pero la historia de la mujer comenzó unas décadas antes cuando llegó a la carpa del Teatro Follies Bergere, que estaba a cargo de Agustín Lara y Mario Moreno “Cantinflas”; era 1936 y una jovencita se subía a cantar buscando el aplauso del público, esto de acuerdo con datos del sitio rtve.es

La voz era descomunal, ronca, fuerte, grave, diferente a la manera en que cantaban las mujeres de ese tiempo; se llamaba Chavela Vargas y comenzó a cantar esporádicamente, hasta que en 1961, su belleza y talento atrajo a José Alfredo Jiménez. Vargas cantaba canciones de otros intérpretes, pero les ponía un ritmo sinigual, con una voz dura y salvaje que se convirtió en la mejor de la música nacional, así lo menciona el portal musica.terra.com.mx

Estas son algunas de las canciones que ayudaron a forjar el mito de Chavela Vargas, La Dama del Poncho Rojo…

1: Luz de Luna

De la autoría de Álvaro Carrillo, compositor de canciones como Amor Mío y Sabor a Mí, que son principalmente temas hechos famosos por tríos o voces como las de Javier Solís. Esta canción es, gracias a Chavela, una versión mejorada y diferente de las melodías del autor. La voz de Chavela con Luz de Luna es áspera, entrecortada y al borde del llanto.

2: La llorona

Del dominio popular, la canción fue escrita durante la Revolución mexicana  y, junto a La Cucaracha y La Adelita, se popularizó en todo el país. Es, dentro del repertorio de Chavela, una de las más conocidas, sobre todo porque la grabó en varias ocasiones, pero la preferida es cuando lo hace con la voz más ronca, más dramática, buscando el amor que se fue. 

3: Macorina

La letra de Alfonso Camín  nos presenta una canción cubana de bulla, sensualidad que se dedicó a una prostituta elegante y famosa. Chavela tenía una peculiaridad, pues cantaba las letras así, dedicadas a mujeres sin necesidad de cambiarlas, lo que provocaba la idea de una mujer que requiere las caricias de otra, sin tapujos, sin tabúes. La mejor versión es la de Noche Bohemia con Vargas en su esplendor, en 1961. 

4: Arráncame la vida

En la voz de Toña, la negra, la canción de la autoría de Agustín Lara tuvo su éxito, pero con la voz de Chavela Vargas la letra, la letra desgarradora y dramática tomó un nuevo tinte. “Arráncame la vida, con el último beso de amor. Arráncala, toma mi corazón, arráncame la vida,  y si acaso te hiere el dolor, ha de ser de no verme porque al fin tus ojos, me los llevo yo.”

5: El Último Trago

Chavela cantaba las canciones del maestro José Alfredo Jiménez con un sentimiento sinigual, Vargas llegó al mundo de la música de la mano del ranchero, uno de los máximos exponente de la música mexicana. La canción que nos invita a brindar por el amor lejano se popularizó entre los bohemios en la voz de la dama. 

6: Piensa en Mí

“Ya ves que venero tu imagen divina, tu párvula boca que siento tan niña me enseñó a pecar”. La letra nos refleja la cálida historia de una de las composiciones más hermosas del Flaco de Oro, Agustín Lara. Enfundada en su poncho rojo y con toda la voz que la caracterizaba, Vargas incluyó esta canción en la mayoría de sus presentaciones. 

7: Noche de ronda

La canción fue hecha por Agustín Lara como un regalo para su hermana María Teresa, Chavela y el Flaco eran compadres de parranda, cantándole a los amores perdidos, cantaban a ronco pecho la canción de desamor y penar que consagró a la mujer. 

8: Adoro

Pianista de gran educación académica y directivo discográfico, la canción es optimista, amante, amorosa, amada. Con una sensibilidad perfecta, una dureza contenida y pasión desbordada, Vargas le dio el toque especial a la composición de Armando Manzanero. 

9: Amanecí en tus brazos

La canción elegida por José Alfredo Jiménez para Chavela es un recital de amor sin control, sin barreras, algo enfermizo, pero con sentimiento. La cantante escogió para su primera gira esta canción, cuando la acompañaba sólo su guitarra, su voz y su tequila. 

10: Zandunga

La letra es de Máximo Ramón Ortiz que la escribió desde el istmo de Tehuantepec, un enamorado que le pide a su amada que le deje pasar la noche a su lado. Declamatoria y desgarrada, no tiene nada que ver con Sandunga, la versión de Carmen Molina. 

 

¿Cuál agregarías?

 

Tienes que ver esto