Top 10

 

La Bandera Mexicana, un símbolo de unidad y amor a la patria

A diferencia de otros países (como Estados Unidos), nuestra bandera es intocable, la llevamos en el corazón y la sangre
Estephanie Gutiérrez | 24 de Febrero de 2017 | 05:00

La bandera de México forma parte de los lábaros patrios de nuestra nación, un rectángulo dividido en tres franjas verticales de igual proporción, cuyos colores son de izquierda a derecha: verde, blanco y rojo y para nuestro país, a diferencia de otros, la bandera es intocable, la llevamos en el corazón y la sangre.

Con uno de los escudos más significativos, un águila real posada en un nopal y devorando a una serpiente. Esto hace referencia al lago de Texcoco y se basa en la leyenda de cómo el pueblo azteca vagó por cientos de años para fundar su ciudad. Los dioses deberían indicarles donde se establecerían y sería justo donde encontraran al ave devorando una serpiente, el nacimiento de Tenochtitlán.

Con el tiempo los colores de la bandera han ido cambiando, pero fueron adoptados durante la guerra de Independencia, aunque nuestra bandera actual fue adaptada en 1968, pero el diseño ha sido usado desde 1821 con la creación de la primera bandera.

Los colores se inspiraron en los de la bandera del Ejército Trigarante, y su significado original era así, blanco por la fe en la Iglesia Católica, rojo por la unión de la raza europea con la americana y verde por la Independencia de nuestro país.

Con la separación de la Iglesia–Estado, el presidente Benito Juárez ordenó los significados así: verde por la esperanza, blanco por la unidad y rojo por la sangre derramada por los héroes nacionales.

La primera bandera debería ser, según algunos historiadores, el estandarte de la imagen de la Virgen Guadalupe que usó el cura Miguel Hidalgo cuando llamó a la lucha de independencia, después en 1813 se diseñó una bandera de seda con cuadros azules y blancos, en el centro un águila con una corona que posaba sobre un nopal. La leyenda decía “Oculis et unguibus asqué victrix” que significa “Con los ojos y las uñas, igualmente victoriosos”.

Con la consumación de la Independencia, en 1821, fue el sastre José Magdaleno Ocampo, quien confeccionó la bandera de las tes garantías.

La segunda bandera nacional fue adoptada tras establecerse la primera república federal en 1823; la tercera bandera oficial fue la del Segundo Imperio Mexicano, el patrón de colores era el mismo, pero el diseño del escudo, ordenado por el Emperador Maximiliano I de México, le dio un toque francés. Esta se dejó se usar cuando el gobernante fue ejecutado en 1867.

La actual, es la Cuarta Bandera Nacional que fue adoptada por decreto el 16 de septiembre de 1968 y fue confirmada por la ley el 24 de febrero de 1984.

La realización de la bandera mexicana, que se ha mantenido sin muchos cambios, fue encomendada por Vicente Guerrero y Agustín de Iturbide. Desde el 24 de febrero de 1937 se conmemora públicamente el día de nuestra enseña ante el monumento del General Don Vicente Guerrero, que fue el primer militar mexicano que juró ante la Bandera, en el abrazo de Acatempan, del 12 de marzo de 1821.

Con información de Terra y Cultura Colectiva 

 

Tienes que ver esto