Top 10

 

Campos nazis: de centros de trabajo forzado a cárceles de exterminio

La Solución Final incluía acabar con la raza judía, por lo que cualquier abuso estaba permitido
Estephanie Gutiérrez | 27 de Enero de 2017 | 05:00

Durante la Segunda Guerra Mundial se construyeron centros de prisión, trabajos forzados, de concentración y de aniquilación para acabar con la raza judía, hay registros de que Adolf Hitler guardaba piezas judías para crear un museo de una raza extinta, cuando terminara la guerra.

Se ha estimado que durante este periodo se construyeron 12 campos de exterminio y de concentración en los países ocupados por la Alemania nazi, sin incluir los pequeños campos en las poblaciones locales.

Los 12 centros más importantes para el régimen nazi eran estos:

  • Auschwitz

  • Mauthausen

  • Dachau

  • Mauthausen-Gusen

  • Buchenwald

  • Sachsenhausen

  • Bergen-Belsen

  • Les Milles

  • Theresienstadt

  • Ravensbruck

  • Treblinka

  • Sobibor

¿Para que se construyeron los campos?

Los alemanes crearon una serie de instalaciones de detención para encarcelar y eliminar a los enemigos del estado. Los prisioneros en los primeros campos de concentración eran alemanes comunistas, socialistas, romas o gitanos, testigos de Jehová, homosexuales, clérigos cristianos y personas que habían sido acusadas de comportamientos amorales.

Fue la anexión de Austria en marzo de 1938 cuando los nazis arrestaron a una gran cantidad de judíos alemanes y austriacos, los encarcelaron en los campos de Dachau, Buchenwald y Sachsenhausen en Alemania.

¿Qué son los pogroms?

Son ataques violentos por parte de poblaciones no judías contra otros imperios, su primer antecedente es en el imperio ruso, son disturbios generados por el resentimiento económico, social y político contra los judíos, que se refuerzan con antisemitismo religioso. Los grupos atacantes se organizan localmente y casi siempre reciben ayuda del gobierno y la policía. El único fin es violar, robar o asesinar a víctimas judías.

Cuando Adolf Hitler tomó el poder en Alemania en 1933 desaprobó los actos, pero en la práctica su gobierno los toleraba.

El Kristallnacht

Entre el 9 y 10 de noviembre de 1938 se llevó a cabo una campaña de violencia callejera contra los judíos, había comenzado con disturbios en Viena, lo que causó un incremente en la legislación antisemita

Fue después de los pogroms de Kristallnacht de 1938 que los nazis comenzaron a llevar a los judíos arrestados a los campos especiales, pero solo los mantenían por un breve tiempo.

La Unidad Calavera

Los campos eran vigilados por la SS, en las llamadas “Unidades de la calavera”, quienes son los responsables de aumentar la crueldad en sus territorios, competían a ver quien trataba peor a los prisioneros. El esquema de la guerra hizo que los campos de trabajos forzados crecieran rápidamente y cuando los germanos invadieron Polonia en septiembre de 1939, los nazis abrieron en el país más áreas donde los reclusos morían de hambre y agotamiento.

Los campos crecían con rapidez, eran construidos dentro de otros que ya existían, como el de Aushwitz en Polonia. El campo de Lublin, luego conocido como Majdnek, que fue creado en el 41 para ser un campo de prisioneros de guerra pero se convirtió en uno de concentración dos años después.

La Solución Final

Los campos de concentración, de exterminio y de prisioneros eran el ideal para alcanzar la “Solución Final”, el plan de aniquilar a los judíos. Antes de los campos, se instrumentaron diversas etapas para acabar con los judíos u obligarlos a salir del país. Primero la política antisemita, luego los ghettos en el Gobierno Federal y el Wathergau. Los judíos polacos y de Europa occidental eran deportado a estos lugares.

La expansión

Cuando ocurrió la invasión alemana de la Unión Soviética en 1941, los equipos de matanza o Einsatzgruppen comenzaron las operaciones de matanza para acabar con los judíos, pero cuando esto se hizo insuficiente, se dieron a la tarea de crear los campos de exterminio, tres que fueron creados en Polonia, eran Belzec, Sobibor, y Treblink, pero la prisión más grande era la de Auschwitz-Birkenau, que también existía junto a Majdanek y Chelmmo. Al llegar a los campos, los judíos eran mandados a las cámaras de gas.

Chelmo fue el primer campo de exterminio, abrió en diciembre de 1941; Belzec, Sobibor, y Treblinka iniciaron operaciones en 1942.

Los judíos primero eran transportados a campos provisionales, como a Drancy en Franci, y eran, por lo general, la última parada antes de llegar a los de exterminio.

Auschwitz-Birkenau

Era el campo más grande en Polonia, para la primavera del 43 era operaba con cuatro cámaras de gas, al día se gaseaban ahí hasta ocho mil judíos.

Majdanek

Inicialmente era un campo para prisioneros, luego un campo de concentración, después, uno de exterminio. Alrededor de 170 mil recluidos murieron ahí, pero no se puede definir la cifra real.

La SS

La SS consideraba a los campos de exterminio un secreto de estado, por ello no había registro de los fallecidos, pues los cadáveres eran retirados de las cámaras de gas y cremados. Algunos de los campos se hacían pasar por parques infantiles.

Es decir, hoy suena muy común hablar de los campos, pero en ese entonces nadie, más que las altas esferas del gobierno sabían lo que estaba ocurriendo, soldados polacos se ofrecieron como voluntarios para ser ingresados, escapar e informar al mundo sobre los campos de la muerte, por ello Adolfo Hitler nunca pisó ninguno de los campos. 

Con información de La Segunda Guerra y USHMM

LO MEJOR DE DIEZ.mx