Top 10

 

Los mitos detrás de la vida y obra de Rasputín

Desde su extraña muerte hasta el supuesto gran tamaño de su miembro viril, estas leyendas te sorprenderán
Julieta Ruiz | 10 de Enero de 2017 | 05:00

Algunos dicen que nació el 21 de enero, otros que el 9 y hay, incluso, quien menciona que nació en el mes de julio; sin embargo y sin importar la fecha en la que vino al mundo, Grigori Yefímovich Rasputín fue una de las grandes influencias en los últimos días de la Dinastía Romanov.

Conocido también como “El Monje Loco”, a Rasputín se le atribuyen en su haber una buena cantidad de sanaciones, entre las que destaca la cura del único hijo de los zares de Rusia, Alexis Nikolaevich, por lo que no sólo se ganó el favor de la familia real, con el paso de los años también buena parte de la aristocracia se rindió a él, debido, sobre todo, a su carisma personal.

La vida de Rasputín siempre ha estado envuelta en el misterio, por ello en De10.mx hemos hecho una pequeña lista de los mitos más sobresalientes de este personaje. ¡No te los puedes perder!

1. El pene más grande del mundo

Sobre el miembro viril de Rasputín han circulado las más variadas y disparatas fábulas que se conozcan de reliquia alguna. Varias voces han apuntado que Rasputín, en vida, se sentía orgulloso de su miembro viril y alardeaba en público de sus excesos sexuales; e incluso existieron testigos, que no se sabe si son confiables o no, que aseguraron que El Monje Loco tenia un pene “mucho más grande y firme que el de cualquier otro hombre que hubieran conocido”.

Como bien menciona el portal Arque Historia, a partir de aquí, entran en escena la tradición oral y una serie de leyendas rusas, que menciona que una moza astuta, que llegó a acostarse con Rasputín, pudo cortarle el pene después de la autopsia y “quedárselo como recuerdo”. Otros afirman que Rasputín habría sido castrado por sus asesinos.

Independientemente de la verdad, el supuesto pene del ruso, ya considerado como una reliquia, ha viajado constantemente. En 1920 apareció en París, donde un grupo de rusos expatriados adoraron la extraña reliquia pensando que les traería la fertilidad. Actualmente, se encuentra expuesto en el Museo Nacional de Arte Erótico, en Rusia.

2. “La más grande máquina del amor”

Muy ligado con el mito anterior, encontramos esta leyenda publicada por el portal El País y es el más extendido sobre Rasputín; pues afirma que el consejero del zar Nicolás II era, en realidad, semi-impotente; y es que el análisis de los testimonios de sus presuntas amantes y allegados muestra sin lugar a dudas que el auténtico Rasputín sufría de una potencia claramente disminuida. Rasputín optó por hacer de su defecto una virtud, y en lugar de dosificar sus relaciones íntimas con las mujeres, se lanzó a tratar de conquistarlas de una manera muy singular.

Lo que hacía Rasputín era seducir completamente a su pareja, sin llegar, salvo en contadas ocasiones, a la penetración; cesando en el momento culminante sus caricias para darle un último beso y caer de rodillas, con el fin de rezar con su dama de turno para lavar juntos el pecado de la lascivia. Existen versiones que afirman que utilizó ese método con sus principales protectoras, la zarina Alejandra Fiódorovna y Anna Bírubova.

3. Rasputín ¿homosexual?

También se dice que Rasputín con gusto hacía ciertos tratamientos a los hombres, hacia los cuales sentía un claro interés sexual, y no solo eso, pues supuestamente, lo reconocía sin problemas: "No sólo curo a las hembras, también a los hombres", señaló en cierta ocasión el favorito de los zares, relatando cómo se había acostado con el epíscopo Inocencio. Paradójicamente, la única persona que verdaderamente "robó el corazón" de Rasputín no sólo fue un hombre, sino su asesino, el príncipe Félix Yusúpov. 

4. Su muerte

Hasta el último día de su vida, se convirtió en un mito. Según publica Vavel, las razones que se han aludido para el homicidio tienen relación con el enorme poder que tenía en aquel entonces sobre los asuntos de Rusia. La historia más extendida es que se dejó convencer por Yusúpov para asistir a una fiesta en su casa, en donde primero se le intentó envenenar con dulces y vino, y luego al ver que el cianuro no le hacía efecto, se le disparó repetidamente para después arrojarlo al gélido río Neva, donde al parecer se ahogó.

La historia, que para nada coincide con la anterior, es la que señalaron hace apenas unos años un grupo de investigadores británicos, que se decidieron a publicar en 2004 un interesante documental para la cadena BBC. Reportaje que también sería reproducido en National Geographic. Según estas averiguaciones, la muerte de Rasputín dista mucho de lo que tradicionalmente se ha contado. Se piensa que el Servicio de Inteligencia Británico tuvo algo que ver en su muerte. En primer lugar se asegura que el deceso, estuvo más ligado a su constante interés de sacar a Rusia de la guerra. Algo que evidentemente no convenía a los británicos que veían como la lucha contra Alemania se tornaría complicada. De esta manera, las investigaciones aseguran que en el asesinato tuvo un papel muy destacado, casi fundamental, el Servicio Secreto Británico, que veía en Rasputín un potente enemigo para el devenir del conflicto bélico.

5. La leyenda de su vida

Tras un largo paso por tierras alejadas de su Rusia natal, Rasputín regresó a su país en 1903, comenzando su fama en la capital. Seguramente esto se debía tanto a sus ya citados “poderes” de los que hacía alarde, como a lo que se dice sobre el hecho de que él era capaz de hipnotizar con la mirada, unos ojos penetrantes y seguros hacían de Rasputín un personaje extraño capaz de convencer con su sola presencia. Del mismo modo sus palabras y frases siempre ocultaban algo más de lo convencional, embaucando a las personas que tenía delante.

Se le atribuían innegables poderes de adivinación y curación, las cuales se acrecentaban aún más cuando estaba en presencia de mujeres. Su insaciable afición al sexo será siempre por todos conocida, trayéndole posteriormente problemas graves al ser asociado en una relación con la zarina de la época, Alejandra Fiódorovna.

 

LO MEJOR DE DIEZ.mx

 

Tienes que ver esto