Top 10

 

Ted Bundy, la historia de un asesino serial elegante y seductor

Uno de los asesinos en serie más peligrosos de Estados Unidos, falleció en la silla eléctrica el 24 de enero de 1989, condenado por 14 asesinatos
Julieta Ruiz | 24 de Noviembre de 2016 | 04:00

Seductor, guapo, elegante, inteligente y elegante, así es como amigos, familiares y ex novias describen a quien fuera uno de los asesinos seriales más famosos y peligrosos de los Estados Unidos: Ted Bundy.

Nació en Burlington, Vermont, el 24 de noviembre de 1946. Su padre fue un veterano de guerra al que nunca conoció. Vivió con sus abuelos y su madre se hacía pasar como su hermana mayor pues quedó embarazada muy joven, generando así una buena cantidad de ira en el pequeño Ted hacia su madre.

El origen de la maldad

Durante su adolescencia, Bundy disfrutaba de atrapar animales y torturarlos, para después mutilarlos. Ingresó a la universidad y estudió Derecho, pero precisamente fue durante esa época, cuando comenzó la etapa de asesino en serie.

En las aulas conoció a Stephanie Brooks, una chica refinada y muy bonita de quien se enamoró perdidamente y con quien tuvo una relación mientras estudiaban. Sin embargo, Stephanie terminó con Ted después de un tiempo y la ruptura lo marcó para siempre, pues las chicas que asesinó tenían parecido físico con ella.

Bundy empezó a cometer delitos menores como robos a casa habitación; sin embargo, no fue hasta el 4 de enero de 1974 cuando comenzó su ola de violencia. Su primera víctima fue Joni Lenz, una joven universitaria a quien golpeó y violó.

A tan sólo unos días de este delito, volvió a irrumpir en la habitación de una estudiante de psicología, llamada Lynda Ann. La golpeó y secuestró sacándola de su dormitorio universitario. No se supo nada de ella hasta un año después, cuando sus restos fueron encontrados.

La estrategia que Ted desarrolló para atraer a sus víctimas era hacerse el débil. Por lo general, cargaba muchos libros con un brazo falsamente enyesado y pedía ayuda a las chicas para después secuestrarlas. También fingía tener problemas para arrancar su auto Volkswagen y cuando las mujeres se acercaban a echarle una mano, él las golpeaba y secuestraba, así lo menciona Terra. 

via GIPHY

Sus víctimas comprobadas

  • 9 de febrero de 1974. Carol Valenzuela de 20 años
  • 11 de febrero de 1974. Nancy Wilcox de 16 años
  • 12 de marzo de 1974. Donna Mason de 19 años
  • 17 de abril de 1974. Susan Rancourt de 18 años
  • 17 de mayo de 1974. Roberta Parks de 20 años
  • 1 de junio de 1974. Brenda Ball de 22 años
  • 11 de junio de 1974. Georgann Hawkins de 18 años
  • 14 de julio de 1974. Janice Ott
  • 20 de julio de 1974. Denise Naslund
  • 18 de octubre de 1974. Melissa Smith
  • 30 de octubre de 1974. Laura Aime de 17 años
  • 8 de noviembre de 1974. Debby Kent
  • 12 de enero de 1975. Caryn Campbell
  • 15 de marzo de 1975, Julie Cunningham de 26 años
  • 16 de abril de 1975. Denise Oliverson de 25 años
  • 23 de abril de 1975. Melanie Cooley de 18 años
  • 1 de julio de 1975. Shelley Robertson de 24 años

Ted Bundy fue juzgado el 25 de junio de 1979 en Miami, ejerciendo como su propio abogado, pero las evidencias contra él eran claras: El odontólogo Souviron, determinó que las marcas de dientes encontradas en diversos cuerpos coincidían con la dentadura de Bundy.

El 31 de julio de 1979, tras siete horas de deliberación, el jurado lo declaró culpable, y sentenciado, por el juez Cowart, a la pena de muerte en la silla eléctrica.

En su último día llamó a su madre y rechazó su última comida. Fue electrocutado el 24 de enero de 1989 y declarado muerto a las 07:16 de la mañana.

Con información de El ComercioTerra y Asesinos en Serie

 

Tienes que ver esto