Top 10

 

Los 10 mejores libros eróticos para despertar tu sensualidad

Recitar con pasión, una tarde llena del máximo deseo y perversiones que te llevarán por un camino de lujuria
Estephanie Gutiérrez | 4 de Julio de 2016 | 08:00

En las letras hay corrientes, hay géneros y autores que crearon su propio estilo, para todos los gustos, para todos los lectores, para cada ingenio, pero las letras eróticas son un mundo aparte, lejos del cine, del teatro, los grandes representantes que se atrevieron a marcar un hito en la historia y se han ganado la fama de los genios de le perversión.

Desde hace unos años, la forma de escribir textos eróticos ha cambiado, está llena de lugares comunes, vulgares, vacíos, donde la sensualidad se confunde con pornografía y las letras llevan por un camino, en el que hay de todos menos erotismo.

Para Bataille, el erotismo es la más profunda de las perversiones, un camino peligroso repleto de violencia y prejuicios sociales que deben ser abatidos, profundas reflexiones filosóficas que integran obras donde el cuerpo humano y el deseo son un ente complementario y sin fin.

Para que tengas una tarde llena de pensamientos eróticos, mira algunas de las recomendaciones que tenemos en De10.mx para ti.

1: El Amante, Marguerite Duras

Una obra autobiográfica que narra la aventura de la autora cuando tenía 15 años y vivía con un hombre chino refinado y adinerado. Una relación violenta, pero increíblemente romántica donde no hay amor, pero sí sufrimiento, lágrimas y mucho erotismo.

2: Juliette, Marques de Sade

En 1801, el rey de las letras eróticas escribía este libro que tiene como principal premisa que no es el amor lo que mueve al mundo, sino la propia fuerza. Al igual que Justine, la fascinante obra nos narra la vida de una mujer llena de virtudes que se verán corrompidas por los vicios de la carne.

3: El amante de Lady Chatterley, D. H. Lawrence

Son tres versiones, pero la mejor y definitiva es la que se publicó hasta 1960. Constance es una mujer que pierde la virginidad antes de casarse, más tarde, ya en matrimonio con un hombre paralítico se relaciona con un amante con el que desarrolla una relación larga y pasional. Dividida entre ambos hombres refinados y cultos, la mujer se abandona a la violencia de la tormenta.

4: En brazos de la mujer madura, Stephen Vizinczey

Las memorias de András Vajda, un hombre que desde la infancia ha sido atraído por las mujeres de mediana edad. Comienza a olvidarse de las jovencitas y se relaciona con la seducción de féminas de más de 30 años. Un catálogo para distinguir las virtudes de las mujercitas que de manera humorística y sarcástica aparecen en la cama de un hombre culto y dado a la enseñanza.

5: Madame Edwarda, Georges Bataille

El proceso de un deseo acrecentado es todo lo que buscas en un libro de Bataille, y esta es la mejor muestra de ello. Madame Edwarda es la imagen de la mujer trasgresora y eróticas que muestra el camino del mal, cada hombre que la sigue es capaz de quedar presa de una realización justo del deseo mismo. Lo que distingue la lectura del francés es el significado del erotismo, un concepto ampliamente gastado, pero que Bataille profundiza para llegar a temas más humanos.

6: Ada o el ardor, Vladimir Nabokov

Ada viene del ruso Hades, que significa infierno. Para muchos es el mejor libro de la historia. Ada y Van son más que amantes, aunque al principio del libro tardamos en descifrarlo, son hermanos gemelos, por lo que su pasión va en contra de todas las leyes de los hombres y las divinas. Ada es ninfómana, mientras Van un libertino, adicto a los burdeles.

7: Sexus, Henry Miller

De Miller son conocidos Trópico de Cáncer y Trópico de Capricornio, pero este texto es considerado una de las mejores y más elocuentes obras que hacen referencia al sexo. El libro es largo y en su mayoría autobiográfico, se centra en la vida neoyorquina del autor antes de su viaje a Europa. Velas, muslos, orgasmos, pasiones y piernas enredadas al cuello son parte fundamental del texto.

8: Las edades de Lulú, Almudena Grandes

Aun en los años de infancia, Lulú con sus 15 años se involucra en una relación con un joven amigo de la familia que despierta en ellas sus primeras experiencias. Así transcurren unos años más, hasta que Lulú tiene 30 y comienza a dividir sus pasiones con otro hombre, un extraño que la puede llevar por el camino de la lujuria y la perdición.

9: Las relaciones peligrosas, Pierre Choderlos de Laclos

Solo en el primer año de su publicación en 1782, se conocieron 11 ediciones. El carácter depravado de los dos personajes principales, la marquesa de Mertuill y el vizconde de Valmont, fueron razón de censura en los altos niveles de la sociedad francesa, fueron incluso los tribunales de la época quienes lo prohibieron en decenas de ocasiones por ser considerado inmoral.

10: La lozana andaluza, Francisco Delicado

En 1528, Aldonza es una mujer hermosa, cocinera y amante, que se convertirá en una prostituta en Roma. La Lozana es descendiente de La Celestina. Con expresiones coloquiales, bromas y un lenguaje desinhibido podemos encontrar en este ejemplo uno de los primeros textos que hablan de las delicias que tiene en los muslos de una mujer y en el cuerpo de un amante.

Con información de ABC y Biblio Enmascarado

LO MEJOR DE DIEZ.mx

1
Llega la nueva temporada de The Walking...
0
Está hecho en México y se aconseja...
 

Tienes que ver esto