Top 10

 

Para quienes dicen que el talento no se hereda…

La familia Jiménez comparte el gusto y talento por la pintura, sus cuatro integrantes lo hacen de manera extraordinaria y algún día esperan montar su obra en conjunto
Cecilia Pérez | 18 de Mayo de 2015 | 18:14

En el marco del “Primer Festival de Arte” del Barrio del Artista celebrado el 16 y 17 de mayo a fin de conmemorar los 74 años de su fundación, se encontraban las Jiménez (por el apellido de la mamá) haciendo, junto con otra decena de artistas, alusión al nombre y fama del excepcional barrio poblano.

El Barrio del Artista que por más de 70 años ha visto transitar por sus calles e instalarse en sus accesorias a cientos de artistas, pintores, músicos, danzantes, escultores, decidió abrir por primera vez un espacio ex profeso para reunir el dibujo, la declamación de poesía, obras de teatro, conciertos de música, intervenciones artísticas, pictóricas y gráficas y al mismo tiempo conmemorar 74 años de su existencia.

Dentro de la exposición de las obras artísticas se encuentra el trabajo de la familia Jiménez, la cual, está conformada por cuatro integrantes, y todos comparten el gusto y talento por la pintura. Mónica Jiménez, la mamá, cuenta que conoció a su esposo pintando en el D.F., después, se mudaron a Puebla en donde crecieron sus dos hijas, quienes al conocer el gusto de sus padres también se inclinaron hacia la pintura. De modo que al día de hoy, desean algún día exponer su obra en conjunto.

Por el momento, lo hicieron en el Festival de Arte, atrayendo cientos de miradas a sus cuadros, en su mayoría  impresionistas, que, confiesa Mónica, es su principal gusto pues los contrastes y los colores siempre le han llamado mucho la atención. También, comenta que le gusta pintar flores y mujeres. En lo que respecta a sus hijas, una se encuentra cursando la licenciatura en Artes Plásticas para continuar con el legado artístico de sus padres, mientras que la otra pinta como un pasatiempo. El papá, al igual que una de sus hijas, utiliza la pintura como pasatiempo, pues se dedica a la museografía, razón por la que eligieron hace unos años mudarse a la ciudad de Puebla.

La plazuela del Barrio del Artista (ubicado en la 8 Norte 410) abrió su espacio a más de 90 obras, dentro de las que se encuentran las de la familia Jiménez, quienes agradecen la creación de estos espacios de difusión para que poblanos y turistas den cuenta del talento poblano en un sitio que por su naturaleza bohemia garantiza una apreciación distinta del arte.

Acerca del Barrio del Artista es preciso señalar su importancia a nivel nacional e internacional. Este espacio surge en 1941 a idea del maestro José Márquez Figueroa, quien impartía la clase de paisaje al aire libre en la Antigua Academia de Bellas Artes, al acudir a El Parían (4 Norte entre la 6 y 8 Oriente) con sus alumnos, descubre las accesorias que en ese momento se utilizaban para otros fines, lo que posteriormente le llevó a pensar que pudieran ser utilizadas como estudios para los artistas plásticos.

 

Ver: T-205, un espacio de arte que dura 205 días

Tienes que ver esto