Parejas

 

Francia intentará definir y delimitar el acoso callejero, y así penalizarlo con cárcel

Si el delito ya no es considerado como menor, podría ser valorado para que los acosadores sean sentenciados de 20 a 30 años en prisión
Estephanie Gutiérrez | 21 de Octubre de 2017 | 05:00

Hay un escándalo que está corrompiendo al mundo del espectáculo desde su centro y los resultados están a la vista de todo el mundo, Hollywood se está levantando como nunca para denunciar el acoso que han sufrido muchas de sus “vacas sagradas” por otras “vacas sagradas”, como nunca ha tomado fuerza el papel del acosador, el alto a la vejaciones, por desagradable que sea, la voz ha sido levantada por un grupo de mujeres, sí, famosas, sí, se ha necesitado que sean ellas quienes den sus casos a conocer, pero en medio de la tormenta ¿dónde quedan las mujeres de a pie?

A través del hashtag #MeToo (Yo También), las mujeres en todo el mundo están dejando plasmadas sus desagradables experiencias, y gracias a ello, el gobierno de Francia está planeando tomar cartas en el asunto, a modo de que se pueda desarrollar una legislación que penalice a los hombres que practican el acoso callejero. Como en cualquier país, en el galo muchas mujeres se han unidos a esta campaña, pero creando su propia etiqueta #BalanceTonPorc, algo así como “desenmascara al cerdo”.

La iniciativa pretende que en las redes sociales se evidencien a los acosadores para frenar su comportamiento; de esta forma se pone de manifiesto a los hombres y se hace visible que lo que están haciendo es un delito.

“Sabemos muy bien en qué punto nos empezamos a sentir intimidadas, inseguras o acosadas en la calle”, explicó Marlen Schiappa, la ministra de Igualdad de Francia para la cadena RTL. Schiappa ha anunciado en el marco de esas declaraciones que el gobierno estudia implementar una legislación específica para combatir el acoso.

De acuerdo con Playground, la ley francesa definiría exactamente qué es el acoso callejero y definirá los límites de qué es un delito sexual, qué implica el acoso, que una persona no puede silbar, perseguir o intimidar a alguien más.

Se establecerá castigos distintos en función de la gravedad del acto. Se prevé que la norma entre en vigor el próximo año, así lo menciona El Comercio.

Uno de los graves problemas del acoso es que no hay una definición para tal, porque “muchas víctimas nos explican que necesitan tiempo para acudir a la justicia” a denunciarlos. Shiappa cree que una prescripción de 20 a 30 años le parece una “posición equilibrada”.

Si el acoso logra definirse, según menciona El País, ya no estaría considerado como un delito menor.

Tienes que ver esto