Parejas

 

Se aumentó los senos de forma descomunal y ahora vive un infierno

Elizabeth Starr es una actriz porno que tiene una copa O, y durante más de 20 años gastó miles de dólares en conseguirlo, hoy su vida está en riesgo
Estephanie Gutiérrez | 27 de Julio de 2017 | 05:00

Si has escuchado la historia de Sabrina, esta te va a resultar muy familiar. Esta mujer se llama Elizabeth Starr y tiene 47 años, es una actriz XXX que por años invirtió miles de dólares en conseguir lo que ella creía eran senos envidiables. Se implantó más de 4 mil centímetros cúbicos de silicón y ahora, aun cuando su vida corre peligro, no quiere quitárselos.

Los implantes de esta mujer son verdaderamente impresionantes y los logró gracias a 60 cirugías diferentes, pero en 1999 le fue colocado un saco de propileno en cada uno de los senos lo que le ha causado terribles consecuencias, de hecho este material está prohibido porque es riesgoso para la salud.

De acuerdo con Telemundo, las prótesis que tiene se diseñaron para ir creciendo ya implantados en su cuerpo, absorberían los fluidos de su organismo, pero una infección en su seno derecho está haciendo que empiece a perder líquidos.

La actriz acudió al programa Botched!, donde los médicos participantes le recomendaron quitarse los implantes, pues corre riesgo de sufrir un “desastre mamario”, según menciona Infobae, pero la mujer no quiere retirarlos debido a que gastó 260 mil dólares en ellos.

Starr asegura que los problemas comenzaron después del implante, cuando una parte de su seno fue extraída, pero a través de los años, los inconvenientes no han cesado.

"Tienes que saber en qué te estás metiendo porque puede cambiar tu vida para siempre", dijo la estrella porno refiriéndose a las múltiples cirugías por las que ha pasado.

Antes de ponerse los implantes, Elizabeth, ahora madre de dos niños, era talla 38 F, hoy porta una talla copa O.

Así es como se en la actualidad y ella ha dicho que muestra lo que le sucedió para que las mujeres no tengan que sufrir lo mismo, según lo menciona El Diario NY

Te recomendamos discreción, pues las imágenes pueden herir tu susceptibilidad.

Tienes que ver esto