Parejas

Las feminazis de Hitler sí existieron

Estas mujeres alemanas no permitía la idolatría hacia los hombres, pero profesaban fidelidad absoluta a su Führer
Estephanie Gutiérrez | 27 de Febrero de 2017 | 06:00

La Liga de Muchachas Alemanas (Bund Deutscher Mädel, BDM por sus siglas en alemán) era la rama femenina de las Juventudes Hitlerianas fundada en 1930, y tras la llegada de los nazis al poder, en 1933, ambas organizaciones fueron las únicas que se permitieron en la Alemania de Hitler.

Últimamente cuando escuchamos que una chica es feminista, de dura afiliación, solemos llamarla en torno de burla, “feminazi”, pero ¿quiénes eran las verdaderas y qué hacían?

Desde diciembre de 1936, el ingreso a la Liga de Muchachas se convirtió en obligatoria, pero sólo podían ser miembros las ciudadanas alemanas de entre 10 y 18 años, étnicamente arias y sin enfermedades contagiosas.

La primera líder fue Trude Mohr, funcionaria de correo y militante del partido nazi desde 1928, nombrada Reichsreferentin en 1934, reportaba directamente a Baldur von Schirach, líder de las HJ. El genuino ideario feminazi se desprende de sus discursos:

"Nuestro pueblo necesita una generación de chicas saludables en cuerpo y mente, seguras y decididas, orgullosas y confiadas, que asuman su lugar en la sociedad con equilibrio y discernimiento; libres de sentimentalismos y, precisamente por eso, poseedoras de una feminidad agudamente definida: ¡camaradas de un hombre, al que no ven como un ídolo, sino como un compañero! Portadoras de los valores del nacionalsocialismo, estas chicas los transmitirán a la próxima generación como baluarte espiritual de nuestro pueblo".

Tras su boda y embarazo en 1937, Mohr fue sucedida por Jutta Rüdiger, doctora en psicología de 27 años, hasta la disolución de la BDM al final de la Segunda Guerra Mundial.

¿Qué hacían?

Además del pensamiento feminista que no permitía la idolatría hacia los hombres, las chicas eran formadas para conocer y adoptar las tradiciones alemanas, aprendían a representar a la mujer en la nueva Alemania, y dentro de su adoctrinamiento podían ser enviadas al campo en granjas de familias numerosas, tenían sus propios uniformes e insignias y fomentaban la rebeldía contra los padres y la sumisión de la pareja, y la fidelidad absoluta a su Führer.

Durante las últimos meses de la guerra, algunas de las chicas se hicieron más famosas, pues tomaron las armas para defender sus territorios, pero no se tiene registro de esto ya que no luchaban como parte del régimen y se unieron de forma voluntaria.

Como otros nazis, algunas de las jóvenes se suicidaron antes de que las hicieran prisioneras los aliados. Tras la guerra, la BDM fue disuelta.

De características similares, en 1934 se fundó en Madrid la Sección Femenina (SF), rama femenina del partido fascista Falange Española, creado por José Antonio Primo de Rivera. La SF funcionó durante cuarenta años, hasta su fin tras la muerte del General Franco.

Con información de Muy Interesante

LO MEJOR DE DIEZ.mx

 

Tienes que ver esto